Solomillo de cerdo, salsa castellana con champiñones, polenta... este plato es de lo más completo y bien nos puede servir para un día cualquiera en casa, para una comida de fin de semana o incluso para sorprender a nuestros invitados con una receta original y deliciosa. No hay nada como combinar bien dos o tres elaboraciones para que un plato que en apariencia es sencillo se transforme en todo un manjar.

La estrella de este, con permiso de los solomillos de cerdo, es la salsa castellana que se hace en unos pocos pasos. Primero hay que saltear unos champiñones laminados y agregarles unos taquitos de jamón. Luego se les añade vino y caldo y se deja reducir para después espesarla con un poco de maicena disuelta en agua.

Si nunca has preparado polenta seguro que después de esta receta la incorporas a tus recursos habituales porque aunque estéticamente se parece mucho al puré de patata no tiene nada que ver con este. Se trata de una harina de maíz hervida que va genial como acompañamiento en platos contundentes y que aunque es típica de Italia se come también en buena parte de Suramérica y Europa. 

Ingredientes paraSolomillo a la castellana con polenta cremosa

  • 640 gramos de Solomillos de cerdo
  • 500 mililitros de Caldo De Pollo
  • 50 gramos de Mantequilla
  • 100 gramos de Polenta precocinada
  • 100 gramos de Champiñones
  • 50 gramos de Jamón Serrano
  • 150 mililitros de Vino Tinto
  • 1 cucharada de Harina De Maíz
  • 2 ramitas de Perejil
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta Negra
  • Sal

Cómo hacer solomillo a la castellana con polenta cremosa

1. Limpia y corta el solomillo

Precalienta el horno a 180º. Limpia el solomillo retirándole toda la grasa, las telillas y los tendones. Córtalo en rodajas anchas y condimenta estas con sal y pimienta.

1. Limpia y corta el solomillo

2. Cocina en el horno

Dora las lonchas de carne, por ambos lados, en una sartén con un fondo de aceite. Retira del fuego y riégalas con el aceite caliente. Después, pásalas a una fuente refractaria y termina de asarlas 15 minutos en el horno. Deja reposar.

2. Cocina en el horno

3. Prepara la polenta

Pon al fuego una cazuela con 400 ml de caldo. Añade un chorrito de aceite, la mantequilla y una pizca de sal y calienta hasta que llegue a ebullición. Agrega la polenta y cocina a fuego suave durante 10 minutos, removiendo enérgicamente con una espátula. Retira del fuego y reserva al calor.

 

3. Prepara la polenta

4. Haz los champiñones

Corta la base terrosa de los champiñones. Lávalos rápidamente, sin dejarlos en remojo, y escúrrelos. Corta los champiñones en láminas finas y saltéalos unos minutos en una sartén con un hilo de aceite.

4. Haz los champiñones

5. Añade el champiñón y el vino

Agrega a la sartén el jamón cortado en dados pequeños y dóralo unos instantes, removiendo. Vierte el vino, deja que se reduzca hasta la mitad y añade el caldo restante. Salpimienta ligeramente, incorpora la maicena disuelta en un poco de agua y cuece, removiendo, hasta que la salsa espese. Retira del fuego.

5. Añade el champiñón y el vino

6. Presenta y sirve

Reparte la salsa castellana con champiñones en los platos, coloca a un lado la polenta y dispón encima las lonchas de solomillo. Decora con el perejil, lavado y troceado, y sirve enseguida.

6. Presenta y sirve

El truco

La polenta se espesa mucho al enfriarse, así que no te preocupes si se queda un poquito líquida al principio. Si hace falta, añádele al final un poco más de caldo bien caliente para que quede cremosa.

Consejos:

  • Si los champiñones no están muy sucios no hace falta que los laves, bastará con que los limpies con un paño humedecido con agua.
  • Actualmente es bastante sencillo encontrar polenta en cualquier supermercado pero si no consigues dar con ella siempre puedes sustituirla por un buen puré de patatas o un poco de arroz.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla