La compatibilidad de Virgo y Libra no es precisamente alta, aunque según en el ámbito en que se desenvuelva su relación puede llegar a ser muy interesante. Como amigos o como colegas en el trabajo, sus relaciones serán estables porque saben que pueden sacar mucho partido de ellas, pueden aprender mucho el uno del otro y esto les será de gran utilidad en muchos campos. Sin embargo, en estos campos al igual que en el del amor, Virgo y Libra tendrán que hacer bastantes concesiones para que su relación fructifique, aunque las harán gustosamente porque saben que sacarán un gran partido de ello.

VIRGO Y LIBRA EN EL AMOR: Una vez se aceptan tal como son, llegarán a formar una pareja sólida y estable.

No serán unos comienzos fáciles los de Virgo y Libra en el plano de los romances y el amor. Tienen distintos caracteres y también muy diferentes temperamentos, lo cual indica que si quieren que funcione tendrán que transigir. Como el amor todo lo puede, si Virgo y Libra se sienten enamorados, estarán dispuestos a lograr que lo suyo funcione cueste lo que cueste. Será Libra, mucho más extrovertido que Virgo, quien generalmente dé el primer paso para establecer una conexión. Las pocas veces que esto no sucede así, Virgo se limitará a rondar a Libra de manera imprecisa aunque, eso sí, teniendo mil detalles y gestos que hablarán por sí solos de sus intenciones. Una vez establecida una relación, Libra intentará siempre mejorarla y sabrá escuchar a Virgo y aceptar sus críticas aceptándolas como algo constructivo. Para que Virgo y Libra funcionen como pareja han de ser sinceros y capaces de aceptar las diferencias del otro. Virgo, tan estructurado, se sentirá inseguro al lado de Libra, mucho más espontáneo. Y éste encontrará a Virgo demasiado estricto e impaciente. Las relaciones físicas entre Virgo y Libra, serán en cambio espectaculares, tal vez algo lentas al principio pero cuando ambos se sientan cómodos arderá entre ellos el fuego de la pasión.

VIRGO Y LIBRA EN LA AMISTAD: Cuando llegan a conocerse bien se convierten en inseparables.

En este terreno Virgo y Libra tienen muchos más puntos de coincidencia, por ello lograrán mantener una amistad intuitiva y empática a poco que se lo propongan. Tanto Virgo como Libra son dos signos que se caracterizan por su nobleza y ambos se aceptarán tal cual son, con virtudes y defectos. Esta amistad, no obstante, se desarrollará lentamente, porque Virgo y Libra son dos signos muy cautelosos y necesitarán asegurarse de que su elección es la correcta, su vínculo pues se afianzará con el tiempo. Virgo y Libra están destinados a ser amigos y cómplices. Desearán siempre atender a los deseos del otro y lo harán con éxito. A menudo será Libra quien tomará la iniciativa en cuanto a las actividades compartidas, pero eso no importará a Virgo, las aceptará de buen grado y se divertirá mucho con ellas. Ésta es una cualidad de Libra, que sabe dirigir el cotarro sin resultar fastidioso. Tiene muchas estrategias para conseguirlo. En la amistad asumirá de alguna manera el papel de líder sin perder la esencia de amigo. Tanto Libra como Virgo intentarán comprender los puntos de vista del otro aunque difiera de los suyos. Algunas veces, la amistad entre Virgo y Libra evoluciona hacia una relación sentimental.

VIRGO Y LIBRA EN EL TRABAJO: Ambos tendrán que transigir pero lo podrán hacer sin problemas.

Las concesiones por ambas partes tendrán que ser constantes en este campo, aunque tanto Virgo como Libra lo aceptarán de buen grado, como algo natural, porque saben que se trata de conseguir un bien común. Virgo y Libra tendrán diferencias notables tanto en el fondo como en la forma pero son dos signos muy respetuosos y sabrán reconducirlas hasta llegar a un consenso. Libra siempre tiene nuevas ideas. Su creatividad e iniciativa en principio puede deslumbrar a Virgo, aunque rápidamente se dará cuenta de que tanta espontaneidad es demasiada para su espíritu tranquilo y perfeccionista. A Virgo le gusta planificar hasta el último detalle hasta poner cualquier proyecto en marcha, mientras que Libra es más de lanzarse al vacío con el convencimiento de que todo saldrá bien. Virgo se toma tan en serio el trabajo, que se siente atemorizado ante el espíritu relajado de Libra, para quien el trabajo es una actividad que también tiene que proporcionar placer. Cuando el critico y exigente Virgo se topa con el espontáneo e idealista Libra, no queda otra solución más que ceder por ambas partes. Virgo y Libra muchas veces acabarán optando por una solución salomónica, que cada uno se ocupe de lo suyo sin interferir en el trabajo el otro.