La compatibilidad de Leo y Acuario es alta. Aunque son dos signos muy distintos logran atraerse e impresionarse mutuamente. Tendrán que hacer algunas concesiones si quieren que su relación, en cualquier ámbito, funcione. En la rueda zodiacal, Leo está en oposición directa con Acuario y esto le empuja a esta atracción intensa que experimentan los polos opuestos. A Leo le impresiona la capacidad intelectual y la seguridad de Acuario, mientras que a acuario le gusta la energía, la generosidad y la pasión que pone en todo cuanto hace. Sin embargo, para mantener la cordialidad entre ambos signos tan diferentes, será imprescindible que ambos aprendan a hacer ciertas concesiones.

LEO Y ACUARIO EN EL AMOR: Si logran dominar sus deseos de protagonismo, hay relación por mucho tiempo.

Ya de entrada se establecerá una química especial entre Leo y Acuario, en especial si coinciden en algún acto social de los que tanto les gustan a ambos. En estos lugares, tanto Leo como Acuario suelen convertirse en el centro de atención y esto llamará poderosamente la atención de los dos. Más adelante, si se establece este primer contacto, Leo y Acuario descubrirán que son bastante diferentes pero muy cercanos. Formarán una pareja divertida y creativa, en la que Leo será quien más exprese sus sentimientos y emociones, proponiéndole quizá mayor compromiso a Acuario. Éste, a su vez, aportará una dosis de cordura a la relación, que la mejorará día a día. Es muy importante que Leo y Acuario controlen su ego porque podría ser su punto débil. Leo puede mostrar celos si Acuario le arrebata protagonismo y a éste le pone de los nervios cada vez que Leo exhibe su faceta de líder. Leo y Acuario tendrán que poner todo de su parte para reconducir estas situaciones que podrían desesperanzarlos para seguir avanzando en la relación. Acuario también tendrá que esforzarse en cambiar un poco la visión de Leo, que se toma el amor como un juego. La pasión entre ellos será en más de una ocasión la que salve situaciones límite. 213

LEO Y ACUARIO EN LA AMISTAD: Se convertirán en inseparables y disfrutarán juntos de los placeres de la vida.

Es precisamente en este terreno donde se comprenderán mejor Leo y Acuario. La extravertida personalidad de Leo y su carácter hacen que para Acuario se convierta muy pronto en un compañero o compañera indispensable. Con su gente cercana, Leo siempre se muestra entrañable, aliado en las desdichas y dispuesto en todo momento a participar de la lucha de su amigo. Acuario reconoce desde el prime instante que no encontrará otro amigo como Leo, con tanta disposición. Y éste también necesita a alguien que de vez en cuando le ponga los pies en el suelo. Se complementan maravillosamente y lo descubrirán muy pronto. Cuando esto ocurra, Leo y Acuario se convertirán en inseparables. Juntos podrán divertirse, viajar, acudir a esas reuniones sociales que tanto les gustan, y se encontrarán siempre en su salsa. Tanto Leo como Acuario, son personas que no suelen dar marcha atrás, gente con quien siempre se puede contar. El único riesgo es el deseo de protagonismo de ambos. En algunas ocasiones, Leo puede sentirse eclipsado por Acuario y esto no le va a gustar. Si acuario quiere tener la fiesta en paz, es mejor que le dé espacio para que brille. En realidad, estas cuestión en Leo no es vanidad sino necesidad que le impregna la esencia de su signo.

LEO Y ACUARIO EN EL TRABAJO: Trabajando juntos formarán un equipo eficaz, fuerte e indestructible.

Una relación laboral entre Leo y Acuario, siempre resultará de lo más productiva. Ambos hacen gala de una notable inteligencia que les hará dejar a un lado sus diferencias apostando por trabajar en armonía. Leo y Acuario se admiran y se respetan, algo que supone una gran ventaja a la hora de trabajar conjuntamente. Leo es uno de los signos más competitivos del zodíaco y de Acuario podríamos decir otro tanto, de hecho le sigue a muy corta distancia, aunque para él el trabajo no tenga la importancia primordial que le otorga Leo. La principal conexión entre Leo y Acuario será precisamente esta faceta competitiva que comparten ambos, aunque Acuario en menor grado. Sin embargo, el ejemplo de Leo empujará a Acuario en busca de la excelencia y a considerar la importancia del trabajo bien hecho. Trabajando al mismo nivel formarán un equipo fuerte e indestructible. El mayor riesgo de una relación laboral entre Leo y Acuario, será que el segundo esté por encima del primero. En este caso, quizá Leo se sienta desmotivado o tal vez puede sentir ciertos celos profesionales y pensar que él tomaría mejores decisiones. Este tema Acuario sólo lo podrá solucionar con mucha mano izquierda y prestando también atención a las ideas y consejos de Leo, haciendo que se sienta valorado como merece.