La compatibilidad de Escorpio y Sagitario es bastante alta, en algunos ámbitos más que en otros, pero estos signos de Agua y Fuego, respectivamente siempre mantendrán relaciones apasionadas aunque con inevitables altos y bajos. Es difícil entender que une a estos dos signos de características tan diferentes, pero sin duda pueden establecerse entre ellos lazos profundos. Escorpio busca la profundidad, la intimidad, mientras que Sagitario persigue la libertad y la autonomía. Si inician una relación de cualquier tipo, saben absorber las cualidades del otro y esto les permite madurar y avanzar. Entre Escorpio y Sagitario no surgirán problemas si mantienen relaciones esporádicas.

ESCORPIO Y SAGITARIO EN EL AMOR: Son muy compatibles en las relaciones cortas y también lo pueden ser en las largas si se lo proponen

Es precisamente en el ámbito sentimental donde surgen más divergencias entre Escorpio y Sagitario, porque ambos viven el amor de forma distinta y esto se nota más cuando la relación es larga. En los romances cortos o las aventuras fugaces, estas diferencias son imperceptibles y pasan totalmente inadvertidas tanto para Escorpio como para Sagitario. A Escorpio le gustan las relaciones bien asentadas, serias y comprometidas. Sagitario, sin embargo, es más de vivir el momento y no en vano tiene cierta fama de conquistador. Una relación entre Escorpio y Sagitario, suele iniciarse cuando Sagitario cae rendido y fascinado por el misterioso Escorpio, un tanto frío por fuera pero puro fuego por dentro. Puede haber ahí una notable explosión de romanticismo, en la que ninguno de los dos escatimará esfuerzos para conseguir la atención y el amor del otro. Si saben prolongar estos momentos, Sagitario acabará sentando la cabeza, enamorándose hasta las trancas y deseando pasar el resto de su vida junto a Escorpio. Para que la relación entre Escorpio y Sagitario funcione, será necesario que Escorpio entienda la necesidad de libertad y autonomía de Sagitario, mientras que éste tendrá que aprender a valorar más el riquísimo mundo interior de Escorpio, en el que también hallará muchas sorpresas.

ESCORPIO Y SAGITARIO EN LA AMISTAD: Sabrán limar sus diferencias si tienen en común un objetivo deseable para ambos.

Los diferentes caracteres de Escorpio y Sagitario se pondrán también de manifiesto en este terreno, pero su amistad está asegurada si perciben los numerosos intereses comunes que tienen. Cuando se conocen, en el trato superficial, pueden sentir cierta atracción. Se darán cuenta de que tienen proyectos comunes a realizar, aunque su forma de querer hacerlo sea distinta. Sagitario admira a Escorpio y respeta sus decisiones. Esto será un punto a favor para establecer una base de amistad entre Escorpio y Sagitario. Pronto se darán cuenta de que juntos podrán dar mucho rendimiento a esta amistad, porque en cierto modo son muy complementarios y aunque no lleguen a la categoría de amigos íntimos, sí que pueden mantener una larguísima amistad basada en las aficiones comunes y la lealtad. Para contar sus intimidades, tanto Escorpio como Sagitario, buscarán a otros signos. El principal obstáculo de esta relación será una comunicación algo deficiente que les impedirá confiar más el uno en el otro. Escorpio, más discreto y reservado, quizá no expresará todo lo que siente y Sagitario, más claro y directo puede reprochárselo o incluso sentirse mal por ello. Cuando tienen un objetivo deseable en común, se respetarán y pasarán por alto sus diferencias. Sus mayores afinidades son los hobbies creativos y los viajes o las aventuras lejanas.

ESCORPIO Y SAGITARIO EN EL TRABAJO: Si se unen en un proyecto común lograrán convertirlo en un nuevo éxito.

El binomio formado por Escorpio y Sagitario, contrariamente a lo que les sucede en otros ámbitos, tienen muchas posibilidades de éxito en el terreno laboral, porque es ahí, precisamente, donde se complementan mejor que en ningún otro aspecto. Sus expectativas de futuro trabajando juntos son infinitas. La notable capacidad de comunicación de Sagitario, les abrirá todas las puertas que sean necesarias y una vez entren por ellas, la energía y la potencia de Escorpio hará el resto, porque no sólo posee estas cualidades, además sabe encauzarlas de la forma más oportuna. En la organización laboral de Escorpio y Sagitario, todo funcionará sobre ruedas si es el primero quien se ocupa del dinero y de detectar las oportunidades de negocio. Sagitario puede desarrollar luego toda su capacidad creativa para que su proyecto no tenga comparación con ningún otro. Su punto de fricción dentro de este ámbito, es que en algunas ocasiones Sagitario no es precisamente un modelo de perseverancia y puede dejar colgado con parte de su tarea a Escorpio. Sorpresivamente, aunque Escorpio aguanta poco a nadie, su colega Sagitario le cae mejor que bien y asumirá sin protestar la parte de que hecho no le corresponde. Escorpio y Sagitario sabrán ingeniárselas para que sus diferencias ni se noten si tienen algo en común por lo que luchar.