¿Una pizza hecha con tortillas de trigo? Piénsalo bien: tiene lógica. Las tortillas sustituyen a la base, hecha también con masa de harina de trigo, por lo que el sabor de esta torti-pizza flor es similar al de la clásica. Eso sí, su aspecto es precioso y original como pocos: una auténtica flor de queso y beicon que hará las delicias de toda la familia. 

Y sí, es cierto. Bastan 15 minutos para dejarla terminada, pero si pides ayuda (los niños estarán encantados de colaborar) no tardaréis nada. Acuérdate de precalentar el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo, para que empiece a cocinarse en cuanto la metas. 

 

Solo necesitas un paquete de tortillas de trigo, mozzarella, beicon, salsa de tomate y hierbas aromáticas. ¿Quién se resiste a esta receta?

Torti-pizza flor de queso y beicon
Para 4 personas
Ingredientes
  • 6 cucharadas de salsa de tomate
  • 4 tortillas de trigo grandes
  • 300 g de mozzarella rallada
  • 1 paquete de beicon en lonchas
  • Orégano y perejil (o las hierbas que más te gusten)
Paso a paso
  1. Rellena las tortillas y enróllalas

    Precalienta el horno a 180°, con calor arriba y abajo.Pon 1/2 cucharada de salsa de tomate en una tortilla, extiéndela con la cuchara, espolvorea con orégano y coloca encima 3 lonchas de beicon. Cubre con una capa de mozzarella rallada y enrolla la tortilla con cuidado. Repite el proceso con las otras tres.

  2. Corta los rollitos y ponlos en una fuente

    Corta cada rollito en trozos de 4 o 5 centímetros. Forra el fondo de una  fuente circular para horno (o un molde grande) con papel sulfurizado y distribuye en él los rollitos, uno al lado del otro, formando una flor. Reserva las puntas de los rollitos para la zona central de la flor.

  3. Añade "pétalos" de beicon

    Corta 2 lonchas de beicon en triángulos. Dóblalos ligeramente y mételos en los rollitos del centro, para que la torti-pizza tenga aspecto de flor. Cubre todo con más mozzarella y decora con perejil fresco picado. 

  4. Hornea la torti-pizza

    Con el horno bien caliente, cocina la torti-pizza durante 12 minutos. Sácala cuando esté bien dorada y el queso se haya fundido. No tendrás que cortarla en raciones: basta con coger un rollito... ¡Y a disfrutar!

Si en casa os encanta la pizza y estás deseando probar nuevas ideas, esta será todo un éxito. Anímate también a preparar una pizza en cubos, una receta original en 10 minutos (¡sí, has leído bien!) o prueba esta receta de pizza exprés con pan de molde, beicon, queso y calabacín.

¿Eres más de recetas tradicionales? Pues no te pierdas esta receta donde te contamos cómo hacer una buena pizza casera: todos los trucos para una masa perfecta