Crema fácil de champiñones

¿Quieres un entrante fácil de hacer y muy calentito? Prepara esta crema de champiñones, es económica y muy sabrosa. Y puedes prepararla con antelación.

Crema de champiñones
Óscar Sanz
Óscar Sanz
Cocinero
4 personas
45 min

5

(4 votos)

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Rehogado

Plancha

Tipo Plato:

Primeros platos y entrantes

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Las cremas de verduras y setas son un plato fácil de hacer y que te permiten aprovechar todo lo que tienes en la nevera. Y son perfectas como primer plato en un día de invierno, bien calentitas, o como cena ligera para el buen tiempo, si las tomas frías o a temperatura ambiente.

Si quieres que te quede una textura un poco más espesa, pero sin alterar demasiado el sabor de los ingredientes, puedes añadir una patata mediana troceada cuando agregas el caldo a la cazuela. Y recuerda, si no tienes caldo casero, puedes utilizar caldo envasado o incluso diluir una pastilla de concentrado de caldo en 1,25 litros de agua.

Esta crema de champiñones es un clásico de la cocina diaria, igual que las cremas de verduras, pero si buscas una crema para un día especial, prueba esta crema de boletus. En temporada de setas, puedes preparar esta crema de verduras con rebozuelos y champiñones.

Ingredientes paraCrema fácil de champiñones

  • ½ kilogramo de Champiñones
  • 2 Cebollas
  • 60 gramos de Harina De Trigo
  • 250 mililitros de Leche
  • 80 gramos de Mantequilla
  • 1,25 litros de Caldo De Pollo
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer crema fácil de champiñones

1. Limpia los champiñones

Elimina los posibles restos de tierra que tengan, bien sea pasándoles un trapo húmedo o lavándolos bajo el chorro del grifo. Pero no los dejes en remojo, porque absoberían demasiada agua y afectaría al sabor de la crema. Córtales el tallo y trocéalos (reserva un par de ellos enteros para decorar).

1. Limpia los champiñones

2. Rehoga la cebolla

Pela y pica bien finas las cebollas. Derrite la mantequilla en una cazuela y vierte la cebolla dentro. Rehoga unos 4 minutos a fuego lento para que no llegue a dorarse. En este punto, añade los champiñones, salpimienta y rehoga otros 2 o 3 minutos más. Pon a calentar el caldo de pollo a fuego medio.

2. Rehoga la cebolla

3. Añade la harina

Agrega la harina y remueve con una cuchara para que se reparta y quede bien mezclada con el resto de ingredientes. Añade después un cucharón de caldo sin dejar de remover para que no se hagan grumos. Luego, cubre con el resto de caldo, baja el fuego y cuece durante 30 minutos aproximadamente.

3. Añade la harina

4. Termina la crema

Añade la leche y tritura todos los ingredientes con la batidora. Corrige la crema de sal y pimienta (ten en cuenta que le espolvorearás un poco más de pimienta para decorar) y resérvala. Si no vas a consumirla el mismo día, espera a que se enfríe y luego guárdala en la nevera.

4. Termina la crema

5. Prepara la decoración

Lamina los 2 champiñones que habías reservado. Calienta una sartén con un hilo de aceite y reparte las rodajas de champiñón para que se doren ligeramente. Al servir la crema, pon encima un par de rodajas de champiñón, unas gotas de aceite y una pizca de pimienta recién molida.

5. Prepara la decoración

El truco

Si quieres que quede más cremosa, añade, una vez retirada del fuego, 100 ml de nata batida y dos yemas de huevo.

Consejos para una crema de champiñones deliciosa

  • Esta crema la hemos preparado con champiñones, pero podrías utilizar otras variedades de setas, como setas de cardo, shiitakes, rebozuelos... E incluso mezclarlos para lograr un sabor más completo.
  • Lo ideal es preparar la crema con setas frescas, pero si no encuentras puedes emplear setas congeladas. Saltéalas directamente en una sartén con un fondo de aceite, sin descongelar, y luego sigue la receta.
  • En lugar de cebollas, puedes utilizar chalotas, puerros o cebolletas, también quedará deliciosa.
  • Para decorar, corta unas tiras finitas de puerro y fríelas en aceite bien caliente. Le darás un toque crujiente que le va muy bien a esta crema.
  • O puedes recurrir a los tradicionales picatostes de pan, ya sea frito o tostado. Te recomendamos que los hagas tú: corta el pan a dados, fríelo en una sartén con un par de cucharadas de aceite y espolvoréalo con sal y pimienta. Si quieres, puedes añadirle un poco de curry, orégano, hierbas provenzales...
  • Si quieres darle un toque "crunchy" pero no tienes tiempo para cocinar nada extra, tritura unos quicos de maíz frito y listo.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?