Risotto de boletus y tomates secos (fácil y delicioso)

Cremoso y con un delicado sabor, este risotto de boletus y tomates secos es un verdadero placer para los sentidos. ¿Quieres saber cómo se elabora?

Jani Paasikoski

Risotto de boletus y tomates secos

Así de apetitoso queda el risotto de boletus y tomates secos.

Cocina Fácil
4 personas
35 min

5

(1 voto)

Dieta:

Mediterránea

Vegetariana

Temporada:

Otoño

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Primeros platos y entrantes

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Sin gluten
Sin huevo

La clave para que el risotto quede perfecto es añadir el caldo, cacito a cacito, a medida que se evapore y no parar de remover para que suelte el almidón. Luego, una vez esté listo, retíralo del fuego, incorpora la mantequilla y el queso y vuelve a remover hasta que queden bien integrados.

Además de boletus, puedes agregar otras setas de temporada como los níscalos o los rebozuelos.

Ingredientes paraRisotto de boletus y tomates secos (fácil y delicioso)

  • 240 gramos de arroz arborio
  • 8 decilitros de caldo de verduras
  • 400 gramos de boletus
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gramos de tomates secos en aceite de oliva
  • 50 gramos de mantequilla
  • 75 gramos de queso parmesano
  • 2 decilitros de vino blanco
  • 2 tallos de cebollino
  • aceite de oliva
  • pimienta
  • sal

1. Prepara los ingredientes

Lleva a ebullición el caldo, retira del fuego y resérvalo caliente. Elimina la base terrosa de las setas; lávalas, sin dejarlas en remojo. Escúrrelas, sécalas con papel de cocina y trocea las más grandes. Pela la cebolla y los ajos, y pícalos menudos. Escurre los tomates de su aceite y córtalos en tiras finas.

2. Saltea las setas

Calienta 3 cucharadas de aceite en una cazuela. Añade la cebolla y sofríela 2 minutos. Incorpora el ajo y rehógalo 1 minuto. Agrega las setas y saltéalas, removiendo con una cuchara de madera, hasta que se evapore el agua que suelten.

2. Saltea las setas

3. Vierte el caldo

Incorpora el arroz y tuéstalo 1 minuto, sin dejar de mezclar. Añade el tomate y el vino, y déjalo reducir unos instantes. Vierte un cacillo de caldo hirviendo y remueve. Prosigue la cocción de 16 a 18 minutos, agregando más caldo, cacillo a cacillo y removiendo, cuando se evapore el anterior.

3. Vierte el caldo

4. Añade el queso

Lava el cebollino, sécalo con papel absorbente y pícalo menudo. Pasa 50 gramos de queso por un rallador y corta el restante en lascas. Corta la mantequilla en dados no muy grandes. Retira la cazuela del fuego y añádela, con el parmesano rallado. Continua removiendo hasta que ambos se hayan fundido y el arroz tenga una textura cremosa. Salpimienta ligeramente.

4. Añade el queso

5. Emplata y sirve

Reparte el arroz en los platos y espolvoréalo con el cebollino. Decora con el queso cortado en lascas y sirve enseguida.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla