La diferencia con el mazapán toledano está en la patata. Un ingrediente a sumar a los ya clásicos en la elaboración del mazapán. El tubérculo que también se puede cambiar por boniato le dará una consistencia y textura diferente pero igual de rica a vuestra elaboración.

El Mazapán de Soto, de origen árabe, comenzó a hornearse en un convento de Soto de Cameros (La Rioja). Su fama ha hecho que se convierta en un producto con denominación de origen que podrás replicar en tu cocina gracias al vídeo del Canal Julia y sus recetas. Podrás comprobar lo fácil que es de hacer.

 

Mazapanes de Soto
Para 4 personas
Ingredientes
  • Para el mazapán: 300 g de almendra Marcona molida
  • 200 g de azúcar glas
  • 65 g de patata cocida
  • Ralladura de piel de medio limón
  • Obleas para la base
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de leche
  • Para el almíbar: 100  ml de agua
  • 100 g de azúcar
Paso a paso
  1. Cocina la patata

    Lava la patata y déjala cocer hasta que esté blanda. Una vez fría,  pélala y tritura con un tenedor o pasapuré. Reserva.

  2. Integra azúcar glas, almendra y limón

    En un bol echa 300 g de almendra molida y 200 g de azúcar glas. Mezcla hasta que ambos ingredientes estén integrados. Incorpora la ralladura de medio limón y mezcla.

  3. Añade la patata

    Bien triturada y con las manos amasa todo muy bien hasta que la mezcla se haga manejable y compacta. Reserva.

  4. Haz el almíbar

    En un cazo pon el agua y el azúcar y déjalo cocer a fuego medio durante 8 o 10 minutos. Reserva.

  5. Trabaja la masa

    Con un rodillo estira y aplana la masa del mazapán hasta dejarla con un grosor de unos 2 centímetros.

  6. Haz las figuras

    Con un cortador también de la misma medida de grosor haz las figuras redondas y características del Mazapán de Soto.

  7. Prepara la base con la oblea

    Con el mismo cortador del mazapán corta la oblea. Pon todas las bases en una bandeja de horno con papel de hornear y en cada una de ellas coloca los trozos de mazapán.

  8. Pincela y hornea

    En un bol mezcla muy bien una yema de huevo con un poquito de leche. Con un pincel de cocina pinta los mazapanes solo por arriba. Hornea a 220º con calor arriba y abajo y sin aire durante 8 o 10 minutos hasta que los veas dorados.

  9. Baña en almíbar

    Una vez templados los mazapanes y cógeles por la parte de la oblea y báñalos en el almíbar con cuidado de no quemarte. Déjalos que se sequen y en 2 o tres horas estarán listos para degustar.