Tienes 9 sabores para elegir, aunque todos estos batidos están tan buenos que te va a costar tomar la decisión. No pasa nada, ¡puedes prepararte uno diferente cada día! Las opciones son: refrescante, ligero, tropical, silvestre, campestre, ácido, dulzón, suave y multifrutas.

Las combinaciones de frutas, vegetales y bebidas que te proponemos tienen un objetivo común: mimar tu paladar y cuidar tu organismo. Sin azúcares añadidos, se preparan con ingredientes frescos y naturales, en la proporción indicada en la lámina descargable. Aunque, por supuesto, puedes adaptarlas a tus gustos personales y poner más o menos cantidad de cada ingrediente.

Eso sí, para no variar la textura del smoothie, la proporción de líquidos y sólidos debería ser la misma que en la receta original. Es decir, si un batido lleva 2 rodajas de piña pero solo quieres ponerle 1, deberás aumentar la cantidad de algún otro ingrediente sólido para que el smoothie no te quede excesivamente líquido o aguado.

¿Cuándo tomar los batidos energéticos?

La verdad es que cualquier momento del día es perfecto para tomar un extra de vitaminas, más aún en verano, cuando a causa del calor perdemos más sales minerales a través de nuestro sudor. Empieza el día con energía tomando uno de estos smoothies a la hora del desayuno o a media mañana. O, si lo prefieres, espérate a media tarde para tomar una merienda súper saludable.

Todos estos batidos son perfectos también para los más pequeños de la casa, y es una buena manera de que tomen más fruta y algunas verduras y hortalizas que igual de otra manera les cuesta más comer, como el pepino, la remolacha o los berros.