La compatibilidad de Géminis y Escorpio no es precisamente alta, sino más bien todo lo contrario. Pertenecientes a los elementos de Aire y Agua, respectivamente, sus diferencias de personalidad y carácter son notorias. Tienen distintas formas de ver la vida y de afrontar los acontecimientos. Tendrán que poner toda su voluntad y su esfuerzo si quieren relacionarse en cualquier terreno y hacerse el firme propósito de no dejarse dominar por sus respectivos rasgos de carácter. Que esta combinación zodiacal funcione, se convierte en todo un reto. Sin embargo, en ocasiones, tanto Géminis como Escorpio aceptarán gustosos este reto que con el esfuerzo de ambos puede llegar a buen fin. 109

GÉMINIS Y ESCORPIO EN EL AMOR: Quizá no podrán compartir toda una vida, pero sus relaciones amorosas serán de las más apasionadas.

Las principales diferencias que dificultan una relación sentimental entre Géminis y Escorpio, residen en que la personalidad de Escorpio es altamente emocional y busca siempre relaciones profundas y con significado espiritual, su elevada sensibilidad lo necesita. Géminis, en cambio, no es un signo espiritual y sus relaciones sentimentales tampoco son demasiado profundas, con las excepciones que confirman la regla. En este caso, sin embargo, la regla tiene todas las de cumplirse de pe a pa. Géminis y Escorpio tienen distintas formas de amar, de vivir y hasta de discutir. Géminis es intelectual, con una proverbial locuacidad, pero todo se queda en la superficie. Escorpio, por su parte, no es nada superficial, sino todo lo contrario y encontrará a Géminis poco maduro e irresponsable. Por eso intentará exigirle una seriedad que el signo del gemelo no está dispuesto a mostrar. Escorpio tampoco entenderá el coqueteo espontáneo de Géminis con todo el mundo. Y Géminis, por su parte se sentirá asfixiado por las exigencias de Escorpio. Puede unirles una potente atracción sexual, que tampoco es palabra menor. La pasión puede unir sus vidas, incluso amarrarlas, aunque las demás diferencias no desaparezcan. Pueden vivir cortos pero intensos romances de los que se recuerdan toda la vida. 203

GÉMINIS Y ESCORPIO EN LA AMISTAD: Pueden conseguir una amistad incondicional y de larga duración a poco que se lo propongan.

Aunque la amistad entre Géminis y Escorpio parece que siempre tiene que estar cargada de conflictos, si logran entenderse será positiva para ambos. Tanto Géminis como Escorpio tienen cosas que ofrecerse en este terreno. A pesar de que de entrada no suelen congeniar en absoluto, si tienen la oportunidad de conocerse mejor empezarán a considerarse amigos. Ciertos aspectos, como el relajado estilo de vida de Géminis, necesita que Escorpio ponga un poco de orden y estrategia a su vida, a sus aficiones, a sus deseos infinitos de viajar constantemente y de divertirse sin tregua. Si esta amistad se establece, Géminis se encontrará con alguien que le defiende con uñas y dientes delante de cualquier adversario o de cualquier adversidad. Delante de tamaña demostración de afecto incondicional, el quisquilloso Géminis rendirá armas y puede convertirse en incondicional de Escorpio, reconociendo, no sin cierto esfuerzo, que a su amigo le sobran precisamente algunos rasgos de carácter que él está necesitando. La amistad entre Géminis y Escorpio sí que puede ser muy intensa y de larga duración, contrariamente a lo que ocurre con las relaciones amorosas, aunque quizá pasen largos períodos sin verse, Sin embargo, siempre sabrán que el otro está ahí para lo que haga falta. 204

GÉMINIS Y ESCORPIO EN EL TRABAJO: Son signos compatibles en este terreno, aunque tendrán que limar algunas asperezas.

Es en ese apartado donde observamos las mayores coincidencias entre los signos de Géminis y Escorpio. Ambos coinciden en no regatear esfuerzos cuando hay algo que hacer. Géminis siempre se dedica al trabajo como si no existiera nada más en el mundo, no le importa el tiempo ni el esfuerzo que requiera. Podría decirse que el trabajo es para Géminis su gran pasión. Éste es su punto más compatible con el signo de Escorpio que a pesar de ser menos vital, se revela siempre como alguien para quien el trabajo ocupa uno de los primeros lugares en su existencia. Cuando Géminis y Escorpio se plantean un objetivo, separadamente, nada podrá apartarles de su sueño. Si consiguen unir sus fuerzas, comprenderán que el esfuerzo será menor y la posibilidad de llegar a la cima será a su vez más factible. Este deseo compartido hará que todas las demás diferencias se borren. La inestabilidad de Géminis y la sensibilidad excesiva de Escorpio, se compensarán en esta unión destinada a conseguir un bien común. El único aspecto que deberán tener en cuenta Géminis y Escorpio, es no sentirse ofendidos por las iniciativas del otro. Géminis tendrá que ceder un poco su deseo de ordeno y mando, mientras que Escorpio tendrá que limitarse en sus ansias controladoras para que todo salga a pedir de boca. 221