La compatibilidad de Tauro y Tauro es muy alta. Pertenecientes al elemento Tierra, ambos vibran de modo similar y esto facilita sus relaciones en todos los ámbitos, se entienden bien y son compatibles, salvando algunos aspectos que conviene suavizar para que todo fluya como es debido. Estas relaciones fluidas, en Astrología se denominan Trígono. Los nativos y nativas de Tauro y Tauro funcionan juntos de manera complementaria, enriqueciéndose mutuamente. En el Trígono reside la armonía que preside las relaciones de los Tauro con personas de su mismo signo. Se comprenderán en todos los terrenos y cualquier diferencia entre ellos podrá ser salvada.

TAURO Y TAURO EN EL AMOR: La fluidez de estos amores y el entendimiento mutuo que surge entre ambos les conduce a la felicidad duradera.

Las parejas formadas por Tauro y Tauro se sienten cómodas de manera natural, tienen tiempos necesarios y afinidades que los convierten casi siempre en inseparables. El deseo de estabilidad y compromiso de los nativos y nativas de Tauro, no va a encontrar en estas parejas ninguna oposición, más bien al contrario. A Tauro le gusta tener y mantener. Esta es la base para que las parejas de Tauro y Tauro lleguen siempre a consolidarse y perdurar en el tiempo. Tauro es muy lea, aunque también bastante posesivo. Es ahí donde pueden surgir las mayores diferencias entre ambos pero como ambos valoran en gran medida la estabilidad, procurarán reconducir la discrepancia para que desaparezca lo antes posible. Otro punto oscuro a tener en cuenta es que Tauro es en esencia muy testarudo y si alguna pelea llegara a herirle, es capaz de guardar rencor durante mucho tiempo. De cualquier manera, entre Tauro y Tauro el amor suele triunfar, su deseo de amarse largo tiempo y formar una familia feliz generalmente se cumple, en especial si en su hogar se sienten cómodos y seguros, algo que ambos Tauro intentarán con toda sus fuerzas. Sus mejores momentos, son los que disfrutan junto a los suyos en la intimidad de su hogar.

TAURO Y TAURO EN LA AMISTAD: También en este capítulo, la relación entre ellos suele ser indestructible y de total confianza.

Cuando Tauro y Tauro coinciden, la primera impresión ya es agradable y ambos sienten atracción natural hacia el otro nativo de su mismo signo. Intuyen que es como si se estuvieran viendo a ellos mismos en un espejo. Sus gustos son parecidos y también su carácter, no se puede pedir más. Han de luchar también con la tendencia de Tauro de querer controlar o imponer al otro su voluntad. Su lealtad facilitará las cosas en la relación de amistad entre Tauro y Tauro, pero no se verá libre de algunas rencillas cuando uno quiera que se haga su voluntad a toda costa. Tienen que poner ambos Tauro de su parte para que esto no suceda, ya que su terquedad natural es en este caso peligrosa. Ninguno de los dos querrá dar su brazo a torcer y podría ser causa de un alejamiento puntual o incluso de una ruptura definitiva. Sin embargo, Tauro y Tauro son conscientes del valor de una amistad como la suya, y en casi todas las ocasiones lograrán que la sangre no llegue al río. Aunque le cueste mucho, Tauro acabará cediendo para que las aguas vuelvan a su cauce. Tener un amigo incondicional es algo muy cómodo y esto lo valora Tauro muchísimo.

TAURO Y TAURO EN EL TRABAJO: Se llevarán muy bien, pero su escasa afición al riesgo puede impedirles avanzar.

Los nativos y nativas de Tauro tienen toda la capacidad de acción que poseen los Aries, pero la acción por sí misma no les satisface y esto viene duplicado cuando Tauro y Tauro trabajan conjuntamente. A ellos les gusta la comodidad y no son amantes de correr riesgos. Si se deciden a emprender una acción, con el ímpetu necesario, es porque han visto claro que tiene un buen resultado, de lo contrario no se molestarán en esforzarse, aunque tengan esta capacidad muy desarrollada. Es por esto que la relación de Tauro y Tauro en el terreno profesional en ocasiones es muy positiva y en otras todo lo contrario. El punto fuerte de Tauro es su capacidad para hacer realidad sus ideas y también las de otras personas. Sin embargo, si perciben un error en el proyecto que tengan entre manos, les será casi imposible dar marcha atrás para corregirlo. Si Tauro y Tauro están en el mismo orden en la jerarquía, lo consensuarán todo y pocas veces estarán en desacuerdo y lograrán grandes éxitos. Sin embargo, si un Tauro actúa como superior de otro, podría pasarse de rosca ejerciendo su mandato y causar la desmotivación o incluso que el otro Tauro decidiera cambiar de empleo porque ya no se siente cómodo. Por regla general, las relaciones laborales entre Tauro y Tauro, suelen ser satisfactorias y productivas.