La compatibilidad de Leo y Capricornio tiene tendencia a ser baja, pero en ocasiones su unión puede funcionar muy bien siempre que ambos se olviden de su orgullo y unan sus esfuerzos por un bien común. Entre las cualidades que comparten están la nobleza y la honradez. Leo tiene un sentido natural del orgullo, la dignidad y la lealtad. Admira a Capricornio por su fortaleza y le respeta. Capricornio, por su parte, sabe llevar a Leo mucho mejor que otros signos, aunque sus formas de ver la vida sean tan distintas. Leo puede cansar a Capricornio con su ímpetu y su entusiasmo y Capricornio puede llegar a aburrir a Leo con su pesimismo.

LEO Y CAPRICORNIO EN EL AMOR: Aunque no serán fáciles, las que lleguen a buen puerto serán duraderas.

Sus notables diferencias a la hora de elegir a las personas que les rodeen a lo largo de la vida pueden suponer ya el primer obstáculo para que Leo y Capricornio lleguen a poder establecer una relación sentimental con vistas de futuro. Los Capricornio son personas cautas, especialmente en el amor. Se toman tu tiempo, analizan a las personas e intentan hacer siempre la mejor elección. Esto le hace rechazar o poner barreras frente a Leo, que siempre impregna todo con el aquí y ahora y que se muestra como un experto en el arte de la seducción y de los placeres de la vida. Sin embargo, por mucho que Capricornio se lo proponga, si a Leo le interesa conocerle mejor, no podrá resistir el “ataque” del rey de la selva, porque pondrá toda la carne en el asador para conseguir atraer la atención de Capricornio. Si Leo y Capricornio acaban atrayéndose mutuamente, esta relación se convertirá en un romance intenso donde prevalecerán los sentidos a los razonamientos. Leo y Capricornio tendrán que explorar también en otros aspectos de la relación si lo que desean es que ésta perdure en el tiempo. Sin lugar a dudas, pueden conseguirlo si buscan los cauces para ello.

LEO Y CAPRICORNIO EN LA AMISTAD: Tendrán que luchar y esforzarse para sacar adelante una amistad sólida.

Las diferencias de objetivos y caracteres de Leo y Capricornio, se manifiestan con bastante fuerza en el terreno de la amistad. Leo busca en sus amigos que se impliquen en sus deseos y aventuras, que se conviertan de algún modo en sus cómplices. Capricornio, por su parte, ama también tener alrededor muchos amigos, igual que le sucede a Leo, pero desea elegirlos, no todo el mundo vale para tener amistad con un Capricornio. Cuando Leo y Capricornio coinciden en un entorno social, el estilo desenfadado y directo de Leo, esa camaradería que siempre muestra el león, no hará mella en Capricornio. Si salvan este primer obstáculo que impediría una relación de amistad entre ellos, tendrán también que ponerse de acuerdo en temas realmente esenciales para que todo funcione. Leo y Capricornio se encontrará con posturas muy distintas ante la vida. Leo ama el compromiso y la coherencia que demuestra Capricornio, pero sufre por sus críticas y sus exigentes rutinas. Y el tradicional Capricornio se siente atraído por la expresividad y creatividad de Leo pero se cansará pronto de sus impulsos y sus reacciones un tanto dramáticas. El esfuerzo mutuo tendrá que ser importante si consideran que su amistad lo vale.

LEO Y CAPRICORNIO EN EL TRABAJO: Pueden conseguir grandes cosas si evitan caer en una lucha de poder.

Es en este ámbito donde Leo y Capricornio encontrarán más numerosas coincidencias que les puede llevar a mantener una relación laboral muy efectiva y a la vez productiva. Esto no significa que vaya a estar libre de tensiones, porque al pertenecer ambos a signos de los llamados fijos, un mayor o menos grado de tensión es inevitable. En este terreno ambos sabrán despertar el interés del otro. Leo y Capricornio experimentarán una intensa atracción para compartir proyectos y tareas. Quizá se trate sólo de trabajos temporales o negocios puntuales, pero no podrán resistirse a la llamada del otro signo. Si trabajan juntos, observarán que se complementan muy bien. Leo será el motor, quien ideará la forma de alcanzar las metas, mientras que Capricornio destacará en la organización y en proporcionar los recursos necesarios. Su punto débil será el posible choque de poderes, algo que no sucederá si Leo está por encima de Capricornio en el escalafón jerárquico. En cambio, si es Capricornio quien lidera un proyecto, quizá decida plantar cara a la tendencia de Leo a dirigirlo todo. Y lo mismo sucederá si están en igualdad de condiciones porque Capricornio sólo tolerará el autoritarismo de Leo hasta cierto punto pero luego mostrará su poder.