La compatibilidad de Cáncer y Sagitario estará marcada por el esfuerzo que realicen ambos signos para poder relacionarse con éxito en cualquier ámbito que se lo propongan. Sus diferencias de carácter son notables, aunque de entrada se sentirán atraídos el uno por el otro. Será más adelante cuando perciban que tienen distinta visión del mundo y de las relaciones. Sin embargo, Cáncer y Sagitario, aunque decidan romper su amor, su amistad o su relación laboral a causa de sus diferencias, también serán capaces de reconciliarse si la ocasión lo requiere. No obstante, tendrán que procurar que en sus relaciones haya más sonrisas que lágrimas.

CÁNCER Y SAGITARIO EN EL AMOR: La sensualidad que se instalará entre ambos puede ser la piedra filosofal de esta unión.

Es en este capítulo donde Cáncer y Sagitario muestran menos rasgos en común, aunque tienen algunos. El principal, que habrá un entendimiento perfecto respecto a la sensualidad. En la intimidad la pasión se desbordará y ya conocemos el poder que esto tiene sobre otros aspectos considerados por ellos menos importantes. Sin embargo, en otros aspectos sus diferencias son notables. Cáncer otorga un lugar prioritario en su vida al amor. Centra en él la mayoría de sus actos y cualquier esfuerzo merece la pena si es en nombre del amor. En cambio, Sagitario, lo considera primordial. Por mucha pasión que exista entre Cáncer y Sagitario, éste no perderá nunca la cabeza y sabrá muy bien hacia donde quiere conducir la relación. Por otro lado coinciden en una terquedad importante, que provocará que ninguno de los dos quiera ceder terreno a favor del otro. Las críticas de Sagitario pueden herir profundamente la sensibilidad de Cáncer, que procurará esconder sus verdaderos sentimientos para no mostrar su debilidad. Cáncer y Sagitario también tienen opiniones distintas respecto a su unión sentimental. Mientras Cáncer aspira a un hogar y una relación de largo recorrido, Sagitario no parece dispuesto a renunciar a su libertad ni a su forma de decir las cosas. Sólo si el amor es sólido lograrán reconducir estas discrepancias.

CÁNCER Y SAGITARIO EN LA AMISTAD: Pueden lograr una sólida amistas incluso sin compartir demasiadas cosas.

En este terreno Cáncer y Sagitario pueden llegar a tener una larga y fructífera amistad si descubren a tiempo las cosas que les unen y también procuran evitar o suavizar todas aquellas que les separan por razones de carácter. A Cáncer le enamoran las posibles aventuras y los proyectos de los que siempre habla Sagitario. Sin embargo, pronto se cansará de tanta movida y mostrará temor a correr riesgos innecesarios que le hagan perder su valorada estabilidad. A Sagitario, por su parte, le atrae la calidez y la ternura que halla en Cáncer, pero percibe muy pronto que no será fácil convencerle para que venza sus temores y hacerle ver que su resistencia al cambio le perjudica. A Sagitario le gusta introducir cambios en sus relaciones y en su vida en general y esto es quizá lo que más teme el cangrejo, que detesta cualquier cambio. Cáncer y Sagitario lograrán estabilidad en su relación de amistad casi siempre, aunque no compartirán demasiados proyectos, viajes, vacaciones, aventuras… Sin embargo, tanto Cáncer como Escorpio sabrán que tienen ahí a alguien en quien confiar plenamente en cualquier situación. La lealtad presidirá esta relación un tanto dispar pero que puede perdurar a través del tiempo.

CÁNCER Y SAGITARIO EN EL TRABAJO: Lograrán llevar a buen puerto sus proyectos en común si evitan sus discrepancias.

También en este ámbito Cáncer y Sagitario descubrirán muy pronto sus diferencias, aunque los intereses comunes pueden ocasionar que les den menos importancia que de costumbre. Saben que juntos tienen mayores probabilidades de éxito que por separado. Sagitario suele el generador de ideas y proyectos, mientras que Cáncer le secunda con su notable capacidad de organización. Esta capacidad que experimentan conjuntamente Cáncer y Sagitario no lograrían alcanzarla por separado, así que fácilmente dirán aquello de “pelillos a la mar” y consciente o inconscientemente se prepararán para limar cualquier aspereza que pudiera conducirles a una eventual separación. Por suerte, Sagitario suele ser un compañero amistoso y servicial, además de cumplir siempre con su cometido, por difícil que se lo pongan. Cáncer descubrirá muy pronto estas cualidades y le hará merecedor de su confianza. Su punto más débil será la forma de entender el trabajo en la vida. Mientras para Cáncer es un tema que va detrás de la familia, Sagitario es de los que no regatea esfuerzos y lo prioriza por delante de todo. Esto puede ocasionar rencillas o incluso alejamientos que perjudicarían a ambos. Lo ideal será establecer desde el principio las bases para que esta relación pueda ser beneficiosa para ambos y prever las situaciones de conflictos antes de que se produzcan.