La pasta es un recurso fácil de preparar, nutritiva y que gusta a toda la familia, y siempre te puede sacar de un apuro cuando no sabes qué cocinar o cuando tienes poco tiempo para dedicar a preparar la comida. ¿Quién no tiene un paquete de pasta en la despensa?

La receta que te proponemos hoy es, además de sencilla, rápida. La tendrás lista en media hora, y necesitas muy pocos ingredientes para cocinarla. La pasta, claro, una cebolla, un poco de nata líquida, queso gorgonzola y parmesano y unas nueces. Una combinación de ingredientes que funciona de maravilla: queso azul y nueces. Aunque es cierto que el gorgonzola es un queso de sabor potente, al combinarlo con nata se rebaja bastante. Y las nueces ponen un contrapunto crujiente muy agradable al paladar.

¿Cómo completar este plato de pasta en tu menú diario? Acompáñalo con una buena ensalada de crudités (lechugas o brotes verdes, zanahoria, cebolla, tomate, pimientos, rabanitos... lo que más te guste o lo que tengas en la nevera) aliñada con una vinagreta de miel y mostaza. Y luego, un postre a base de fruta o yogur. Y ya tienes el menú completo.

Si eres un fan de la pasta, prueba también con recetas como los espaguetis con carne y champiñones, los espirales con queso fresco y atún, o unos clásicos espaguetis a la carbonara. Triunfarás seguro.

Ingredientes paraTortiglioni con gorgonzola y nueces

  • 300 gramos de Tortiglionis
  • 1 Cebolla
  • 200 mililitros de Nata Líquida
  • 200 gramos de Queso Gorgonzola
  • 80 gramos de Nueces peladas
  • 50 gramos de Queso Parmesano rallado
  • Mantequilla
  • Pimienta de tres colores
  • Sal

Cómo hacer tortiglioni con gorgonzola y nueces

1. Sofríe la cebolla

Pela la cebolla y rállala. Calienta la mantequilla en una sartén grande, a fuego suave, hasta que se derrita. Agrega la cebolla y sofríela, removiendo, hasta que empiece a tomar color.

1. Sofríe la cebolla

2. Añade la nata

Incorpora la nata y prosigue la cocción, removiendo, hasta que consigas una salsa de textura ligera. Sazónala y aparta del fuego.

2. Añade la nata

3. Cuece la pasta

Pon al fuego una cazuela con abundante agua salada y lleva a ebullición. Incorpora entonces los tortiglioni y cuécelos el tiempo indicado por el fabricante para que queden al dente.

3. Cuece la pasta

4. Agrega el gorgonzola

Escurre la pasta y añádela a la sartén con la salsa preparada. Vuelve a ponerla al fuego y agrega el queso gorgonzola desmenuzado.

4. Agrega el gorgonzola

5. Incorpora las nueces

Remueve la mezcla con una cuchara de madera, hasta que el queso se funda, y agrega las nueces troceadas. 

5. Incorpora las nueces

6. Sirve con parmesano

Espolvorea los tortiglioni con la pimienta recién molida y el queso parmesano, y sirve bien caliente.

6. Sirve con parmesano

Alternativas a los tortiglioni con gorgonzola y nueces

  • Si no tienes tortiglioni, puedes hacer esta receta con otra pasta, pero mejor que sea corta y rayada, o con una forma que permita que la salsa se adhiera bien a ella. Te servirán las espirales, los macarrones rayados, los tiburones...
  • El queso gorgonzola puedes sustituirlo por otra variedad de queso azul, como roquefort o stilton.
  • Si no tienes nueces, prueba a hacer la receta con otro fruto seco, como almendras, avellanas, anacardos e incluso pipas de girasol o de calabaza.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla