POSTRES Y DULCES

Milhojas de piña caramelizada con crema de mascarpone

Dale a tu mesa un toque de distinción con estos milhojas exquisitos que se montan alternando rodajas de piña caramelizada con rosetones de queso mascarpone batido con nata.

Personas: 4 Tiempo: 20 min

paso_a_paso_para_realizar_milhojas_de_pina_caramelizada_con_crema_de_mascarpone_resultado_final

Ingredientes para Milhojas de piña caramelizada con crema de mascarpone

  • 1 piña natural
  • 500 g queso mascarpone
  • 350 ml nata para montar
  • 130 g azúcar
  • 1 copita ron añejo
  • Para decorar
  • ramitas tomillo limonero

Temporada: Todo el año

Técnica: Técnica mixta

Tipo Plato: Postres

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (5 votos)

Ya sabemos que la fruta es es sanísima y que hay que consumirla a diario. Pero ¿cómo conseguir que los más reacios se animen a comerla? Muy fácil: solo tienes que incluir distintas frutas en tus recetas dulces. Empieza por este tentador milhojas de piña caramelizada con crema de mascarpone, una receta rápida y sencilla que queda de lo más apetecible.

Si prefieres seguir nuestra receta al pie de la letra porque no te apetece arriesgar vas a acertar seguro, pero si te gusta innovar y cambiar algunos detalles ¡adelante!, porque este milhojas de piña caramelizada con crema de mascarpone es tan fácil que sale siempre bien.

Para hacer la receta hemos cortado la piña en rodajas con un aro de cocina, pero puedes utilizar un cortapastas con distintas formas (estrella, cuadrada, rectangular) para que la presentación sea más original.

¿Y qué te parece rellenar el milhojas con capas de sorbete de limón o de coco? Combinan de maravilla con el sabor de la piña. Para terminar, justo antes de servir los milhojas, espolvorea por encima un poco de ralladura de lima o de jengibre recién molido para darle un toque ácido.

Los milhojas de frutas tienen una variedad infinita de posibilidades, porque siempre puedes aprovechar las que estén de temporada, como este milhojas crujiente con frutas caramelizadas, que lleva piña, manzana, pera y plátano, y es perfecto para el otoño. Y si el calor aprieta, apuesta por un refrescante milhojas de fruta con sandía, melón, ciruela..., o por el milhojas de nectarina, una deliciosa combinación de capas de pasta brick, fruta y nata que es un regalo para el paladar.

Cómo hacer Milhojas de piña caramelizada con crema de mascarpone

1. Corta la piña

1. Corta la piña

Corta la piña en 12 rodajas. Coloca un aro de cocina sobre una rodaja, presiona y gíralo hacia ambos lados para recortar 1 disco de fruta. Repite la operación hasta obtener 12 círculos.

2. Haz el relleno

2. Haz el relleno

Dispón el queso mascarpone en un cuenco grande, con la nata y 100 g de azúcar. Bate estos ingredientes, con las varillas manuales, hasta que el queso empiece a montarse y a endurecerse.

3. Reserva en la nevera

3. Reserva en la nevera

Pasa la crema de queso y nata a una manga pastelera con boquilla lisa mediana y reserva en la nevera hasta el momento de utilizarla, para que adquiera consistencia.

4. Prepara el caramelo

4. Prepara el caramelo

Pon al fuego una sartén antiadherente con el resto del azúcar y el ron, si lo vas a utilizar, y calienta hasta que el primero se funda y obtengas un caramelo dorado.

5. Dora la fruta

5. Dora la fruta

Añade a la sartén los círculos de piña, de dos en dos, y caramelízalos durante unos minutos a fuego suave; dales la vuelta con ayuda de una espátula y deja que se doren por el otro lado; si hace falta, haz algo más de caramelo calentando 20 g más de azúcar con un par de cucharadas de ron hasta que el primero se funda.

6. Monta los milhojas

6. Monta los milhojas

Coloca 4 rodajas de piña en otros tantos platos de postre y dispón encima unos copetes de crema de mascarpone, con la manga pastelera. Añade otro disco de fruta y más copetes crema, y termina con el último círculo de piña. 

7. Decora y sirve

7. Decora y sirve

Dispón en la superficie de cada milhojas 3 copetes de crema de queso, con la manga pastelera. Decora con el tomillo limonero, lavado y seco, y sirve enseguida.

El truco:

Justo antes de servir este dulce, espolvorea por encima un poco de ralladura de lima o de jengibre recién molido para darle un toque ácido.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?