La familia del gazpacho es rica en variedad y en sabores. La porra de naranja quizá no sea una de las sopas frías más conocidas, pero sí una de las más arraigadas al recetario malagueño. Cuenta el historiador Fernando Rueda que antaño, cuando no había tomate en invierno, se podía sustituir por la naranja, preferiblemente la llamada agraz, que no es tan dulce. 

De la humilde mezcla del zumo de las naranjas, el pan, el aceite y la sal resulta una porra de consistencia más densa que el resto de gazpachos y ajoblancos. El vinagre no entra en la fórmula porque el grado de acidez ya lo aporta la propia naranja. 

En esta receta el quid de la cuestión es que después de hacer el zumo, el pan tenga un tiempo para empaparse (igual que en un gazpacho hacemos lo propio con agua), para que los ingredientes se integren antes de ser triturados. En esta ocasión, servimos la porra con ventresca y aceitunas, para lograr un plato completo, nutritivo y lleno de sabor en cualquier momento del año. 

Si te gusta preparar elaboraciones similares, puedes seguir con alguna de estas 7 sopas frías fáciles y refrescantes (gazpacho, salmorejo, ajoblanco, vichyssoise...). También puedes consultar en nuestra Escuela de Cocina: Cómo transformar tu buenísimo gazpacho en un gazpacho de matrícula.

Como último apunte antes de la receta: una de las mejores porras de naranja se elabora en Arte de Cozina (Antequera), donde su chef Charo Carmona brinda una carta que recupera platos tradicionales de la comarca y de la provincia malagueña. 

Ingredientes paraPorra de naranja con ventresca

  • 1 litro de Zumo De Naranja
  • 1 Ajo
  • 400 gramos de Pan del día anterior
  • 100 gramos de Ventresca De Atún En Conserva
  • 80 gramos de Aceitunas Verdes sin hueso
  • 120 mililitros de Aceite De Oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal

Cómo hacer porra de naranja con ventresca

1. Haz el zumo y deja en remojo el pan

Haz el zumo de naranja. Trocea el pan duro y ponlo en remojo con el zumo de naranja unos 10 minutos. 

1. Haz el zumo y deja en remojo el pan

2. Haz la porra

Coloca en la batidora el pan empapado, el resto del zumo, el ajo pelado sin su germén y sal al gusto. Tritura.

2. Haz la porra

3. Vierte el aceite

Sin dejar de batir, vierte poco a poco el aceite hasta que agarre y sientas la textura más densa. Para cuando la mezcla sea homogénea.

3. Vierte el aceite

3. Enfría la porra

Deja reposar la porra en el frigorífico para que esté fresquita al servirla.

3. Enfría la porra

4. Emplata con la ventresca y las aceitunas

Pica finamente las aceitunas. Escurre la ventresca y separa las lascas. Sirve la porra en cuencos y decora con la ventresca, el picadillo de aceitunas, un poco de perejil picado y unas gotas de aceite.

4. Emplata con la ventresca y las aceitunas

El truco

Las variedades más indicadas para las sopas frías son arbequina y hojiblanca; pero si te gusta notar el picor del aceite, usa un cornicabra.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla