Mousse de frutos rojos

Una mousse de frutos rojos siempre es una buena opción para servir de postre, incluso para una celebración especial. Queda preciosa montándola en tres capas.

Mousse de frutos rojos
12 personas
60 min

5

(2 votos)

Temporada:

Todo el año

Navidad

Técnica:

Sin cocción

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

¿Te gusta el mundo de la repostería y estás buscando una idea que, además de quedar muy bonita y elegante, conquiste tu paladar y el de tus invitados? No te pierdas la propuesta de hoy. Se trata de una mousse de frutos rojos. Perfecta para servir en un día especial, esta tarta de mousse de frutos lo tiene todo para triunfar: una base de crujiente galleta, tres exquisitas capas de mousse de distintos frutos rojos y una decoración con frutas con azúcar que enamora. 

Si te decides a elaborar esta tarta tricolor, es importante, por un lado, que sigas nuestras indicaciones para que las capas de mousse queden perfectas y, por otro, que respetes los tiempos de reposo en la nevera. Así las capas cuajarán bien y no se mezclarán entre sí. Una vez tengas la tarta acabada, decórala con frutos rojos rebozados en clara de huevo y azúcar. Estará estupenda.

Si eres fan de los frutos rojos y quieres descubrir más ideas dulces que los contengan, echa un vistazo a la tarta de queso con arándanos, a la mousse de frambuesa y chocolate negro rallado, a las tartaletas de crema de vainilla o al semifrío de frutas rojas.

Ingredientes paraMousse de frutos rojos

  • 110 gramos de Galletas Digestive
  • 50 gramos de Mantequilla
  • Para la mousse
  • 60 gramos de Frambuesas
  • 60 gramos de Grosellas
  • 80 gramos de Fresas silvestres
  • 100 gramos de Moras
  • 60 gramos de Arándanos
  • 9 hojas de Gelatina (18 g)
  • 450 gramos de Nata Para Montar
  • 180 gramos de Azúcar
  • Para decorar
  • 50 gramos de Frutos Rojos
  • 1 Clara De Huevo
  • 100 gramos de Azúcar

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer mousse de frutos rojos

1. Prepara la base

Prepara un molde desmontable de unos 18 cm de diámetro y forra la base con papel sulfurizado. Tritura las galletas, mézclalas con la mantequilla fundida y extiende la mezcla en la base de la tarta. Reserva 20 minutos en la nevera.

1. Prepara la base

2. Calienta las frutas

Para preparar la primera capa de mousse, hidrata primero 3 hojas de gelatina. Tritura las frambuesas con las grosellas, disponlas en una cacerolita, añade 50 g de azúcar y calienta hasta que el azúcar esté derretido. Aparta del fuego, agrega la gelatina escurrida y remueve para disolverla. Deja enfriar a temperatura ambiente.

2. Calienta las frutas

3. Monta la nata

Bate 150 g de nata y, cuando empiece a espesar, añade 10 g de azúcar y continúa batiendo hasta montarla. Con movimientos envolventes, mezcla la nata con el puré de frutos rojos y vierte la mezcla en el molde, sobre la base de galleta. Deja enfriar 3 horas, como mínimo, o hasta que cuaje.

3. Monta la nata

4. Prepara la segunda capa

La segunda capa se prepara igual que la primera, cambiando los frutos rojos por las fresitas silvestres y 40 gramos moras.

4. Prepara la segunda capa

5. Fija las capas de mousse

Para la tercera capa, utiliza las moras restantes y los arándanos. Antes de verter una nueva capa de mousse, pincha la anterior, ya cuajada, con un tenedor para que penetre parte de la nueva mousse y queden bien fijadas las capas.

5. Fija las capas de mousse

6. Reboza en clara y azúcar

Para decorar, pasa los frutos rojos por clara de huevo batida y después por azúcar. Deja secar antes de colocarlos sobre la mousse. 

6. Reboza en clara y azúcar

Consejos para que la mousse de frutos rojos quede deliciosa

  • Utiliza bien la gelatina. Recuerda que, antes de usarla, debes dejarla remojar para que se hidrate y luego escurrirla. También es importante no dejarla hervir porque quedaría pegajosa.
  • Con chocolate. Puedes añadir unas virutas o unos fideos de chocolate por encima de la tarta de mousse. Otra idea es escoger chocolates de tres colores y fundirlos al baño María o en el microondas. Viértelos en pequeños cornetes de papel de horno y deja caer unos finos hilos sobre la superficie de la tarta.
  • Tarta individual. En lugar de preparar una tarta grande, puedes elegir moldecitos más pequeños y hacer minitartitas.
  • Con menta. Justo en el momento de servir la tarta, decórala con unas hojitas de menta. Le darán un toque refrescante.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?