La compatibilidad de Cáncer y Leo es bastante elevada, a pesar de lo muy diferente de los rasgos de carácter de ambos signos. Comparten en común que tienen un ego bastante frágil y pueden sentirse heridos por cualquier crítica o alguna palabra que ellos interpreten como censura. Sin embargo, la seguridad de Leo puede ser la solución ideal para la inseguridad y la falta de confianza en sí mismo del vulnerable Cáncer. Esto se producirá en cualquiera de los terrenos que se relacionen pero en especial en el sentimental. Por otra parte, la forma de expresarse, discreta y cariñosa de Cáncer, hará que Leo se sienta en su salsa.

CÁNCER Y LEO EN EL AMOR: Las parejas formadas por miembros de estos signos tienen una intensa conexión kármica.

Si Cáncer y Leo consiguen llega a un consenso en sus diferentes formas de entender una relación sentimental, tendrán historia para rato. Ambos necesitan cariño y mucha atención de su pareja, sólo que se expresan de distinta forma. La unión de Cáncer y Leo suele proceder de una amistad o de un conocimiento previo del otro. Los flechazos entre ellos forman parte de la excepción, aunque Cáncer puede sentirse deslumbrado por la brillantez de Leo, aunque no encuentre respuesta por parte de éste. Cáncer ama de Leo su talento para resolverlo todo de manera inmediata y la capacidad del león de levantar el ánimo a quienes tiene cerca. El retraído Cáncer se siente muy bien arropado por Leo y éste, a su vez, se sentirá cómodo con la forma de amar del cangrejo. Uno pondrá la pasión y el otro el romanticismo, el cariño y la ternura. Las divergencias entre Cáncer y Leo surgirán por sus distintas formas de entender el amor. Cáncer necesita compromiso y hogar, mientras que Leo necesita sentirse libre. No obstante, el amor puede lograr que Cáncer se arriesgue en la relación y que Leo acabe cediendo a sus deseos de formar una pareja establecida de larga duración.

CÁNCER Y LEO EN LA AMISTAD: Sus distintas formas de entender la vida les asegura una amistad armoniosa.

En una relación de amistad, Cáncer y Leo suelen ser amigos leales aunque quizá demasiado posesivos, cada uno en su estilo de relacionarse con los demás. Leo valorará las atenciones y la deferencia de Cáncer, que siempre accede a sus acciones, mientras que Cáncer dará importancia a la estabilidad emocional que le proporciona su amistad con Leo, así como el agradable trato que éste le proporciona. Ambos valoran la comodidad y la seguridad en no pocos aspectos y suelen compartir sus preferencias por relacionarse con un grupo de amigos no muy numeroso y muy bien elegidos. Leo está regido por el Sol, que le otorga energía masculina, mientras que Cáncer está regido por la Luna, que le impregna de energía femenina. Cáncer y Leo se complementan por oposición, se apoyan y admiran mutuamente. Desde sus diferentes perspectivas, a ambos les gusta controlar la situación y creen saber qué es lo mejor para su amistad. Siempre se cuidaran y valorarán mutuamente, por esto lograrán subsanar sus diferencias. Su determinación de que la relación de amistad sea profunda y sincera, es uno de los aspectos más favorables y lo que contribuirá a que ambos deseen mantenerla toda la vida, cediendo terreno a veces para conseguir un buen entendimiento.

CÁNCER Y LEO EN EL TRABAJO: Las diferencias en este terreno son más notables pero sabrán llegar a un consenso.

Es en éste ámbito donde Cáncer y Leo observan quizá más diferencias. Como socios, hará falta un objetivo muy claro para que ambos acepten este tipo de colaboración. De entrada, Cáncer tendrá que asegurarse de que no existe riesgo para su dinero si se precisa una inversión, mientras que a Leo no sólo no le importa correr el riesgo sino que piensa que debe hacerlo. Tanto Cáncer como Leo aspiran a imponer su criterio, a manifestar su autoridad y es ahí donde pueden tener sus mayores diferencias si el sentido común de ambos no pone freno a esta rivalidad, como ocurre a veces. Cáncer y Leo coinciden, en cambio, en su forma de entender el trabajo. Ambos aspiran a un trabajo rentable, que les proporcione comodidades, pero que no les impida vivir su vida personal, que prefieren por encima de todo. La pareja, la familia y sus asuntos están por delante de cualquier asunto laboral. Esta coincidencia de enfoque entre Cáncer y Leo, hace que en igualdad de condiciones trabajen cómodamente. Los problemas pueden surgir si Leo ostenta el liderazgo y no sabe hallar las palabras adecuadas para dar órdenes al hípersensible Cáncer. Si sucede a la inversa, Leo puede objetar cualquier orden de Cáncer y esto herirá al cangrejo en su profunda sensibilidad.