Triángulos o pañuelos, así se llaman estos dulces bocados que se preparan en muy poquito rato. ¡Aunque te aseguramos que menos tardarán en desaparecer del plato!

Se preparan con masa o pasta filo, una masa fina que puedes comprar en cualquier supermercado o tienda de alimentación (suele estar cerca del hojaldre y la masa brisa). La pasta filo es un poco delicada de trabajar, porque se seca con facilidad y entonces resulta quebradiza. El truco para que no se te haga añicos entre los dedos es mantener siempre el nivel de humedad de la masa, algo que se consigue fácilmente cubriéndola con un paño de algodón limpio humedecido en agua. Y, cuando vayas a rellenarla, debes trabajar con cierta rapidez.

Parte del tiempo que tardarás en elaborar este postre lo dedicarás a hacer la masa de chocolate del relleno, pero si tienes poco tiempo para cocinar, puedes usar una crema de cacao comprada.

Ingredientes paraTriángulos crujientes rellenos de crema de chocolate

  • 4 hojas de Pasta Filo
  • 30 gramos de Mantequilla
  • 2 cucharadas de Azúcar Glas
  • Para el relleno
  • 100 gramos de Avellanas tostadas
  • 50 gramos de Aceite De Girasol
  • 30 gramos de Cacao En Polvo
  • 40 gramos de Azúcar
  • 100 mililitros de Leche
  • 1 cucharadita de Extracto De Vainilla

Cómo hacer triángulos crujientes rellenos de crema de chocolate

1. Prepara el relleno

Tritura las avellanas con ayuda de una picadora o un robot de cocina hasta reducirlas casi a polvo. Vierte el aceite en un bol, añade el cacao en polvo, el azúcar, la leche y el extracto de vainilla, y remueve con varillas manuales hasta que todo quede bien mezclado.

1. Prepara el relleno

2. Agrega las avellanas y reserva

Añade las avellanas molidas y, esta vez con varillas eléctricas, sigue mezclando hasta integrarlas y obtener una crema uniforme. Tápala con film plástico y deja que repose en la nevera al menos durante 2 horas para que coja cuerpo.

2. Agrega las avellanas y reserva

3. Pincela la pasta filo con mantequilla

Pon la mantequilla en un cazo al fuego y caliéntala, lentamente, hasta que se funda. Extiende las hojas de pasta filo sobre papel sulfurizado, pincélalas con parte de la mantequilla y córtalas por la mitad, en dos tiras iguales.

3. Pincela la pasta filo con mantequilla

4. Rellena y forma los triángulos

Reparte la crema de cacao, solo una cucharada, entre las tiras de pasta, y dóblalas, envolviendo la crema hasta obtener triángulos.

4. Rellena y forma los triángulos

5. Hornea los triángulos

Pinta todos los triángulos con la mantequilla restante, espolvoréalos con azúcar glas y ponlos en la placa forrada con papel de horno. Introduce los triángulos en el horno precalentado a 180° y cuécelos 15-18 minutos, hasta que se doren.

5. Hornea los triángulos

El truco

También puedes rellenar los triángulos con mazapán, membrillo, o frutos secos picados y mezclados con azúcar y especias.

Alternativas para tus triángulos crujientes rellenos de crema de chocolate:

  • Puedes rellenar los triángulos con otras cremas dulces, como cabello de ángel, mermelada o confitura del sabor que más te guste o crema de chocolate blanco.
  • Nosotros hemos espolvoreado los triángulos con azúcar glas, pero también puedes decorarlos con cacao en polvo.
  • Decora los triángulos con unos hilos de miel o de salsa de caramelo justo antes de servirlos, para que no se reblandezcan.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla