Seguro que alguna vez te has preguntado de dónde sale el cabello de ángel, ese relleno tan particular de muchos de los dulces de nuestro recetario tradicional, como los hojaldres de cabello de ángel.

Si todavía no has probado las farinosas de Castellón rellenas de cabello de ángel, te recomendamos que las prepares en época de Cuaresma porque son deliciosas y además te quedarán perfectas siguiendo nuestra receta.

¿Qué beneficios tiene el cabello de ángel?

PASO A PASO PARA REALIZAR BORRACHUELOS DE MÁLAGA CON ANÍS Y CABELLO DE ÁNGEL

También llamado dulce de cidra, el cabello de ángel casero se utiliza en medicina popular como agente diurético, así como para tratar los procesos inflamatorios.

Lo mejor de todo, es que podrás hacer tu propio cabello de ángel casero con cualquier calabaza, pero la mejor para prepararlo es la variedad cidra, con una pulpa súper carnosa.

Cómo conservar el cabello de ángel casero

Una vez preparado, lo mejor para conservarlo es colocarlo dentro de un tarro de cristal con cierre hermético, y guardarlo en la nevera para consumirlo en los próximos días.

Partiendo de la base de que tendrás un delicioso cabello de ángel casero, estos pastissets de Tortosa rellenos de cabello de ángel se convertirán en el bocado más irresistible de la sobremesa con un delicado toque de canela en la masa y el relleno más sabroso.

Un postre súper vistoso y facilísimo con el que además sorprenderás a todos tus invitados, es esta ensaimada de pasta filo rellena de cabello de ángel. Queda súper crujiente por fuera gracias a las capas de masa filo, y con un interior casero súper dulce.

paso_a_paso_para_realizar_farinosas_de_castellon_rellenas_de_cabello_de_angel_extender_la_masa_con_un_rodillo

 

 

¿Cómo hacer el cabello de ángel?

Para preparar este dulce casero, además de 1 kilogramo de pulpa de una calabaza cidra, necesitarás 400 gramos de azúcar, 2 ramas de canela, y la ralladura de la piel de medio limón.

1. Trocea la calabaza

Lava y seca la calabaza para trocearla en cuadrados regulares para que todos queden igual de cocidos. Hazlo con ayuda de un cuchillo bien afilado partiendo primero la calabaza a la mitad, cortando la calabaza en láminas gruesas, haciendo finalmente los cuadrados.

2. Cuece la calabaza

Coloca los trozos de calabaza en una cazuela de buen tamaño, y cubre con agua para cocerla a fuego medio durante 1 hora aproximadamente hasta que la calabaza quede tierna. Lo sabrás cuando cojas un trozo y puedas retirar la piel de la pulpa fácilmente con ayuda de una cuchara. Escurre la calabaza.

3. Pela la calabaza

Una vez escurrida, coge los trozos de calabaza y retira las semillas con ayuda de una cuchara para posteriormente retirar igualmente la piel de la pulpa raspando suavemente.

4. Prepara el cabello de ángel

Con ayuda de las manos, desmenuza la pulpa de la calabaza y colócala en un cuenco amplio para pesarla y asegurarte de que por cada kilogramo de calabaza, necesitarás añadir 400 gramos de azúcar. Coloca la pulpa junto con el azúcar, la canela y la piel de limón para cocer a fuego lento 1 hora y 30 minutos removiendo de vez en cuando. Pasado el tiempo, aparta del fuego, retira el limón y la canela, y conserva el cabello de ángel en tarros de cristal con cierre hermético.