Si hay una verdura versátil, delicada y que se preste a mil preparaciones, sin duda es el calabacín. En cremas, ensaladas, frituras... Permite muchísimas posibilidades sin añadir ni un gramo de grasa. Estas crepes de calabacín al horno, una receta de cena fácil y ligera que no puedes dejar de probar, lo demuestran. Solo tienes que rallar, mezclar y hornear las tortitas, y tendrás la cena lista en menos de 20 minutos.

El proceso no puede ser más sencillo. Coges un calabacín, lo lavas bien, le quitas las puntas y lo rallas. Después, añades el resto de los ingredientes y divides la masa en montoncitos listos para hornear.

Como no se fríen, las crepes no absorben ni una gota de grasa; su ligereza las hace una opción ideal para la cena, pero también como entrante. Recuerdan un poco a las clásicas tortillitas de camarones de Cádiz, pero en versión vegetariana.

Cómo preparar crepes de calabacín al horno

Crepes de calabacin ligeros cena facil al horno en minutos

Ponte manos a la obra y no tardarás nada en tener seis crepes así de apetitosas. ¡Síguela paso a paso a continuación!

Crepes de calabacín al horno
Para 3 personas
Ingredientes
  • 1 calabacín de unos 350 g
  • 100 g de queso para rallar 
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear 
  • Aceite de oliva
  • Sal
Paso a paso
  1. Ralla el calabacín y el queso

    Precalienta el horno a 200 grados, con calor arriba y abajo. Lava y despunta el calabacín, y rállalo o córtalo en tiras finas. Ponlo en un colador con una pizca de sal y déjalo escurrir durante 10 minutos para que pierda el exceso de agua. Ralla también 100 g de queso mozzarella, manchego, emmental... El que más te guste. También puedes utilizar queso ya rallado. 

  2. Prepara la masa

    Pon el calabacín escurrido y el queso en un bol. Añade 2 huevos, la harina y el polvo para hornear, y agrega una pizca de sal. Mezcla todo bien hasta que los ingredientes se integren y la masa quede homogénea.

  3. Divide la masa y hornea las crepes

    Forra una fuente para horno con papel sulfurizado y vierte un poco de aceite de oliva; puedes extenderlo después con una brocha o una espátula. Con una cuchara, reparte la masa sobre el papel formando 6 tortitas de tamaño regular. Mételas en el horno previamente calentado y espera entre 20 y 25 minutos, hasta que estén bien doradas. ¡Sírvelas calentitas!

¿Quieres más propuestas para una cena rápida y especial? Prueba con estas crepes rellenas de espinacas, jamón y queso, o con unas originales tortitas de verduras que se hacen en 5 minutos. Unas recetas para añadir más hortalizas a la dieta semanal, algo que nunca está de más.