La compatibilidad de Aries y Capricornio no es precisamente de las más altas del zodíaco. Ambos signos se atraen y vibran con intensidad, pero igual que se fascinan a primera vista, pueden llegar a repelerse a los cinco minutos. Esto es para ellos un juego, se seducen, se provocan y se pelean. Esta relación tan movida les aporta alicientes verdaderamente importantes. El erotismo que desprenden sus peleas y sus reconciliaciones es verdaderamente asombroso. Por eso, aunque su relación la mayoría de veces sea tormentosa, pocas veces acaban separándose. Este hecho es importante en el amor, pero no lo es menos en los otros ámbitos que se desenvuelven.

ARIES Y CAPRICORNIO EN EL AMOR: No buscan aventuras ni romanticismo, prefieren tener un amor sólido y una relación firme.

Establecer una relación de pareja entre Aries y Capricornio ciertamente no es tarea fácil. A primera vista pueden quedar pillados el uno del otro pero también sucede en muchas ocasiones que de entrada se ignoran totalmente. Aries y Capricornio tienen una personalidad marcada por un cierto egocentrismo. Hará falta que uno de los dos decida dar un paso adelante, que muchas veces será como un desafío, para que el otro se dé por aludido y recoja el guante. Aries pronto se dará cuenta de que es difícil llegar a conocer bien a un Capricornio porque son profundos, introvertidos y reservados. No les gusta lo más mínimo revelar sus sentimientos más íntimos. Aries, es más de ir de cara cuando algo le interesa, pero puede topar con un muro que se le antoje insalvable y de hecho Aires se sentirá desconcertado ante las actitudes de Capricornio. Si Aries y Capricornio caen en las redes del amor, para que su relación prospere deberán descubrir las cualidades del otro que encajan con su propio carácter. Aries también tendrá que acostumbrarse a la aparente frialdad que Capricornio mostrará en los primeros tiempos. Luego las cosas pueden funcionar. A ambos les gustan las relaciones bien estructuradas y definidas y buscan siempre el compromiso.

ARIES Y CAPRICORNIO EN LA AMISTAD: Entre ellos pueden saltar chispas, pero quienes estén en su entorno les adorarán.

Aries y Capricornio en el terreno de la amistad son la viva representación de aquello que dice “ni contigo ni sin ti”. Sus distintos puntos de vista en múltiples cuestiones les lleva a estar constantemente en un tira y afloja que casi siempre acaba en tablas. Aries es más espontáneo pero Capricornio siempre calcula la parte negativa de las cosas, pero sólo para prevenir situaciones desagradables. Siempre tienen un plan B y esto alucina bastante a Aries que suele seguir sus impulsos sin pararse a pensar en los contras. La mente fría y organizadora de Capricornio, supone un alivio para Aries, que ciertas responsabilidades que implica la amistad, como decidir a donde se va el fin de semana o en que restaurante se reserva mesa para cenar, lo deja tranquilamente en manos de Capricornio, con la seguridad de que el plan no fallará. Aries y Capricornio saben como hacer que los demás les sigan, para eso tienen vocación líder. Su amistad quizá tenga altibajos, pero los demás los percibirán como un binomio perfecto para conseguir que el grupo se divierta. Sus dotes de poder y de mando son muy necesarias para dirigir a los demás hacia buen puerto y en esto ellos son realmente los reyes.

ARIES Y CAPRICORNIO EN EL TRABAJO: Llegarán a entenderse y a suavizar sus diferencias para conseguir alcanzar el éxito al que aspiran.

A Aries le gusta la disposición de Capricornio para trabajar y abrirse camino, pero su realismo, a veces tan crudo, lo paraliza. Por su parte, Capricornio ve en Aries un buen socio para sus proyectos, pero desde su exigente mirada sospecha todos y cada uno de los pequeños fallos que pueda tener. Aries y Capricornio pueden llegar a entenderse y a conseguir muy buenos resultados si participan ambos en un proyecto ideado por cualquiera de los dos, pero hay que conocer sus personalidades a fondo para comprender de dónde surgen sus diferencias. Al mismo tiempo podemos descubrir cuáles son los factores que más unen a Aries y Capricornio. Éste último es el signo más ambicioso y también el más triunfador. Están dispuestos a luchar mucho para conseguir sus objetivos pero algo juega en su contra, no son partidarios de la innovación. Este aspecto, en cambio, no asusta a Aries en absoluto que se lanza sin dudar cuando cree que es positivo. En sus tareas conjuntas, Aries y Tauro también tendrán que cultivar las relaciones sociales, junto con la capacidad de llevarse bien con los demás, algo en lo que Capricornio saca una cierta ventaja. Ambos, y por distintos motivos, desean el poder pero son muy capaces de compartirlo por el bien común.