Pestiños de la abuela ¿con miel o con azúcar?

¿Recuerdas los pestiños que te hacía tu abuela y no los has preparado nunca? Toma nota de nuestra receta tradicional, con los dos acabados clásicos.

Óscar Sanz
Óscar Sanz
Cocinero

Pestiños (con azúcar y con miel)
8 personas
25 min

4

(30 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Festividades

Todo el año

Semana Santa

Técnica:

Fritura

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Hay dulces que siempre asociamos a celebraciones, ya sea Semana Santa, Todos los Santos o Navidad... Entre ellos siempre están los pestiños, las rosquillas o los buñuelos, entre muchos otros.

Hay versiones en cada pueblo de la geografía española, aunque la base es similar. Para los pestiños preparamos una masa que resulta de calentar aceite con semillas de anís, que luego se cuela y se mezcla con vino blanco, agua, sal y harina. Cuando se estira con el rodillo, se corta en cuadrados que luego se doblan con la típica forma hacia dentro.

Las primeras referencias de los pestiños en la gastronomía se remontan al siglo XVI. Y la primera vez que aparecen mencionados en un libro es en "La lozana andaluza", en 1528. Así que si los sirves en tu mesa, estás sirviendo un pedacito de historia.

Si quieres ir variando tus recetas de pestiños, pruébalos con compota de manzana, los pestiños de Cádiz o, si quieres aligerarlos un poco, los pestiños al horno.

Ingredientes paraPestiños de la abuela ¿con miel o con azúcar?

  • 520 gramos de Harina
  • 100 mililitros de Aceite De Oliva
  • 100 mililitros de Vino Blanco
  • 10 gramos de Semillas De Anís
  • 200 gramos de Miel
  • 1 pizca de Sal
  • 1 Limón (la cáscara)
  • Aceite De Oliva para freír

1. Prepara la masa

Vierte el aceite en una cazuela, añade el anís y caliéntalo a fuego lento. Retíralo antes de que empiece a humear y deja enfriar a temperatura ambiente. Cuela el aceite y mézclalo con el vino y 100 ml de agua. Agrega la sal y 500 g de harina, poco a poco. Remueve hasta obtener una masa lisa y homogénea.

2. Córtala en cuadrados

Déjala reposar unos minutos y estírala con el rodillo enharinado sobre la mesa espolvoreada también con harina, hasta obtener una plancha muy fina.  Corta la masa en cuadrados de unos 6 cm de lado y dobla dos vértices opuestos, llevándolos hacia el centro y superponiendo uno sobre otro. 

3. Fríe los pestiños

Fríe los pestiños por tandas en abundante aceite, hasta que se doren por todos lados.

4. Prepara un almíbar con miel

Dispón 100 ml de agua en un cazo, con la miel y la cáscara de limón lavada. Cuece a fuego suave hasta que se obtenga un almíbar. 

5. Riega los pestiños

Coloca los pestiños sobre una rejilla y baña una parte con el almíbar tibio. Déjalos enfriar antes de servir.

6. Reboza en azúcar

La otra mitad de los pestiños (o la cantidad que prefieras), rebózala con azúcar. Sirve en una bandeja con las dos mitades de pestiños separadas.

Consejos para tus pestiños

  • El almíbar. Para los pestiños con miel elaboramos un almíbar líquido hecho con miel, agua y cáscara de limón. Compra un limón ecológico para asegurarte de que no hay pesticidas adheridos a la cáscara.
  • Sírvelos fríos. Aunque los riegues con el almíbar tibio, sírvelos cuando se hayan enfriado.
  • Al horno. Si quieres hacerlos más ligeros, en lugar de freírlos a la sartén, puedes hornearlos a 200º C.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla