Accesorios básicos que mejoran tu disfrute del vino

Desde el sacacorchos más sencillo a los enfriadores de última generación, el mercado del vino cuenta con "gadgets" y accesorios que permiten al aficionado/a sacar el mejor partido de su bodega personal. Listamos los instrumentos imprescindibles y escogemos nuestros modelos favoritos.

The Durand
Isabel Acevedo
Colaboradora

El mundo del vino ha evolucionado una barbaridad en las últimas décadas. Ya no es un coto cerrado a unos pocos, sino un universo que se ha abierto a nuevos públicos ávidos por descubrir nuevos tipos de vinos, nuevas variedades, nuevas denominaciones de origen y nuevos elaboradores de muy diversos puntos del planeta.

Pero no solo se ha ampliado la oferta de vinos y el número de amantes del vino, también toda la liturgia que envuelve a la bebida de Baco se ha visto convulsionada por una auténtica revolución causada por la irrupción de los “winegadgets”, aquellos accesorios que mejoran la vida de un vino abierto o la experiencia de la cata.

Para “millennials” y veteranos

Estos artilugios no solo son un capricho para “millennials” que quieren adentrarse en el mundo del vino equipados con toda la tecnología posible, son también piezas buscadas por grandes conocedores del vino que entienden que cada pieza tiene una función.

Son, en definitiva, el mejor regalo para los que quieren disfrutar del jugo de la uva fermentado, a veces sin necesidad de abrir la botella, y otras veces para abrirla sin tener que acabarla.

Porque cuando se trata de tener un detalle con un aficionado al vino (o un autorregalo) el clásico juego de copas puede ser un buen punto de partida, pero hay muchísimos otros accesorios que todo apasionado de la bebida de los dioses sabrá apreciar.

Los accesorios imprescindibles del vino

Dentro del enorme abanico de artilugios o “winegadgets”, ¿cuáles son los imprescindibles?

Cinco son los utensilios que nos ayudarán a mejorar la experiencia de saborear con los cinco sentidos:

  • Los sacacorchos.
  • Los enfriadores y vinotecas.
  • Los termómetros.
  • Los decantadores.
  • Los tapones y sistemas de conservación.

Los sacacorchos

El sacacorchos es el más básico, puesto que sin él, difícilmente podemos degustar un vino (aunque luego veremos que sí es posible). Eso sí, aunque parezca el objeto más sencillo de todos, no lo es.

En la actualidad existen infinidad de tipos de sacacorchos. Entre estos accesorios encontramos desde diseños elaborados de acero inoxidable de alta calidad, a algunos modelos eléctricos que nos facilitan el acto de abrir una botella. Son herramientas diseñadas generalmente para durar mucho tiempo y satisfacer los gustos de los amantes del vino más exigentes. Básicamente podemos encontrar sacacorchos de las siguientes formas y tipos:

En forma de T

El más clásico de todos, pero no por ser antiguo ha perdido vigencia. Lo cierto es que se necesita cierta destreza para saberlo usar. Hoy día, además, los hay desde sencillos sacacorchos con mangos de madera, a otros de auténticos coleccionistas elaborados con materiales nobles.

De dos pasos

Es el más utilizado por su sencillez a la hora del descorche. Es práctico y de dimensiones pequeñas. Solo hay que introducir el espiral en el corcho y luego apoyar la otra pieza.

De láminas

Este sacacorchos es ideal para aquellas botellas de guarda o antiguas, porque extrae el corcho de forma que no se rompa. Pero usarlo precisa de práctica y pericia para descorchar con éxito.

En forma de alas

Es el más extendido por su fácil mecanismo de extracción. El procedimiento consiste en insertar la espiral metálica en el corcho para luego valerse de las dos alas para extraerlo sin romperlo.

En forma de rosca

También es ideal para realizar un descorche limpio, sin necesidad de mucha fuerza ni pericia. Simplemente hay que introducir la espiral en el corcho hasta el tope y luego girar la manivela para sacar el corcho.

Eléctrico

Es la evolución del sacacorchos en diseño y funcionalidad. Ideal para lograr descorchar sin ningún tipo de esfuerzo. Con este sistema solo hay que pulsar un botón y el sacacorchos hará todo el trabajo por nosotros de manera rápida y sencilla.

De palanca

Su mecanismo es plegable, económico, no daña el corcho al extraerlo y es fácil de usar. Para usarlo hay que colocar el sacacorchos en el cuello de la botella, introducir la espiral por medio de la palanca y luego retirarla para sacar el corcho.

De aire comprimido

Este abridor es útil para descorchar una botella con facilidad, aunque usarlo puede alterar la composición del vino. El método de empleo de este sacacorchos consiste en bombear aire comprimido por medio de una aguja para extraer el corcho.

Nuestra selección

sacacorchos TURATA
Sacacorchos eléctrico Turata
  • Precio: 29,99€

COMPRAR

Descorchar una botella sin esfuerzo y en cuestión de segundos. Esto es lo que nos ofrece este artilugio de diseño elegante y moderno. Lleva incorporada una luz LED que cambia de color al abrir la botella. Además, incluye accesorios como un tapón de vacío que ayudará a conservar el vino una vez abierto. Una vez cargado puede llegar a abrir hasta 40 botellas de vino.

***

The Durand
Sacacorchos The Durand
  • Precio: 254€

COMPRAR

Los expertos dicen que es el sacacorchos definitivo, porque ofrece las prestaciones de un sacacorchos de espiral convencional, con las de un sacacorchos de láminas, ideal para tapones de corcho envejecidos o de botellas antiguas. Con este sacacorchos, primero se introducen las láminas y, una vez introducido, se inserta la parte con la espiral. Conjuntamente, ambas partes permiten extraer con mayor facilidad los corchos más frágiles de las botellas.

Los enfriadores de vino

Estos dispositivos nos ayudan a mantener una temperatura más baja en la botella, consiguiendo que el vino alcance los grados ideales para su consumo. Son muy útiles ya sea para enfriar un vino antes de consumirlo o para conservar en el mejor estado tus botellas favoritas. De hecho, para este fin, las cavas climatizadas son la mejor solución y un accesorio imprescindible para los amantes de la cultura del vino.

Antes de decidirnos por un sistema u otro, deberíamos tener en cuenta qué uso le vamos a dar, las funciones que ofrecen, la cantidad de botellas que caben y la protección que ofrecen al vino. La gama es amplia. Veamos opciones:

Enfriador de vino acrílico

Son cubiteras individuales evolucionadas, pues colocamos el hielo en la cavidad disponible, lo que va enfriado la botella sin contactar con ella directamente.

Enfriador de vino de acero inoxidable

Los hay con sistemas de enfriamiento automático, por lo que no necesitan hielo. Mantiene la temperatura estable durante el consumo.

Vinotecas

Aquí podríamos extendernos hasta redactar un artículo aparte. Porque vinotecas hay de mil y un estilo. Desde las eléctricas a las de sistema condensador, más ruidosas y pesadas, pero también más eficaces; con varias temperaturas, con capacidad para 3 o 300 botellas (o más). Lo malo es que ocupan espacio en casa, por lo que hay que buscarle una ubicación estable. Además, su precio no suele estar al alcance de todos.

Enfriadores rápidos

Un paso más allá de las cubiteras y las fundas de silicona convencionales. Estos aparatos consiguen enfriar una botella en pocos minutos, y a la temperatura deseada, con solo apretar un botón. En algunos modelos, solo debes introducir hielos y elegir la botella que deseas enfriar ya que posee diferentes programas en función de la botella a enfriar. Es 40 veces más rápido que un congelador y 90 veces más rápido que una nevera.

Nuestra selección

Vinicave Climadiff
Enfriador Vinicave Climadiff
  • Precio: 139 €

COMPRAR

Este enfriador de botellas es una herramienta ideal para enfriar una botella de vino antes del consumo. Es eléctrico y permite hasta 30 temperaturas graduables entre 6 y 18 ºC, aunque también el sistema táctil permite enfriar el vino según sea blanco, rosado o tinto. Su sistema termoeléctrico Peltier mantiene la temperatura constante, y desde la pantalla led podrás controlar en todo momento a qué grados se encuentra la botella.

Los termómetros

La temperatura de servicio del vino es un factor importantísimo para poder saborear en todo su esplendor cada gota, cada sorbo. De ahí que los artilugios que permiten conocer esa información son muchos y muy diferentes. Siempre debemos verificar que el termómetro está elaborado con materiales de calidad y que tiene las dimensiones necesarias. ¿Qué tipos de termómetros podemos encontrar?

Termómetros convencionales

Suelen ser digitales, con una sonda que se coloca en una especie de tapón que introducimos en la botella.

Termómetro de infrarrojos

Permite conocer la temperatura del vino gracias a un láser de infrarrojos. Funciona a pilas e indica la temperatura en la pantalla led.

Anillos termómetros

Suelen estar elaborados con acero y vidrio. Se colocan en el exterior de la botella y en pocos segundos indica la temperatura.

Nuestra selección

SnapThermometer
Termómetro SnapThermometer
  • Precio: 10 €

COMPRAR

Este moderno y práctico brazalete de silicona nos permite conocer la temperatura exacta del vino en unos segundos. Solo hay que colocarlo alrededor de la botella, y listo. Además cuenta en la parte trasera con un índice de temperatura, para conocer qué temperatura es la ideal para cada tipo de vino.

Los decantadores

El decantador es uno de los artilugios más deseados por los apasionados del vino. Permite que el vino se airee y evolucione fuera de la botella para expresar mucho mejor todas sus cualidades justo antes del servicio.

Los hay con diseños y calidades de lujo, o sencillas boquillas tipo aireador que se colocan en las boquillas de las botellas. En los últimos tiempos, también han aparecido decantadores con filtro, perfectos para evitar que pasen los sendimientos a la copa, o incluso decantadores inteligentes, conectados a nuestro smartphone por bluetooth.

Centrándonos en los de toda la vida, los tipos de decantadores convencionales son básicamente de dos tipos, aunque también se pueden clasificar por su diseño según tengan forma de ganso, con forma de trompeta, con forma de pato o de formato estándar.

Decantadores de máxima oxigenación

Son de cuello ancho. Más fáciles de limpiar y de airear el vino.

Decantadores de mínima oxigenación

Su cuello es más estrecho. Perfectos para separar sedimentos, ya que por su diseño se quedan en el fondo del decantador.

Nuestra selección

Smaier
Smaier
Decantador Smaie
  • Precio: 32€

COMPRAR

Este accesorio de vino es perfecto para aquellos que se inician. Se trata de un oxigenador con forma de ganso con poca capacidad (1,2 l), pero gracias a su tamaño reducido, este decantador es idóneo para vinos tintos jóvenes con poco cuerpo. Elaborado en cristal sin plomo, es bastante fácil de limpiar, por lo que podemos ahorrarnos unos euros si no queremos comprar su soporte de limpieza.

***

Aireador de vino Magic Decanter Deluxe con soporte
Magic Decanter Deluxe
Aireador de vino Magic Decanter Deluxe con soporte
  • Precio: 29,95€

COMPRAR

Práctico, y con bonito diseño. Este aireador de vino es muy sencillo de utilizar: coloca una copa debajo del juego de la torre y vierte vino a través de la abertura. A medida que el vino corre, el diseño innovador interno del aireador genera una mayor velocidad en el flujo del vino al tiempo que disminuye su presión. Esta diferencia de presión atrae la cantidad perfecta de aire que se mezcla con el vino favoreciendo el bouquet, y dejando aflorar los sabores. Ojo, que la torre de tres piezas (brazo, base y rejilla antisalpicaduras) se desmonta fácilmente cuando no está en uso.

***

iSommelier Pro Decantador inteligente de Ifavine
Decantador inteligente Ifavine iSommelier Pro
  • Característica: 699€

COMPRAR

Pura tecnología al servicio de la bebida de Baco. Este decantador inteligente está conectado a una app que, mediante bluetooth, puede hacer auténticos milagros. Optimiza la aireación del vino, permitiendo que incluso de los más “cerrados” puedan disfrutarse en apenas unos minutos, con sensaciones como si el vino llevase horas abierto. La app, además, permite almacenar datos para que cuando tengas la oportunidad de abrir una nueva botella de la misma región vinícola, marca y también añada, el decantador sepa qué tiempo es necesario para su aireación perfecta. No es recomendable para vinos históricos, pero sí para el resto de vinos.

Los tapones y sistemas de conservación

Otros artilugios que triunfan cada vez más son los que nos permiten conservar el vino que no bebemos de una sentada. El abanico es muy amplio: desde tapones de diseño hasta bombas de vacío para cerrar de nuevo la botellas como si nunca se hubieran descorchado.

De hecho, en este apartado también podríamos descubrir uno de los artilugios que más ha revolucionado el sector vinícola, el Coravin, un invento que permite servir vino sin descorchar la botella, por lo que el resto del líquido que no se consume se guarda en la botella como si nada hubiera pasado.

Nuestra selección

 

Vacuum de Snwunn
Tapón Vacuum de Snwunn
  • Precio: 12,99 € (2 unidades)

COMPRAR

Abrir un vino, no acabarlo y poder degustarlo otro día disfrutando de la misma experiencia ya es posible con estos tapones que conservan su esencia gracias a su cierre al vacío. Además, te permiten marcar la fecha de apertura. Fabricado en ABS y silicona, este tapón universal se adapta a todas las botellas, y ayuda a extraer el aire acumulado en la botella para mantener el vino fresco más tiempo. Se adapta a la mayoría de envases, también con los de cava y champagne.

***

Coravin Model Three
Tapón sin descorche Coravin Model Three
  • Precio: 199€ 

COMPRAR

Un sistema revolucionario que permite servir vino sin descorchar la botella, permitiendo que el vino sobrante se conserve en el envase durante días, meses o incluso años. Las abrazaderas SmartClamps dejan colocar y quitar fácilmente el sistema de cualquier botella. Lleva incluido un tapón de rosca Coravin que permite usar el sistema en los vinos con tapones de rosca, así como dos cápsulas Coravin para permitirte servir hasta 30 copas de 150 ml. Simplemente inserta, inclina y sirve, luego guarda el resto de la botella.

Requiere de cargas que pueden comprarse a parte y de recambios de agujas. No es recomendable para botellas antiquísimas y espumosos.

...la lista sigue

En lo referente a utensilios y “winegadgets” no todo acaba aquí. En el mercado podemos encontrar artilugios tan sorprendentes como las agujas medidoras de añadas, a los sencillos anillos antigoteo, pasando por un variopinto catálogo de regalos y obsequios para amantes del vino.

Este listado se engrosa con objetos como las cajas de aromas de defectos, para iniciarse en el mundo de la cata; los tampones enfriadores; los bolsos y maletas de viaje portabotellas irrompibles; los identificadores de copas; los cortacápsulas, etc. 

Y es que en el universo del vino, aunque parezca que todo está inventado, sigue habiendo un vasto terreno que indagar, así que mejor hacerlo equipado con los mejores utensilios. ¡Salud!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?