Muy sencillas de elaborar y vistosas, las quiches siempre triunfan en las mesas. Perfectas para comer en caliente, templadas o frías, estas tartas saladas se pueden rellenar con muchísimos ingredientes. Hoy te ofrecemos una gustosa propuesta, con colas de langostinos y trufa negra troceados, que te hará quedar muy bien un día que tengas una celebración especial o, incluso, en algunas de las comidas o cenas que se realizan durante las fiestas de Navidad

Presentada en formato mini, para que sea más fácil de repartir a la hora de servir, esta quiche lleva, además, una exquisita gelatina, realizada con mermelada de tomate, que hará las delicias de todos los comensales. Y, por encima, unas láminas de trufa y unos brotes verdes. El éxito está asegurado.

Si te has quedado con ganas de conocer más recetas de quiches y tartas saladas, echa un vistazo a estas sugerencias. Las puedes elaborar de salmón, de langostinos y pimientos o de calabacín, cebolleta y queso azul. No sabrás por cuál decidirte.

Ingredientes paraMiniquiches de langostinos y trufa con gelatina de tomate

  • 200 gramos de Harina
  • 100 gramos de Mantequilla
  • 200 gramos de Langostinos cocidos
  • 200 mililitros de Nata Líquida
  • 20 gramos de Trufa Negra
  • 4 Huevos
  • Cebollino
  • Sal
  • Pimienta Negra
  • Aceite De Oliva
  • 200 gramos de Mermelada De Tomate
  • Brotes Tiernos
  • 2 hojas de Gelatina

Cómo hacer miniquiches de langostinos y trufa con gelatina de tomate

1. Elabora la masa

Amasa la harina, una pizca de sal, 1 huevo y la mantequilla en pomada. Trabaja la masa hasta que esté homogénea, filma y reserva unos 30 minutos en nevera.

1. Elabora la masa

2. Lamina la trufa

Corta la trufa en láminas. Reserva las que sean más bonitas para decorar y pica las demás. Pela las colas de los langostinos y trocéalas.

2. Lamina la trufa

3. Prepara el relleno

Bate 3 huevos con la nata y el cebollino picado. Añade los langostinos troceados y la trufa picada. Salpimienta y reserva.

3. Prepara el relleno

4. Forra el molde y rellénalo

Estira la masa con un rodillo en una superficie enharinada hasta lograr un grosor de 2 mm. Cubre con esta masa un molde cuadrado y vierte el relleno preparado encima.

4. Forra el molde y rellénalo

5. Cuece la quiche

Hornea la quiche a 180° durante unos 35 minutos o hasta que el relleno cuaje. Deja templar. 

5. Cuece la quiche

6. Realiza la gelatina de tomate

Pon la gelatina en remojo. Calienta en una olla la mermelada de tomate, cuélala, añade las hojas de gelatina escurridas y mezcla bien.

6. Realiza la gelatina de tomate

7. Colócala sobre la quiche

Vierte la gelatina de tomate sobre la quiche, formando una capa en la superficie, y reserva en la nevera hasta que cuaje.

7. Colócala sobre la quiche

8. Decora y sirve

Corta la quiche en cuadrados y decóralos con las láminas de trufa reservadas y unos brotes verdes.

8. Decora y sirve

El truco

El aroma a trufa lo puedes lograr usando aceite de trufa en lugar de trufa laminada, será más económico.

Ideas para que la miniquiche de langostinos y trufa con gelatina de tomate quede fantástica

  • En el momento de elaborar la masa de la quiche, es importante tamizar la harina para que caiga sin grumos ni apelmazamientos. Para ello, pásala a través de un colador.
  • Antes de introducir la masa en el molde, coloca una hoja de papel de hornear en el fondo para que no se pegue y, luego, sea más fácil extraer la quiche.
  • Si quieres enriquecer el relleno, añade queso emmental rallado. Le aportará un delicioso sabor. También puedes usar gruyere o mozzarella.
  • Para ahorrar tiempo en la cocina, puedes usar una lámina de pasta brisa refrigerada. La receta te quedará igual de rica.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla