¿Listo para descubrir una receta de sabores auténticos? Hoy te presentamos empanadillas de manzana, una propuesta simple pero irresistible. En este postre, las manzanas se combinan con azúcar, mantequilla y canela, creando un relleno que destaca la esencia de cada ingrediente.

Aunque la manzana ha tenido su papel protagonista en la repostería tradicional, este postre se destaca por su originalidad. Versátiles y adecuadas para diferentes momentos del día, ya sea en el desayuno, la merienda o como postre, te invitamos a disfrutar de la manzana de una manera única en cada bocado. ¡Prepárate para una experiencia auténtica y deliciosa!

Empanadillas de manzana
Para 4 personas
Ingredientes
  • 12 obleas grandes para empanadillas
  • 4 manzanas reineta
  • 4 cucharaditas de azúcar
  • 40 gramos de mantequilla
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 200 mililitros de vino
  • Aceite de girasol
  • 1 cuchara de azúcar y canela (para espolvorear)
Paso a paso
  1. Prepara y cocina las manzanas

    Limpia las manzanas y córtalas por la mitad para retirarles las semillas. Coloca las manzanas en una bandeja apta para horno y añádeles el azúcar, la mantequilla, la canela en polvo y el vino. Llévatelo a hornear durante 35 minutos a 200ºC. Una vez cocidas, retíralas del horno y permite que se enfríen. 

  2. Prepara la pulpa de manzana

    Cuando las manzanas estén frías, ayudándote de una cuchara retira la carne de las manzanas, la piel la puedes desechar. Cuando hayas sacado toda la carne de las manzanas, ponlas en un bol y llévatelo a la nevera.

  3. Rellena las obleas

    Extiende las obleas de empanadilla sobre una superficie limpia y distribuye uniformemente la pulpa de manzana fría en cada una de ellas. Dobla las empanadillas cuidadosamente y dales forma a los bordes haciéndoles un bonito pliegue.

  4. Fríe las empanadillas

    En una cazuela, calienta una cantidad generosa de aceite de girasol. Introduce las empanadillas por tandas y fríelas por ambos lados hasta que adquieran un tono dorado. Retira las empanadillas y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

  5. Decora y sirve

    Reboza las empanadillas con la mezcla de azúcar y canela, proporcionándoles un toque dulce irresistible que realzará su sabor. Y para un toque final, decóralas con hojas de menta.