La compatibilidad de Leo y Sagitario es muy alta. Ambos signos tienen grandes coincidencias que les ayudan a compaginar a la perfección sus roles en una relación. Sus temperamentos son fuertes y muy parecidos y también poseen ambos generosidad y nobleza, así como un gran sentido del humor. Instintivamente entienden las necesidades del otro y muestran ilusión por objetivos similares. Tanto Leo como Sagitario aspiran a comerse el mundo. Sólo ha que prestar atención a que no se produzca un choque por alguna pequeña diferencia porque ambos tienden a decir todo lo que pasa por su mente, aunque luego se arrepientan. Afortunadamente, ambos tienen rencor cero.

LEO Y SAGITARIO EN EL AMOR: Juntos formarán un gran equipo y sus relaciones amorosas serán siempre apasionantes.

Cuando dos signos de Fuego se unen irán directos a una pasión abrasadora, que además de apasionada será apasionada y divertida. Lo mejor de todo ello es que a esta unión de Leo y Sagitario no le faltará sentido común y comprensión. A pesar de los deseos de Leo de dirigirlo todo, no encontrará oposición directa de Sagitario, a quien le encanta la emoción e ir en busca de nuevos horizontes, pero que se sentirá feliz de tener el poder en la sombra. Sagitario tiene un carácter propicio para soportar el gran ego de Leo. Los nativos y nativas del signo del arquero necesitan un pareja más fuerte que ellos mismos y Leo, por su parte, precisa que le dejen conocer otras posibilidades. Le gustará seguir el ritmo de los variados intereses de Sagitario y le encantará las ideas que éste le aporte. La disposición y optimismo natural de Sagitario para asumir riesgos se verán respaldados por la profunda fuerza y el poder de Leo. Los nativos y nativas de Leo y Sagitario, tendrán relaciones muy satisfactorias y duraderas. Para conseguirlo, Leo tendrá que ser comprensivo con el miedo al compromiso de Sagitario y éste deberá recordar que Leo detesta a quien demuestra debilidad.

LEO Y SAGITARIO EN LA AMISTAD: Ambos saben establecer alianzas duraderas y adquirir compromisos.

La relación de amistad entre Leo y Sagitario estará repleta de energía y en ella no tendrá cabida el aburrimiento. El impetuoso leo basa sus relaciones de amistad en su admiración hacia el otro sigo y la fidelidad, aspectos en los que coincide totalmente con Sagitario. Si se establece entre ellos una amistad será sólida e indestructible. Las diferencias con las que tendrán que lidiar Leo y Sagitario consisten en la diferente manera de apreciar el entorno social. Para Leo desenvolverse socialmente es fácil y eso puede molestar a Sagitario, aunque también con cierta frecuencia, en lugar de irritarse por el protagonismo del león, lo que hará Sagitario es incorporar a su vida los aspectos más positivos de Leo. Una sabia elección, sin duda. Leo y Sagitario también son conscientes de que encontrar personas que concuerden tanto con sus respectivos caracteres, no es precisamente fácil. Juntos proyectarán grandes planes, viajes, encuentros, fiestas y salidas. En la amistad de Leo y Sagitario no tendrá cabida el aburrimiento. Leo es un amigo a toda prueba, que siempre va a estar ahí. Sagitario puede estar seguro de que en Leo encontrará un aliado, un compañero de fatigas y un cómplice incondicional. La vida de ambos se enriquecerá con esta amistad.

LEO Y SAGITARIO EN EL TRABAJO: Se complementan a la perfección y formarán un dúo intenso y poderoso.

El funcionamiento en el trabajo entre Leo y Sagitario tiene muy buenas perspectivas. Ambos lo aprecian de igual manera y esto supone una gran ventaja que les ayudara a alcanzar los más altos objetivos uniendo sus intereses. Leo y Sagitario consideran que el trabajo es un condición esencial para avanzar en la vida. Les costaría vivir sin algo a lo que dedicarse y que les pueda proporcionar los beneficios económicos que les permitirán tener la vida confortable que desean. Pese a esta coincidencia tan importante, Leo y Sagitario, abordan este tema de manera distinta. Sagitario es más consciente de que hay que hacer una mínima planificación de las tareas, mientras que Leo es el rey de la improvisación, actúa por impulso y sin pensárselo demasiado. La suerte para él es que tiene una gran visión de negocios y detecta la posibilidad de ganar dinero a la legua. Su forma de enfocar los temas laborales se complementan y más que un dúo ellos dos solos forman todo un equipo muy poderoso, que no desfallece ante el esfuerzo o los obstáculos y que se adelanta a los problemas con acierto. Cuando Leo y Sagitario trabajan juntos son la esencia de la planificación y la acción. Nada puede oponerse a ellos y juntos alcanzarán cuantos objetivos se propongan.