La compatibilidad de Cáncer y Piscis es muy alta y radica que ambos pertenecen al elemento Agua y también en su compartida sensibilidad. Si se unen en cualquier ámbito los dos signos más sensibles del zodíaco, nada puede salir mal, aunque tampoco queden liberados de ciertos roces o diferencias a causa de otros rasgos de carácter menos afines. Aún así Cáncer y Piscis defenderán contra viento y marea sus relaciones, conscientes de que encontrarán en ellas la tranquilidad y serenidad a la que ambos aspiran. Mantendrán relaciones muy especiales y cordiales, de complicidad en todos los ámbitos donde se encuentren.

CÁNCER Y PISCIS EN EL AMOR: La sensibilidad de estos signos y su desarrollada intuición les hará evitar los problemas antes de que aparezcan.

Sus sentimientos compartidos junto con su afinidad de caracteres, le convertirá en una pareja sentimental envidiada por todos. Se atraerán inmediatamente de forma intuitiva, entre Cáncer y Piscis es muy probable que exista un flechazo que de origen a una relación intensa, armoniosa y duradera. Tanto a Cáncer como a Piscis les atrae compartir espacios de intimidad en los pueden encontrarse e intuirse incluso sin palabras. El estilo cálido y protector de Cáncer y Piscis, sugiere parejas profundamente comprometidas en las que resultará fácil pactar acuerdos y proyectar cosas juntos y en total acuerdo. Sólo han de tener cuidado con su sensibilidad, muy alta en ambos casos. Este exceso de sentimiento podría dificultar la correcta expresión en el amor. La intuición y la empatía que caracteriza a Cáncer y Piscis, a veces sugiere que el otro ha de entender lo que uno necesita sin necesidad de palabras. Pero esto no funciona así y para que la relación vaya sobre ruedas, tendrán que aprender a manifestar lo que sienten, lo que quiere, lo que les gusta y lo que detestan. Si alcanzan esta perfecta comunicación pondrían el broche de oro a una de las mejores relaciones amorosas de la rueda zodiacal, que puede durar toda la vida.

CÁNCER Y PISCIS EN LA AMISTAD: Excelentes compañeros, se entienden como nadie y comparten muchos intereses.

La relación de amistad entre Cáncer y Piscis durará toda la vida, incluso sin que se lo propongan. Si en algún ámbito pueden superar a la cuestión sentimental, es en de la amistad, intensa y profunda hasta límites insospechados. De todas formas, que nadie espere ver a Cáncer y Piscis pegados como si fueran siameses, no, lo suyo trasciende al aspecto físico y se adentra en el mundo espiritual. Tanto Cáncer como Piscis se considerarán como hermanos y no les hará falta verse cada día ni estar en contacto continuamente para mantener esta sólida unión. Conecta muy bien por su disposición a aprender del otro y apoyarle en todo. Cáncer aporta seguridad a la relación, mientras que Piscis es el generador de ideas, es innovador y se siente libre en la toma de decisiones. Cáncer, en cambio es más meticuloso y necesita seguridad antes de lanzarse al ruedo. Se escucharán siempre el uno al otro y esto revertirá en una relación con pocos fracasos y muchos aciertos. Sólo discreparán en la forma de divertirse porque Cáncer es mucho más conservador que Piscis en este terreno, pero dejará que su amigo le convenza de que de vez en cuando es positivo romper las reglas.

CÁNCER Y PISCIS EN EL TRABAJO: Se complementan a la perfección, trabajando juntos parecen mucho más que dos.

También en el ámbito laboral Cáncer y Piscis se entenderán a la perfección, se ayudarán y se protegerán mutuamente para que las cosas salgan bien. No les importará asumir las responsabilidades del otro en determinados momentos si ello sirve de ayuda o puede evitar alguna bronca. Piscis confía plenamente en Cáncer, aunque cuando éste tiene un rasgo de generosidad extrema, en su interior pone en duda sus intenciones. Sin embargo, el tiempo demostrará a Piscis, que antes de pronunciarse, Cáncer medita muy bien sus palabras y lo que va a decir. Aunque de entrada establezcan muy buenas relaciones, será con el paso del tiempo que Cáncer y Piscis descubrirán las virtudes y los talentos del otro. En igualdad de condiciones, como socios, no tendrán nunca un enfrentamiento. Si es Cáncer quien se halla por encima de Piscis en el orden jerárquico, sabrá ganarse su confianza y su afecto porque le tratará como a alguien de la familia. Si el lugar superior lo ocupa Piscis, sabrá despertar la motivación del tranquilo Cáncer. Cualquier empresa aspiraría a tener entre sus empleados un dúo de este estilo, porque le garantizarán el éxito y la perfección en lo que hagan juntos. Curiosamente ninguno de los dos aprecia demasiado los resultados económicos, aunque saben valorarlos cuando llegan.