La compatibilidad de Leo y Escorpio no parece en principio demasiado alta, especialmente por ciertas semejanzas que presentan estos dos signos de naturaleza fuerte y líderes por naturaleza aunque con muy distintas formas de manifestarlo. Pertenecientes a los elementos Fuego y Agua, respectivamente, su forma de relacionarse suele ser algo complicada. Sienten inicialmente una potente atracción el uno por el otro pero acaban chocando. Sin embargo, tienen mucha capacidad para llegar a acuerdos y pactos. Para relacionarse adecuadamente tendrán que aprender a confiar y ser menos tercos. Si llegan a ponerse de acuerdo y crear algo conjuntamente, será fuerte e indestructible.

LEO Y ESCORPIO EN EL AMOR: Su unión puede funcionar si ambos tienen claros sus sentimientos y pactan las reglas del juego.

Tanto Leo como Escorpio son muy obstinados y esta peculiaridad será lo que más les une pero también la que puede provocar serios problemas o incluso la ruptura de la pareja. Controlando este punto, por lo demás, Leo y Escorpio pueden llegar a alcanzar juntos la felicidad y disfrutar de una vida sentimental muy satisfactoria. Precisamente por ser tan pertinaces, si Leo y Escorpio deciden anteponer su amor por encima de cualquier cosa, no habrá nada ni nadie que consiga romper su vínculo. Al principio, el apasionado Leo se sentirá fascinado por la forma de actuar de Escorpio, un tanto misteriosa, que supondrá para el león un elemento más que hará interesante la conquista. El ingenio de Escorpio también le cautivará y éste caerá rendido a los pies de Leo al verle tan seguro de sí mismo. Escorpio descubrirá en Leo un amante ardiente, con un potente magnetismo y gran encanto personal. Supondrá un maravilloso desafío intentar conquistarle. También se comprenderán bien en el aspecto sexual, donde la pasión y el entusiasmo de Leo se complementará a la perfección con la sofisticada sensualidad de Escorpio, envolvente e intensa. Han de evitar por todos los medios la lucha de egos. Las peleas entre Leo y Escorpio pueden ser antológicas, pero también lo serán sus reconciliaciones.

LEO Y ESCORPIO EN LA AMISTAD: Entre ambos se establecerá un entendimiento profundo sin necesidad de palabras.

Su similitud en algunos rasgos de carácter puede hacer que Leo y Escorpio inicien y mantengan una amistad sólida en la que ambos demostrarán ser fieles y sinceros. Leo y Escorpio funcionarán mejor como amigos que como pareja, aunque también en este terreno tendrán que lidiar con sus contrastes y su obstinación si quieren que su amistad perdure, algo que conseguirán la mayoría de veces. Tanto Leo como Escorpio poseen personalidades muy marcadas y si están juntos, la diversión, el éxito y la aventura están asegurados. Sus principales inconvenientes es que Leo puede ser demasiado directo y a su vez Escorpio puede resultar difícil de convencer. Si logran superar restos obstáculos, la energía que les unirá será muy positiva y valiosa. Los aspectos que unirán a Leo y Escorpio, es que el primero querrá siempre tomar la delantera, algo que a Escorpio, a quien no le gusta destacar y a menudo se muestra complaciente, no le importará demasiado, incluso puede sentirse cómodo, si su amigo Leo toma la iniciativa y se ocupa de todos los detalles de sus proyectos comunes. Para que todo funcione, sin embargo, Leo tendrá que evitar dar órdenes directas a Escorpio o inmiscuirse en sus asuntos privados, mientras que Escorpio deberá aceptar el liderazgo de Leo.

LEO Y ESCORPIO EN EL TRABAJO: La relación funciona cuando dejan a un lado sus diferencias y luchan por un objetivo común.

Es en el ámbito laboral o profesional donde se producirán mayores desencuentros entre Leo y Sagitario. Para Leo y trabajo es primordial, ocupa el primer lugar en su vida. Con su esfuerzo, el león gana adeptos y admiración, algo que necesita siempre para alimentar su ego. Las decisiones de Leo serán espectaculares y probablemente muy efectivas. Escorpio, sin embargo, aunque posee también un carácter fuerte y que sabe muy bien a donde se dirige, en bastantes ocasiones se deja llevar por los sentimientos o por el estado de ánimo del momento y esto es algo que Leo no soporta. Es ahí donde encontrarán sus mayores diferencias Leo y Escorpio. La sensibilidad de este último puede hacerle abandonar un trabajo o un proyecto porque no le llena lo suficiente y esto para Leo es una muestra de irresponsabilidad. También en este terreno chocarán en las luchas de poder. Leo y Escorpio prefieren mandar a recibir órdenes y su terquedad empeora las cosas. Leo y Escorpio, sin embargo, en que a ambos les gusta el trabajo bien hecho. Podrán formar un buen equipo si sus roles están bien definidos y consiguen equilibrar sus ansias de dominar. Tanto Leo como Escorpio han de aprender a rebajar un poco sus egos. Sumando fuerzas no tienen rival alguno.