¡Qué bien sienta un zumo de naranja recién exprimido por la mañana! Es un clásico de todos los hogares, que nos llena de saludables vitaminas y que se prepara en un abrir y cerrar de ojos con un utensilio de relativa sencillez: el exprimidor.

Imprescindible en todas las cocinas, en el mercado podemos encontrar desde el más básico exprimidor manual hasta la más sofisticada máquina que en apenas unos segundos elabora un vaso de zumo filtrado y sin pulpa. Si estás pensando en cambiar de exprimidor, o en comprarte tu primera máquina, sigue leyendo, porque aquí te daremos algunos consejos para acabar de decidirte entre un sistema u otro.

Nuestra selección

exprimidor Russell Hobbs
Russell-Hobbs
Russell Hobbs 26010-56
  • Materiales: armazón de acero inoxidable pintado y tapa de plástico.
  • Funciones: sistema antigoteo.
  • Precio 35 €

Fabricado en acero inoxidable pintado en rojo y en plástico para la tapa, cuenta con dos conos exprimidores que sirven para cualquier fruta, desde piña tropical a peras. Dispone de una boquilla de vertido fácil y la función antigoteo. Exprime automáticamente en ambas direcciones simplemente presionando el vaso. Además, viene con tapa transparente, para mantenerlo libre de suciedad, y con pies antideslizantes.

COMPRAR

exprimidor Taurus
Taurus
Taurus Easy Press 300
  • Materiales: acero inoxidable.
  • Funciones: selector de pulpa.
  • Precio 45 €

Este exprimidor eléctrico de palanca es perfecto para hacer zumo de cítricos sin nada de esfuerzo. Es cómodo y totalmente desmontable (se puede poner en el lavavajillas). Incluye 2 conos de diferentes dimensiones, para adaptarse a cualquier naranja, limón, lima o pomelo. Cuenta con filtro de acero inoxidable y filtro con regulador de pulpa ajustable, para elaborar el zumo con más o menos pulpa. En su base dispone de ventosas antideslizantes que se adhieren bien a la superficie y aportan un extra de estabilidad y comodidad durante el momento del exprimido.

COMPRAR

Exprimidores Pulverizador citrus Lékué
Lékué
Pulverizador Citrus Spray 2 de Lékué
  • Materiales: silicona platino y ABS sin BPA.
  • Funciones: pulveriza el zumo.
  • Precio 5 €

Es un artilugio de lo más novedoso de la firma Lékué. Permite extraer el zumo de los limones (u otros cítricos) y directamente espolvorearlo, para aromatizar platos y cócteles. Su uso es muy fácil. Simplemente se tiene que hacer un pequeño corte en uno de los extremos de la fruta e introducir la espiral suavemente en su interior. Cuando esté colocada en la fruta lo único que hay que hacer es presionar y listo. Cuenta con dos tamaños, uno para adaptarse a limones, naranjas o pomelos, y otro para limas y mandarinas. Este sistema evita la pérdida de vitaminas del zumo y su oxidación. Es desmontable en tres piezas y se puede poner en el lavavajillas.

COMPRAR

exprimidor smeg rojo
smeg
Exprimidor SMEG
  • Materiales: acero inoxidable, aluminio inyectado fundido y tritanTM sin BPA.
  • Funciones: on/off automática.
  • Precio 265 €

Ideal para los amantes de la estética vintage de los años 50. Los aparatos de la firma SMEG están fabricados con materiales resistentes y robustos, y además son máquinas con más potencia de lo normal. Todo en este exprimidor ha sido diseñado para el confort, reconocido con el premio Reddot Design. Con un peso de 2,5 kg y una potencia de 70 W, dispone de tapa antipolvo y recoge zumo, fabricado en TritanTM sin BPA, y de un cono de exprimir y un filtro, de acero inoxidable. También es de acero inoxidable la boquilla antigoteo, mientras que el cuerpo está fabricado en aluminio fundido inyectado y pintado. Este exprimidor SMEG cuenta con un compartimento para enrollar el cable muy funcional. Se puede elegir entre varios colores: rojo, verde o rosa pastel.

COMPRAR

exprimidor westmark
westmark
Exprimidor de cítricos Westmark
  • Materiales: plástico
  • Funciones: anillo antideslizante
  • Precio 16,11 €

El clásico que nunca falla, de una de las firmas alemanas de más prestigio en lo que a gadgets de cocina se refiere. Un exprimidor manual de contornos bien definidos, para extraer bien el zumo de los limones, pomelos o naranjas. Gracias a su anillo antideslizante de la parte inferior de la base, se sujeta bien a la hora de exprimir. Es ligero y fácil de usar, incluso por un niño.

COMPRAR

exprimidor Manhattan El Corte Inglés
el corte Inglés
Exprimidor Manhattan El Corte Inglés
  • Materiales: acero inoxidable
  • Característica: muy cómodo de usar
  • Precio 7,95 €

¿Quieres un exprimidor para conseguir algo de jugo de forma rápida para aderezar algunos platos o bebidas? Lo ideal es un exprimidor manual como el Manhattan. De acero inoxidable y con mango de silicona, con él podrás sacar fácilmente el jugo de los limones, naranjas y otras frutas.

COMPRAR

Tipos de exprimidores

Lo curioso de los exprimidores es que de aquellos primitivos aparatos a los actuales, se ha evolucionado mucho en materiales, estética y tecnología, pero poco en cómo se consigue el zumo de los cítricos. En todo caso, hoy, podemos hablar de diferentes tipos de exprimidores en función de sus características. Veamos cuáles:

  • Exprimidores manuales. En todos ellos la fuerza de tus manos es la única energía necesaria. Pueden ser de varios tipos. Desde los exprimidores de una sola pieza con forma de hélice, por donde se introduce la mitad del cítrico, hasta la prensa manual que funciona bajando la palanca que presiona la naranja o el limón. También aquí veríamos los clásicos recipientes redondos con la pieza central cónica para exprimir, sea de vidrio, acero, porcelana o plástico. Todos ellos suelen ser bastante económicos, muy fáciles de manejar y de limpiar, y pueden durar muchos años sin estropearse. Los zumos que resultan de estos sistemas suelen dejar pasar algo de pulpa.
  • Exprimidores eléctricos. Son mucho más rápidos y cómodos, por supuesto, porque toda la fuerza la hace la máquina, conectada a la fuente de electricidad. Al presionar sobre el cabezal, este se pone en marcha y sin casi presionar, va sacando el zumo. Hay de muchas clases, desde muy compactos hasta mucho más grandes y sofisticados. Dentro de esta categoría podríamos también encontrar los exprimidores profesionales adaptados para el hogar. Son tan fáciles como introducir las naranjas o limones en su interior, apretar un botón y esperar a que salga el zumo, limpio de impurezas.
  • Otros. Para hacer zumo también podemos utilizar otros utensilios como las licuadoras. Se debe introducir la pieza de fruta limpia, y conseguimos 100% zumo, sin pulpa, pero también sin fibra.

Qué debes valorar antes de comprar un exprimidor

Manual o eléctrico, antes de decidirte por un modelo debes tener en cuenta algunos factores para acertar en tu elección.

  • La calidad de los materiales. Siempre debes revisar que estén elaborados con materiales resistentes, pero exentos de productos nocivos para la salud.
  • La potencia. Si decides optar por un exprimidor eléctrico hay que ver qué potencia tiene el motor de la máquina. Esto determinará la velocidad del proceso de extracción y, por lo tanto, si es o no eficaz. Si vas a hacer zumo de vez en cuando y para pocas personas, con una potencia baja de entre 40 y 100 W puedes tener suficiente. Mientras que para familias más numerosas o para aquellos que no puedan vivir sin sus tres o cuatro zumos al día, los modelos de hasta 160 W son mucho mejores. Son los exprimidores de gama alta o de uso profesional.
  • El ruido. Revisa que no sea una máquina excesivamente ruidosa cuando procese la fruta.
  • Que los cabezales tengan doble sentido. Es importante para la calidad el zumo.
  • La facilidad de limpieza. Hay que mirar si las piezas se pueden desmontar fácilmente para su limpieza, porque si no mantienes limpia la máquina puedes acabar estropeándola. Incluso algunos modelos los puedes meter en el lavavajillas. También es importante que el exprimidor tenga una tapa para que no se llene de suciedad si lo dejas siempre en la encimera de la cocina.
  • El diseño y funcionalidad. Evidentemente, si el exprimidor es estético y bonito quedará mejor en la cocina, pero lo que debes ver también es que su diseño sea funcional: que tenga suficiente capacidad de depósito del zumo, que tenga los perfiles definidos para extraer mejor el jugo y que no sea un armatoste que no te quepa en ningún lado de la cocina.
  • Los filtros. Revisa que tenga un buen filtro, para obtener el zumo más "limpio". En algunos modelos son intercambiables o, incluso, tienen sistemas para ajustar la cantidad de pulpa que vamos a dejar pasar al zumo.
  • Otras funcionalidades. Revisa si el exprimidor se adapta a los tamaños de las diferentes frutas, si cuenta con sistema de antigoteo, si tiene un recogecables, si cuenta con pies antideslizantes…

En definitiva, lo que debes buscar es un modelo que se adapte a tus necesidades, y a tu bolsillo. No hace falta ir al modelo más sofisticado ni al más costoso para sacarle jugo a tu exprimidor.

¿Quién inventó el exprimidor?

El exprimidor es un aparato relativamente nuevo. Los primeros se fabricaron en el siglo XVIII en la ciudad turca de Kutahya y estaban hechos a mano. Eran bellos utensilios de cerámica que se parecían bastante a los actuales exprimidores manuales, de los que sobresale una punta donde se puede girar la fruta a exprimir. Los turcos inventaron este artilugio por la necesidad de extraer el jugo de los cítricos para aderezar sus bebidas y recetas culinarias.

naranja
Istock

Más tarde, fueron los norteamericanos los que popularizaron este aparato, obteniendo las primeras patentes. La primera se le concedió a Lewis Chichester, en 1860. Era un exprimidor de hierro fundido. Pero la más conocida fue la que patentó el afroamericano John Thomas White, en 1893.

Este inventor hizo un aparato de madera con un ingenioso sistema de presión de palanca, filtro y depósito, al que llamó "lemon squeezer". Fue el modelo perfeccionado y mejorado que se popularizó ya hacia la década de los 40 del siglo pasado.

Luego, durante la segunda mitad del siglo XX se hicieron imprescindibles los exprimidores eléctricos. Suerte que Philippe Starck en 1990 irrumpió con el Alessi, un exprimidor manual convertido en auténtico icono del diseño, que devolvió las ganas de tener un exprimidor manual en casa.

Exprimidor Alessi
Alessi
Cómo elegir una freidora sin aceite

Articulo relacionado

Cómo elegir una freidora sin aceite