La compatibilidad de Géminis y Cáncer es ciertamente algo complicada, aunque pueden llegar a complementarse. Tienen diferencias muy importantes entre sus objetivos y los métodos que pueden utilizar para conseguirlos. A primera vista puede parece que tienen ciertas afinidades pero no es así y cuesta bastante que se pongan de acuerdo. El binomio Géminis y Géminis se encuadra en el grupo llamado de parejas de mundos distintos, pero su relación puede llegar a funcionar por la teoría que dice que dos polos opuestos se atraen. No lo tendrán nada fácil pero si se lo proponen y los intereses de ambos se inclinan a la cooperación, puede resultar una asociación favorable.

GÉMINIS Y CÁNCER EN EL AMOR: Para establecer una relación profunda tendrán que superar sus diferencias y aceptarse tal cual son.

Su principal coincidencia es que Géminis y Cáncer aspiran a tener una relación consolidada y fiable. Sin embargo, Géminis vive el amor como una apasionante aventura, mientras que Cáncer es más de cánones establecidos. Tendrán que sentar ciertas bases para que su relación pueda funcionar sin altibajos que causarían el cansancio de Géminis y la melancolía de Cáncer. Peleas habrá pocas, porque al mínimo conato de discusión, Géminis hará mutis por el foro, mientras que Cáncer, que detesta cualquier tipo de enfrentamiento, puede rendirse o deshacerse en amargo llanto. Ninguna de estas actitudes favorece la buena marcha de la relación. Para funcionar bien, Géminis y Cáncer tienen que hacer pactos. Y cumplirlos. Si Géminis quiere tener la fiesta en paz, tendrá que ir con pies de plomo para no herir la sensibilidad de Cáncer. Por su parte, si éste quiere saber lo que siente Géminis, en lugar de escuchar lo que dice, tendrá que observar lo que hace. Géminis y Cáncer han de llegar a un punto de entendimiento buscado, no saldrá espontáneamente. Géminis experimenta y duda, mientras que Cáncer se aposenta y protege. El amor puede lograr que Géminis reduzca su nivel de inquietud para acomodarse y que Cáncer salga de su caparazón y se aventure en algunas opciones de su pareja.

GÉMINIS Y CÁNCER EN LA AMISTAD: Aunque en apariencia no tienen muchas afinidades, se complementan muy bien.

Muchos vínculos de amistad entre Géminis y Cáncer proceden ya de las etapas más jóvenes de la vida, incluso de la infancia. A ambos les gusta tener por amigos a alguien a quien conocen en profundidad y que les conoce a ellos del mismo modo. Éste es un punto coincidente entre Géminis y Cáncer que ya en la edad adulta son mucho menos afines, aunque en el terreno de la amistad son más compatibles que en el amor. Muchas veces consiguen encontrar el equilibrio entre la personalidad cerebral e intelectual de Géminis y la sensibilidad emocional de Cáncer, que se rige por lo que siente. Cuando coinciden por primera vez, Cáncer se sentirá cautivado por el espíritu emprendedor de Géminis y saldrá con más rapidez de lo habitual de su caparazón para intentar conocerle mejor. Cáncer seguramente intentará enseñarle a Géminis las ventajas de ir más lento y apreciar mejor las cosas que la vida pone por delante. Le aportará equilibrio. Entre Géminis y Cáncer se establecerá una relación de protección por parte del primero, con la que el segundo se sentirá cómodo y seguro. La capacidad instintiva de Cáncer puede ayudar también al irreflexivo Géminis, que muchas veces se lanza sin red a los retos de la vida. 209

GÉMINIS Y CÁNCER EN EL TRABAJO: Sus métodos son tan dispares que deberán esforzarse por llevar a buen puerto su tarea.

Es en este ámbito donde las diferencias entre Géminis y Cáncer pueden ser más acentuadas. Su mayor afinidad es que son trabajadores hasta el límite y no les importa realizar el esfuerzo que sea necesario. Esto, claro, por separado, pero tienen maneras muy distintas de enfrentarse al trabajo. Cáncer no da puntada sin hilo, le gusta planificar y tenerlo todo bien organizado desde el principio y luego procura cumplir con lo ya establecido. Géminis, en cambio, es más de improvisar, está dotado para ello, es muy capaz de ponerse a trabajar en algo sin saber cuál será el segundo paso. También suele pillarle el toro, a última hora se da cuenta de tal o cual fallo, o de que queda pendiente algo para terminar. Acostumbra a cerrar el círculo con buena fortuna, pero casi es una cuestión de la buena estrella de la que goza. Trabajando juntos Géminis y Cáncer se harán no pocos reproches. Tanto Géminis como Cáncer tratarán de que el otro haga las cosas de la manera que cada uno entiende que es la correcta. Visto en positivo, quizá ambos puedan aprender aspectos que les beneficiarán en su trayectoria profesional. Sin embargo, visto por el lado más realista, puede que estas diferencias manden al traste cualquier cosa que lleven entre manos conjuntamente.