La compatibilidad de Capricornio y Capricornio es alta y por ello sus relaciones serán siempre muy equilibradas. Capricornio es un signo de Tierra, práctico, cauteloso y reservado. Con estas características de personalidad, quizá le resultaría más complicado interactuar con nativos y nativas de otro signo, porque es quizá demasiado realista, pero cuando coincide con otro Capricornio, podrá mantener relaciones agradables y con mucha armonía. Sin embargo, dos nativos de este signo no serán nunca exactamente iguales porque aunque tengan puntos similares pueden vibrar de forma distinta, pero se comprenderán y tendrán entre ellos una gran complicidad, algo que no tiene precio.

CAPRICORNIO Y CAPRICORNIO EN EL AMOR: Se complementan tanto mutuamente que se funden en un único criterio.

Las relaciones sentimentales entre Capricornio y Capricornio tienen muy buenas perspectivas porque sus deseos y expectativas son exactamente los mismos. Cuando Capricornio y Capricornio se enamoran y son conscientes de que aquello es lo que desean, buscan un compromiso serio y lealtad absoluta. Antes de formalizar su relación, ambos buscarán poner los puntos sobre las íes. De todas formas, aún enamorado y sabiendo todo lo que comparten, Capricornio necesitará conocer a su pareja en profundidad y para ello precisará tiempo. Cuando haya llegado al grado de convencimiento que necesita, se volcará al cien por cien en una relación de la que ya se siente seguro. Entre Capricornio y Capricornio siempre existirá una comunicación fluida y ambos sabrán remar en la misma dirección en todas las circunstancias. A Capricornio le preocupa la estabilidad económica y emocional. Esto, por duplicado, es como una garantía de éxito total como pareja. El único riesgo en una pareja formada por Capricornio y Capricornio es que se pierdan en la seriedad y el pensamiento demasiado responsable de cara al futuro, porque podría restarles oportunidades de disfrutar a tope el presente. Deberían comprender que está bien hacer previsiones pero no centrar en ellas todo lo que les ofrece la vida.

CAPRICORNIO Y CAPRICORNIO EN LA AMISTAD: Forjarán relaciones muy sólidas y fraternales que durarán para siempre.

Entre dos Capricornio que se hagan amigos, se establecerá una relación no sólo agradable sino también fraterna. Si consolidan su amistad Capricornio y Capricornio serán casi como hermanos. También en el terreno de la amistad, Capricornio necesitará ir despacio, conociendo al otro poco a poco. Necesitará la seguridad de que no se equivoca, aunque se trate de otro Capricornio. Cuando se dé cuenta de que su posible amigo tiene tan claras las ideas como él mismo, bajará todas las barreras y le permitirá entrar en su intimidad. El agudo sentido del humor de este signo será otra de las características que les unirá y que además les hará sentir mucha complicidad. Cuando Capricornio y Capricornio deciden entregarse mutuamente su amistad, ambos sabrán que cuentan con un amigo incondicional y leal como nadie. Lo único que deben tener en cuenta es que ninguno de los dos toleraría una traición, o lo que puedan considerar como tal, en este caso liberarse del resentimiento y recuperar la confianza sería una tarea muy complicada. Por eso Capricornio y Capricornio han de cuidar que entre ellos no existan malentendidos y que la sinceridad sea total, callar por omisión para no causar daño no es nada aconsejable.

CAPRICORNIO Y CAPRICORNIO EN EL TRABAJO: Saben muy bien lo que quieren y no escatimarán esfuerzos para conseguirlo.

Por la naturaleza de su signo, los nativos y nativas de Capricornio, tienen muchas cualidades y un notable talento. Cuando esto se duplica en una relación laboral entre Capricornio y Capricornio, conseguirán resultados espectaculares y de pasada muy prósperos. Capricornio es fuerte, orgulloso, con deseos de poder y cualidades para el liderazgo. Es ahí donde quizá tendrán que ponerse de acuerdo para que no existan fricciones, porque siempre es mejor que el mando sólo lo ostente uno. Sabrán cómo solucionarlo porque Capricornio también es ambicioso y consigue siempre todo lo que se propone. Cuando Capricornio y Capricornio se relacionan por cuestiones de trabajo, enseguida se dará cuenta de que el otro también tiene muy claras las ideas. Ambos calcularán muy bien todas las decisiones a tomar y aunque sólo uno de ellos ostente la capacidad de determinar lo que se va a hacer, sin duda escuchará atentamente la opinión del otro Capricornio, porque sabe que comparten su elevado sentido del trabajo y de la responsabilidad. Capricornio y Capricornio harán gala de sus dotes de paciencia y perseverancia, por eso cuando se embarcan en un proyecto profesional, el resultado será de lo más próspero. En definitiva, ambos Capricornio se esforzarán tanto como haga falta sin asumir riesgos innecesarios ni perder tiempo en nimiedades.