Está visto y comprobado que la freidora de aire o Air Fryer es mucho más que un simple electrodoméstico que te permite freír los alimentos de forma saludable. Y es que, además, en ella podrás asar, guisar y hornear de forma que le saques el máximo partido a tus elaboraciones sin aceite.

Son muchas las recetas que podrás hacer en este electrodoméstico tan versátil. Desde estos sencillos snacks que puedes cocinar en freidora de aire, hasta acertar con el punto de la carne. ¿Te animas a hacer un entrecot en freidora de aire?

Cómo hacer tarta de queso en freidora de aire

O quizás te apetece algo más dulce. Como esta deliciosa receta de tarta de manzana tradicional en freidora de aire o esta increíble y cremosa tarta de queso de @ugar90. Mira su vídeo en Instagram y sigue las instrucciones, porque ¡quedará perfecta!

Tarta de queso en freidora de aire
Para 4 personas
Ingredientes
  • 350 gramos de queso crema light
  • 4 huevos
  • 40 gramos de maicena
  • 1 rulo de queso de cabra (180 gramos)
  • Esencia de vainilla
Paso a paso
  1. Forra el molde

    Para esta tarta necesitarás un molde redondo desmontable de 18 cm. Forra la base y las paredes del molde con papel sulfurizado.

  2. Mezcla los ingredientes

    Coloca en el vaso de la batidora el queso crema, los huevos, la maicena y el queso de cabra troceado. Tritura hasta obtener una crema homogénea y de consistencia semi espesa. Agrega la esencia de vainilla y bate de nuevo hasta que quede perfectamente integrada. Si quieres endulzar un poco la tarta, será suficiente con una cucharada de azúcar o un hilo de sacarina líquida.

  3. Hornea en la freidora de aire

    Vierte la mezcla de la tarta en el molde y hornea la tarta 30 minutos con la freidora programada a 160ºC. Para controlar mejor el horneado, te recomendamos que la coloques en la parte central de la freidora y vigiles el color de la superficie de la tarta. Si la quieres más tostadita, sólo tendrás que colocarla en la parte superior unos minutos antes de finalizar el horneado.

  4. Enfría y desmolda la tarta

    Pasado el tiempo de horneado, deja que la tarta se enfríe un poco a temperatura ambiente, y resérvala al menos un par de horas en la nevera antes de servirla. Pasadas las 2 horas, desmolda cuidadosamente el pastel y ya lo tienes listo para servir.