La compatibilidad de Leo y Leo es muy alta, aunque también resulta ser una de las más complicadas. El signo de Leo regido por el Sol otorga a sus nativos y nativas una personalidad brillante y poderosa. Pertenecen al elemento Fuego, que contribuye a aumentar todavía más su fuerza. Leo y Leo coincidirán en muchos aspectos, pero de vez en cuando o quizá con cierta frecuencia, los gustos personales de cada uno de ellos pueden divergir y entonces se establecerá una lucha de poder, a veces bastante disimulada, pero que puede llegar a niveles importantes. No obstante, son personas generosas y leales, predispuestas a la reconciliación siempre.

LEO Y LEO EN EL AMOR: Parecen destinados al éxito total, la pasión les envolverá, pero también habrán peleas memorables.

Entre Leo y Leo bastará una simple mirada para desencadenar una pasión antológica que perdurará con el paso del tiempo. Tienen gustos y necesidades afines, así que todo indica que entre ellos habrá entendimiento siempre. Sin embargo no es así en absoluto, porque ambos poseen un ego fuera de lo común y cuando Leo y Leo establecen una lucha de poder por cualquier nimiedad, pueden saltar chispas entre ellos. Estas rencillas entre Leo y Leo suelen acabar en una guerra encendida y enfados que pueden durar varios días. Sin embargo, vibran de un modo similar y se echarán de menos desde el minuto uno después de la pelea. Leo y Leo suelen ser protagonistas de amores fluidos, con un buen entendimiento de base y afinidad en muchísimos aspectos. Compartir el mismo elemento lleva a Leo a sentir la semejanza y la cercanía con la pareja. No obstante, la personalidad de Leo, poderosa y con autoridad será el punto flaco de esta pareja. También deberán cuidar el mostrarse tan directos al hablar de cualquier tema, porque tanta sinceridad pueden incurrir a ofensas verbales que originarán discusiones. Salvado este punto, las relaciones entre Leo y Leo se auguran largas, felices y apasionadas.

LEO Y LEO EN LA AMISTAD: Mantendrán una relación muy vital, de gran actividad y siempre extraordinariamente creativa.

El signo de Leo otorga una personalidad muy sociable a sus nativos y nativas, si esto lo multiplicamos por dos, nos encontraremos con una amistad indestructible aunque a veces surjan diferencias entre ambos. Leo y Leo formarán todo un equipo siendo únicamente dos. Su brillantes les abrirá socialmente todas las puertas y su presencia requerida en todo tipo de encuentros, reuniones y eventos. A los Leo les encanta divertirse, llamar la atención, sentirse admirados y coquetear con todo el mundo. Cuando Leo y Leo entablan una relación de amistad, mostrarán todos estos rasgos pero con la curiosa particularidad de no hacerse sombra el uno al otro. Brillarán ambos con luz propia. A ambos les encantará compartirlo todo, la diversión, las aventuras, los avatares de la vida, se sentirán en su salsa si otro Leo les secunda. Además, tienen una cualidad especial que Leo y Leo comparten y que es su alabada creatividad. Conjuntamente, saben aprovechar como nadie lo que les ofrece la vida y su amistad se prolongará sin límite en el tiempo. Sólo han de controlar su carácter autoritario y aprender a ceder a las propuestas del otro Leo, porque en definitiva, sea quien sea de los dos que imponga una acción, seguro que será positiva y divertida.

LEO Y LEO EN EL TRABAJO: Todas sus rencillas se desvanecerán en pro de un bien común de carácter económico.

Es en este terreno donde Leo y Leo pueden sufrir los mayores encontronazos, a pesar de tener ideas afines y de compartir todas las iniciativas. Sin embargo, es en el ámbito laboral o profesional donde Leo manifiesta su autoridad indiscutible. Es ahí donde más surgirán las luchas de poder entre Leo y Leo. Si están en un mismo plano, trabajarán y se esforzarán sin ningún problema. Además, la comunicación entre ellos es muy fluida, prácticamente no necesitan hablar para que el otro les entienda, basta con un gesto o una mirada. De una relación de colegas entre dos Leo no es nada raro que surja una amistad que perdurará en el tiempo. Sin embargo, si en el orden jerárquico está uno por encima del otro, pueden existir momentos de tensión o directamente rencillas por hacer notar quien ostenta la autoridad, algo que el Leo que se sitúa en el plano inferior no aceptará tan fácilmente. Aparecerán también problemas si uno de los Leo quiere controlar o priorizar sus proyectos por encima de los del otro. Sin embargo, el entendimiento que muestran en otros aspectos, les hará aprender a darse espacio y no invadir el territorio ajeno. Su lucha por un bien común, que se traduzca en resultados económicos, estará por encima de todo.