En apenas ocho años, la ginebra Nordés ha conseguido consolidarse como líder de ventas en España y hacerse un hueco en Europa pero faltaba América. Hasta este 2021, cuando la única ginebra elaborada a base de uva albariño, la Nordés perteneciente al grupo Osborne -segunda empresa más antigua de España (1772)- ha anunciado que cruza el charco para desembarcar en once de las principales ciudades norteamericanas.

Creada en Galicia y con sabor gallego -todo el proceso de destilación tiene lugar en una pequeña destilería de San Pedro de Sarandón, pequeña parroquia del municipio de Vedra, cerca de Santiago de Compostela-, la ginebra Nordés sorprende por un carácter fresco y suave consecuencia de su peculiar base alcohólica, a base del destilado de la uva gallega por excelencia, la albariño. El acento vinícola se compensa en su conjunto gracias a la maceración, donde se acompaña de varios elementos botánicos, entre los que destaca la salvia, el laurel, el hibisco o la hierbaluisa.

No es azar el salto a EEUU, ya que Nordés es una realidad en más de 50 países, que la consumen y la premian. Entre otros reconocimientos, la ginebra de albariño ha conseguido la medalla de oro en el “Concours Mondial de Bruxelles”, el Masters Awards Spirits 2019 o la entregada por la Asociación de Profesionales y Periodistas del Vino (AEPEV).

Con la llegada a Estados Unidos, Nordés espera un incremento del 5% en sus ventas internacionales, hasta llegar al 30% en el año 2030. Un objetivo ambicioso que la marca gallega espera conseguir con la consolidación de sus mercados estratégicos de Alemania, Italia y Reino Unido. Además, el segmento de spirits premium (36-42 dólares) en el que se encuentra ha crecido un 5% en el país americano y el consumo de cócteles cada vez tiene más peso en los menús del canal Horeca.