La compatibilidad de Géminis y Virgo está basada en que ambos signos mantendrán una capacidad de comunicación alta en todos los terrenos y especialmente a nivel intelectual. No obstante, tendrán que hacer un esfuerzo mutuo para que las pequeñas diferencias de estos signos pertenecientes a Aire y Tierra, respectivamente sean inapreciables. Lo lograrán con facilidad pasmosa. A Géminis le cautiva la sensatez y el espíritu colaborador de Virgo, aunque teme su excesivo aislamiento y su espíritu crítico. A virgo, por su parte, le encanta la sociabilidad y las ideas de Géminis, aunque le tiran para atrás sus dudas y su constante movimiento.

GÉMINIS Y VIRGO EN EL AMOR: En la primera etapa pueden surgir dificultades pero luego todo irá como una seda entre ellos.

El amor surge casi siempre espontáneamente entre Géminis y Virgo. Los flechazos son comunes entre personas de estos dos signos. Será verse y se gustarán de inmediato, entre ellos saltarán chispas. Tienen en común que el planeta regente de ambos es Mercurio y la energía que les proporciona es básica para su relación, ya que esto les proporciona bastantes afinidades que no se aprecian a simple vista pero que existen en su Yo más profundo. Géminis y Virgo necesitan a su lado a alguien que les estimule constantemente, que esté a su mismo nivel intelectual. Tanto Géminis como Virgo comunican de maravilla y tienen talento para la persuasión. No les importará además adaptarse a las carencias del otro. Virgo tendrá que calmar al inquieto Géminis y éste tendrá que ilusionar con sus ideas y sus planes a su pareja Virgo. Géminis y Virgo siempre se apoyarán en las dificultades y esto garantiza lealtad y larga duración de su amor. Géminis acabará aprendiendo de Virgo su forma de ser organizada y la constancia que a él le falta. Virgo, por su parte, descubrirá que no siempre hay que ser tan metódico, que en ocasiones es mejor fluir con los cambios, adaptarse a ellos y disfrutarlos.

GÉMINIS Y VIRGO EN LA AMISTAD: Entre ellos no surgirá nunca el aburrimiento, los lazos de amistad perdurarán.

Géminis y Virgo son dos de los signos más compatibles del zodíaco porque ambos poseen cualidades comunes pero también algunas otras muy complementarias. Cuando saben compartir y coinciden en el punto de equilibrio perfecto, forman una de las amistades más sólidas del zodíaco. Tanto Géminis como Virgo tienen un gran sentido del humor y lo pondrán en práctica ante las dificultades. Esto quitará importancia a los problemas o por lo menos no los hará parecer insalvables. Géminis podrá mostrar con Virgo todo su ingenio, con las seguridad de que éste captará todas sus ironías y frases de doble sentido. Entre Géminis y Virgo en el terreno de la amistad no habrá nunca aburrimiento. La capacidad verbal de ambos será también un punto de admiración mutua, ante su inteligencia compartidas. Géminis y Virgo encajarán ya en el primer contacto y pueden llegar a mantener una amistad muy estrecha, tanto por los rasgos anteriormente descritos como porque se toman los compromisos en serio, y la amistad es uno de ellos. Si Géminis acepta a Virgo en su vida o viceversa, lo hará de un modo consciente y con la idea de que perdure en el tiempo. Formarán una amistad sólida que difícilmente se resquebrajará.

GÉMINIS Y VIRGO EN EL TRABAJO: Si estos dos integrantes de la rueda del zodíaco se proponen trabajar juntos, seguramente llegarán muy lejos.

Nuevamente en este terreno, el planeta regente que comparten Géminis y Virgo, Mercurio, que rige la palabra, el intelecto y la comunicación, pero también considerado como protector de la abundancia y el éxito comercial, augura una excelente relación laboral. Quienes nacieron bajo su regente, tendrán siempre abundancia gracias al esfuerzo de su trabajo. Los nativos y nativas de Géminis y Virgo, son muy hábiles en todo tipo de tratos y acuerdos comerciales. Mercurio les otorga la energía y la voluntad de lograr cosas trabajando en equipo. Tienen ambos la capacidad de analizar y ver más allá de la simple apariencia. Virgo tiene una innegable habilidad negociadora, mientras que Géminis es un gran vendedor. Por suerte, ni a Géminis ni a Virgo les importa recibir órdenes, sobre todo si perciben o tienen la seguridad de que la persona que las está dando sabe lo que se hace. Sin embargo, Géminis y virgo tendrán que controlar no dejarse dominar por el deseo de manipulación que les puede asaltar a veces para conseguir algún fin. Uno de los dos tendrá que poner los pies en el suelo y quitarle al otro de la cabeza que no es prudente ni ético utilizar ciertas argucias para conseguir algún fin.