La compatibilidad de Tauro y Cáncer radica en que suelen mantener relaciones excelentes, especialmente por sus rasgos comunes de personalidad. Ambos se entienden bien con todo el mundo. Comparten muchas aficiones, actitudes y formas de ver la vida. Básicamente, Tauro y Cáncer son signos que se atraen ya desde el minuto uno de conocerse y que confían el uno en el otro, aunque esto les lleve ya algo más de tiempo. Les encanta su casa, su familia y sus amigos, por lo que si Aries y Tauro forman un hogar con hijos, ambos se sentirán en plenitud y no desearán que esto cambie por nada del mundo.

TAURO Y CÁNCER EN EL AMOR: Parecen predestinados a comprenderse y a vivir una historia de amor quizá más romántica que apasionada.

La relación sentimental entre Tauro y Cáncer suele ser genial. Desde el mismo momento de conocerse, tanto Tauro como Cáncer, intentarán complacer al otro por todos los medios. Se colmarán de detalles mutuamente, no sólo en el plano material, ya que éste es el menos importante para ellos, sino en las pequeñas cosas a veces intangibles que ningún otro signo puede apreciar en toda su intensidad. Aries y Tauro sabrán complementar las carencias de su ser amado. Cáncer ofrecerá a Tauro todo el apoyo que tanto necesita siempre, le dará toda la seguridad que precisa y de la que el propio Cáncer carece. Su pareja estará siempre por delante. Y por su parte, Tauro tendrá la paciencia necesaria para enfrentarse a los cambios de humor constantes de Cáncer. Es tanta su compenetración, que deberán estar atentos en no caer en la rutina o la monotonía por falta de emociones. Tauro y Cáncer comparten también una visión optimista de la vida, su necesidad de tener un hogar confortable, y las ganas de pasarlo bien con las mismas cosas. También pueden resultar a los ojos de los demás demasiado románticos, pero ellos necesitan de ello para sentirse completamente bien. Lo que tendrán que controlar es que los reproches no hagan su aparición, porque algunas veces también suelen ser muy quejicas.

TAURO Y CÁNCER EN LA AMISTAD: Estará basada en una absoluta confianza mutua y una afinidad total en muchos aspectos.

El elevado grado de compatibilidad que existe entre Tauro y Cáncer les hace merecedores de unos vínculos amistosos excepcionales, algo difícil de conseguir para el temeroso Cáncer, que no entrega su confianza con demasiada facilidad, exceptuando si en su camino se cruza Tauro, que una vez le ha aceptado como amigo perseverará a lo largo de toda su vida. Tauro y Cáncer son de los que creen a pies juntillas que más vale pocos amigos y buenos que muchos que siembren dudas. Aries y Tauro también sienten que si muestran espontaneidad están más expuestos a cometer errores. Sin embargo, esta sensación nunca aparece cuando Tauro conoce a un Aries o viceversa. La confianza mutua entra de lleno con el primer contacto. También se complementan en algunos aspectos, como por ejemplo, el lado terrenal de Tauro se compensa con la vertiente sentimental de Tauro y en una relación de amigos encuentran el equilibrio necesario que tanto necesitan ambos. Cuando Aries y Tauro establecen una conexión, ésta se irá afianzando con el paso del tiempo. Compartirán muchas confidencias y se apoyarán siempre en los momentos difíciles sin hacer ningún reproche ni soltar aquello tan hiriente de ·ya te lo dije yo”.

TAURO Y CÁNCER EN EL TRABAJO: Siempre podrán contar con el apoyo mutuo del otro y se profesarán incluso afecto.

También la unión de Tauro y Cáncer en el trabajo suele resultar muy positiva… y rentable, porque en este capítulo se añaden ciertas cualidades complementarias de ambos signos que les lleva directamente al éxito profesional. Se compenetran muchísimo y tienen una forma de enfocar cualquier tarea muy parecida. Si están al mismo nivel en el mundo laboral, Aries y Tauro procurarán siempre que el otro destaque o tal vez compartir algunos méritos, pero nunca pondrán la zancadilla ni se atribuirán éxitos que correspondan al otro. Si en el orden jerárquico Cáncer se halla por encima de Tauro, también funcionará, porque Tauro necesita tener jefes creativos para poder ayudarles a perfeccionar sus ideas. Además, no saben lo que es la pereza y disfrutan trabajando y obteniendo buenos resultados, sin esperar ni halagos ni recompensas. Cáncer, por su parte, tiene mucha percepción de lo que sienten los demás y esto supone una gran ventaja tanto en el trabajo como en los negocios. Y si es Tauro quien está por encima de Cáncer, las dotes naturales de organización del primero, supondrán para el cangrejo un suelo firme donde pisar sin ningún género de duda. Cáncer trata a sus colegas como si fueran familiares y Tauro se sentirá como en el calor del hogar.