En cazuelitas de barro y con azúcar quemado por encima. Así se sirve la auténtica crema catalana, un postre tradicional que, como tantas otras buenas recetas, ha pasado de generación en generación.

Para prepararla, necesitas ingredientes muy básicos, algo que es común a muchos postres "antiguos", que son los que tenían a mano nuestras abuelas. En este caso, leche, huevos, azúcar, canela, limón y harina de maíz para espesar el conjunto.

Y es tan, pero tan fácil, que te preguntarás cómo no te habías decidido a prepararla antes.

Crema catalana de la abuela
Para 4 personas
Ingredientes
  • 500 mililitros de leche
  • 1 ramita de canela
  • La piel de 1/2 limón
  • 4 yemas de huevo
  • 160 gramos de azúcar
  • 25 gramos de harina de maíz
Paso a paso
  1. Infusiona la leche

    Vierte la leche en un cazo y ponlo al fuego con la piel de limón y la ramita de canela. Espera a que arranque a hervir y entonces, retira el cazo del fuego y espera a que la leche se temple.

  2. Bate las yemas

    Mientras la leche se templa, mezcla las yemas con 100 gramos de azúcar y la maicena. Bátelos con varillas, hasta que estén blanquecinas y cremosas.

  3. Añade la leche

    Cuela la leche y añádela a la mezcla de yemas, remueve con una cuchara de madera. Vierte la mezcla de nuevo en el cazo y cuece a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que espese.

  4. Reparte la crema

    Vierte la crema en las cazuelitas de barro, espera a que se enfríe del todo y reserva en el frigorífico.

  5. Quema el azúcar

    Justo antes de servir, espolvorea las cremas con azúcar y quémalo, con una pala de quemar o con un soplete de cocina, hasta que forme una especie de costra de caramelo crujiente sobre la crema.

¿Cómo servir la crema catalana?

Tal cual la hemos preparado, se puede servir sola y tomarla a cucharadas (no te pierdas el delicioso contraste entre la suavidad de la crema y el caramelo crujiente). En Cataluña se suele servir también con alguna galleta tradicional, como las neulas, las tejas caseras o con barquillos o lenguas de gato. Pero también puedes decorarla con frutos rojos, fruta fresca...

Pero la crema catalana se puede utilizar en numerosos postres. Aquí van algunos: