La compatibilidad de Cáncer y Libra, aunque aparentemente parece ser totalmente factible, la verdad es que es una de las más complicadas del zodíaco. Ambos signos desean alcanzar la armonía, vivir tranquilamente y sin grandes sobresaltos ni deseos de aventuras inciertas. Sin embargo, los cauces que eligen cada uno de estos signos les distancian más que les unen. Sólo algunas veces llegan a mantener relaciones profundas en los distintos ámbitos, aunque en bastantes ocasiones intentarán buscar el equilibrio y en ocasiones lograrán sus propósitos. Su interacción será difícil pero no imposible, especialmente cuando les una un objetivo común que sea prioritario para ambos.

CÁNCER Y LIBRA EN EL AMOR: Se atraerán de inmediato pero su relación será difícil sin renuncias por ambas partes.

El punto más favorable para la relación entre Cáncer y Libra está en sus respectivos caracteres. Cáncer se verá reconfortado con la personalidad positiva de Libra, para quien todos los obstáculos pueden superarse. Por su parte, Cáncer es suficientemente comprensivo como para tolerar los arranques de Libra y su proverbial terquedad. Cáncer y Libra sentirán atracción por el otro en el mismo momento de conocerse. No será hasta más tarde cuando descubrirán que no son tan afines como sería de desear y con el paso del tiempo, Cáncer puede sentirse decepcionado por la falta de atención de Libra, mientras que éste experimentará demasiada presión ante las exigencias del cangrejo o simplemente con el intento. Los altibajos emocionales de Cáncer acabarán por cansar a Libra , que intentará por todos los medios escapar a esta tormenta. Sin embargo, Libra deslumbra a Cáncer con su capacidad para librarse del estrés y el desorden. Si consiguen suavizar sus diferencias, formarán juntos una pareja que se enfrentará a los retos de la vida sin regatear esfuerzos y dando por seguro que podrán superarlos. Antes de decidir cortar por lo sano por sus diferencias, Cáncer y Libra deberían intentar hallar sus puntos coincidentes, que les garantizarían la felicidad.

CÁNCER Y LIBRA EN LA AMISTAD: Serán también complicadas y precisarán de concesiones por ambas partes.

Las diferencias en este ámbito entre Cáncer y Libra son también muy notables por las diferentes maneras de enfocar las relaciones sociales que tienen ambos signos. Mientras que a Cáncer le atrae cultivar la amistad con la gente más variopinta, Libra se muestra mucho más selectivo a la hora de relacionarse socialmente. Tiene que estar seguro de que cada persona es merecedora de su amistad, por ello, aunque las relaciones personales entre Cáncer y Libra pueden ser positivas, el cangrejo no tolerará que Libra quiera inmiscuirse con el resto de gente que considera sus amigos o que éstos queden excluidos de ciertos encuentros. Si Cáncer hace prevalecer su deseo, Libra se sentirá decepcionado, puede considerarlo una traición y una vez puestas así las cosas serán muy difíciles de arreglar. Para evitar llegar a estos extremos y conociendo este punto débil de la compatibilidad de Cáncer y Libra en el ámbito de la amistad, será mejor prevenir que curar. Si ambos consideran que su relación lo vale, las concesiones por ambas partes serán imprescindibles. Sólo si hay voluntad por ambas partes para preservar la amistad, ésta se convertirá en un vínculo sólido, aunque cualquier error por ambas partes puede hacer que salte todo por los aires.

CÁNCER Y LIBRA EN EL TRABAJO: Ambos compartirán la lucha por objetivos comunes con respeto y dedicación conjunta.

En el ámbito laboral, las relaciones entre Cáncer y Libra son generalmente muy buenas, no en vano Cáncer y Libra están considerados signos muy compatibles en el aspecto laboral. El sentido del equilibrio de Libra, le hará descubrir a Cáncer que no es necesario elegir entre trabajo y familia o pareja, que no hay que renunciar a nada. Sólo hay que aprender a equilibrar los valores. Junto a Libra, el retraído Cáncer aprenderá a conciliar la vida profesional con la personal y esto hará aumentar su prestigio y su dinero, algo que apreciará enormemente. Libra, por su parte, aprenderá a convivir con el carácter de Cáncer, que además tiene la paciencia necesaria como para soportar estoicamente los impulsos de Libra y su terquedad en algunos momentos. Si el orden jerárquico establece que Libra esté por encima de Cáncer, éste lo aceptará como un hecho natural y no tendrán dificultades de ningún tipo porque tienen la misma idea de cómo tiene que realizarse el trabajo. Y si es Libra quien tiene que someterse a la autoridad de Cáncer, no le importará porque sabrá reconocer las dotes del cangrejo para este tipo de relaciones. Se sentirá bajo su mando como pez en el agua, acogido y protegido como si estuviera bajo la tutela paterna.