La compatibilidad de Tauro y Capricornio es muy alta. Ambos son signos de Tierra y se sienten cómodos el uno con el otro de manera natural. Además, tienen tiempos similares y comparten también rasgos como realismo y sensatez, cualidades que comparten, así como su necesidad de estabilidad y compromiso. Buscan siempre la seguridad y eso mismo encontraran en una relación de cualquier tipo si se unen Tauro y Capricornio. Sin embargo, también tienen que procurar que tanta calma y seguridad no se convierta en algo rutinario y monótono, el mayor peligro con el que se pueden encontrar una relación de cualquier tipo.

TAURO Y CAPRICORNIO EN EL AMOR: Tienen tantos puntos en común que nada podría hacer fracasar esta unión.

La unión entre Tauro y Capricornio, sugiere siempre un amor calmado y seguro, en el que ambos tendrán que estar atentos para proporcionarse mutuamente tiempo de calidad y espacios donde puedan hallar el placer de los sentidos que tanto gusta a ambos. Pocas veces Tauro y Capricornio se enamorarán de flechazo, ellos son más de contacto pausado, se toman su tiempo para determinar si la otra persona les satisface por completo. Tauro es más abierto que Capricornio, que algunas veces no permite que se le conozca en profundidad, pero cuando están juntos esta barrera desaparece por completo. A Tauro y Capricornio, les gusta que la pareja lo cuide y en esta relación encontrarán esta premisa que se convertirá en algo importante para ambos. Ninguno de los dos es demasiado romántico, expresan el amor de manera práctica. Sin embargo, aunque al principio su actitud esté regida por cierta frialdad tanto por parte de Tauro como por la de Capricornio, después de un tiempo se convierten en apasionados amantes. El bienestar de la familia y el hogar que tanto valoran, cobrará en esta unión una importancia total. Si Tauro y Capricornio se unen para convivir o para casarse, esta unión está destinada al éxito más absoluto.

TAURO Y CAPRICORNIO EN LA AMISTAD: Ambos encontrarán la seguridad que necesitan y serán algo más que amigos.

Cuando Tauro y Capricornio deciden iniciar una amistad, es bien seguro que ambos ya lo han pensado bien antes de dar el primer paso. No será aquello de conocerse y simpatizar y a continuación estar contándose ya la vida entera. No, tanto Tauro como Capricornio necesitan más tiempo para abrirse a alguna persona, aunque dicha persona les haya sorprendido por su similitud a ellos mismos en su forma de actuar. La primera impresión es buena, la simpatía es mutua, pero necesitan asegurarse de que su intuición no les falla. Tauro y Capricornio serán grandes amigos, de los que siempre encuentras cuando los necesitas. Tauro necesita más que Capricornio esta seguridad y también se sentirá más satisfecho de que sea Capricornio quien en muchas ocasiones lleve la voz cantante cuando se trata de organizar salidas o trazar planes en los que ha de intervenir más gente. Desde luego Tauro es un buen organizador, pero agradece que en algunas ocasiones alguien le sustituya. Y ese alguien no puede ser cualquiera porque no confiaría en él al cien por cien como lo hace con Capricornio, que se convierte más que en un amigo, una parte de sí mismo. Esta relación está destinada a durar para siempre.

TAURO Y CAPRICORNIO EN EL TRABAJO: Ambos saben que el éxito en este terreno repercute también en el bolsillo y lo desean.

Una tendencia que comparten Tauro y Capricornio en el ámbito laboral, es que ambos tienden a priorizarlo sobre otras cosas que también son muy importantes. Sin embargo para ellos, que aman tener una vida cómoda o incluso con cierto lujo, el trabajo, que es donde se genera la riqueza que permitirá alcanzarla, es un lugar sagrado. Tanto Tauro como Capricornio tienen como objetivo luchar y esforzarse al máximo en el trabajo, tanto propio como ajeno, para poder mejorar su economía y llegar a disfrutar de lo que tanto anhelan. Coinciden en los rasgos más fundamentales y suelen llevarse muy bien tanto si trabajan de igual a igual como si uno de los dos está por encima del otro en el orden jerárquico. Capricornio es en la rueda zodiacal el signo más ambicioso y el más triunfador, seguido por Tauro a poca distancia. Su inteligencia en los asuntos laborales llevará a Capricornio al éxito pero no hasta la misma cima. Para ello necesita el empuje de Tauro y su capacidad de comunicación. Tauro y Capricornio pueden trabajar muy bien juntos siempre que no se despierten los celos de alguno de ellos por causas de reconocimiento laboral. Ambos creen que son los mejores y cuando uno se coloca por encima del otro, puede suponer un peligro. Salvado este punto, junto alcanzarán las metas más difíciles.