El solomillo de cerdo admite montones de acompañamientos diferentes, algunos hasta dulces porque se lleva de maravilla con frutas y frutos secos, pero en este caso hemos querido servirlo con una escalivada de hortalizas y verduras y un concassé de tomate. De esta manera conseguimos hacer de él un plato mucho más saludable y equilibrado para el día a día.

No es demasiado complicado de hacer porque la mayoría del trabajo se la lleva el horno pero hay que dedicarle un ratito a pelar todas las verduras una vez cocinadas. Te recomendamos que empieces por este paso y después cocines el solomillo justo en el momento de servirlo para que este no se enfríe aprovechando que tienes el horno todavía encendido.

Además de la escalivada, hemos querido añadir una tercera elaboración, el concassé de tomate, que no es más que un aliño hecho a base de tomate salteado con cebollino picado, sal y pimienta. La forma de emplatar es la que pone la guinda y hace que un plato bastante sencillo se convierta en una receta de fiesta. Seguro que si la sirves cuando tienes invitados en casa se quedan maravillados con su aspecto y es que los colores de las hortalizas quedan de maravilla sobre el plato.

Ingredientes paraMedallones de solomillo con aliño de tomate y escalivada

  • 1 Solomillo De Cerdo grande
  • 1 Diente De Ajo
  • 2 Pimientos Rojos
  • 2 Pimientos Verdes
  • 2 Berenjenas
  • 2 Cebollas
  • 2 Tomates
  • 2 ramitas de Romero
  • tallos de Cebollino
  • Germinados variados
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta Negra
  • Sal

Cómo hacer medallones de solomillo con aliño de tomate y escalivada

1. Salpimienta la carne

Limpia la carne retirándole la grasa, los tendones y las telillas y espolvoréala con sal y pimienta molida. Pela el ajo y lava el romero.

1. Salpimienta la carne

2. Rehoga el ajo y el romero

Calienta un fondo de aceite en una sartén, incorpora el ajo y el romero y rehógalos unos instantes.

2. Rehoga el ajo y el romero

3. Dora el solomillo y hornéalo

Añade el solomillo y dóralo por todos lados. Retira la sartén del fuego y riega el solomillo varias veces con el aceite. Pasa el solomillo a una fuente refractaria y ásalo, durante 15 minutos, en el horno precalentado a 180º. Retíralo y deja que repose.

3. Dora el solomillo y hornéalo

4. Asa las hortalizas

Envuelve las cebollas en papel de aluminio. Lava los pimientos y las berenjenas. Dispón estas tres hortalizas en la placa, sube la temperatura del horno a 200º y ásalas durante 15 minutos. Dale la vuelta a los pimientos, hornéalos 10 minutos más y retíralos. Prosigue la cocción unos 20 minutos y saca las berenjenas. Continúa asando las cebollas aproximadamente 15 minutos; cuando lleven 1 hora en el horno retíralas también. Espera a que las hortalizas se templen.

4. Asa las hortalizas

5. Pela y corta las hortalizas

Pela las berenjenas y las cebollas. Retira la piel, el tallo y las semillas de los pimientos. Corta estas hortalizas en tiras finas y salpimiéntalas.

5. Pela y corta las hortalizas

6. Prepara el concassé

Lava los tomates y los tallos de cebollino y seca ambos. Pica un poco de cebollino y reserva el resto. Parte los tomates en gajos grandes, elimina las semillas y la piel y corta la pulpa en dados pequeños. Saltéalos rápidamente en una sartén con unas gotas de aceite, salpimienta y aromatiza con el cebollino picado.

6. Prepara el concassé

7. Emplata y sirve

Coloca la escalivada, caliente o fría, en el centro de 4 platos, formando un círculo. Corta el solomillo en medallones, disponlos alrededor de la escalivada y alíñalos con el concassé de tomate. Lava los germinados, sécalos con papel de cocina y disponlos sobre el timbal. Decora con los tallos de cebollino reservados y sirve enseguida.

7. Emplata y sirve

El truco

Utiliza un aro de cocina para darle a la escalivada forma de timbal y quedará perfecto. Rodéalo con las lonchas de solomillo, ligeramente acaballadas y decora con el concassé.

Consejos:

  • Si van a venir invitados a casa puedes dejar la escalivada hecha del día anterior para que no te lleve tanto tiempo limpiar y cortar las verduras y así las tendrás listas para servirlas una vez prepares el solomillo.
  • Si quieres añadir algún fruto seco a la preparación, las almendras pueden ser la opción ideal e incluso puedes darle un toque otoñal sirviéndolo con castañas. Puedes añadirlas al concasé bien machacadas o ponerlas enteras junto a la escalivada.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla