La compatibilidad de Aries y Piscis se condiciona a la enorme capacidad de este último para adaptarse a los deseos y necesidades de los demás y por supuesto al potente Aries. Aunque son personalidades opuestas y chocantes, mantienen siempre el respeto hacia el otro y saben cómo construir una base sólida para sus alianzas, bien sean en el terreno sentimental como en el más prosaico y material del dinero. Influye en gran parte la condescendencia de Piscis y el deseo de ambos de conseguir los fines que se propongan. Son opuestos en muchas cosas pero también saben tender lazos cuando les conviene.

ARIES Y PISCIS EN EL AMOR: Sabrán descubrir sus puntos en común y disfrutar de una relación romántica y apasionada.

La intuición tan desarrollada de Piscis le lleva a determinar si la persona Aries que tiene delante puede ser una buena o un buen compañero de viaje en el amor, porque no todos son propicios para el sensible Piscis, a quien el impulso de Aries y tanta seguridad en sí mismo le hace poner la marcha atrás en no pocas ocasiones. Aries y Piscis, en cambio, pueden gustarse a simple vista, sentirse atraídos precisamente por actitudes y cualidades de las que ellos carecen. Si se enamoran, el empeño de Aries en conseguir lo que se proponga. Y el romanticismo de Piscis, que verá en Aries un guerrero o guerrera luchando por su amor, pondrá la guinda al pastel. Si Aries y Piscis llegan a este inicio de romance, esta relación irá fortaleciéndose con el paso del tiempo. Ambos saben, quizá de un modo inconsciente, que con el otro al lado pueden mejorar ellos mismos. La inteligencia innata que poseen Aries y Piscis, les hará descubrir que lo suyo puede funcionar mucho mejor de lo que nadie se imagina. Una persona tan espiritual como Piscis, necesita una pareja práctica y terrenal, que pise firme en el suelo y esto lo encontrará en Aries.

ARIES Y PISCIS EN LA AMISTAD: Llegarán a ser amigos inseparables y aliados en numerosas causas.

Sus opuestas personalidades y gustos no son un impedimento para que Aries y Piscis acaben convirtiéndose en amigos inseparables. A los Piscis les gusta seguir la corriente y Aries se lo pone más que fácil. También el sensible Piscis necesita sentir un poco más de agresividad porque en algunas ocasiones experimenta con dolor que le están tomando el pelo a manos llenas y no sabe cómo afrontar este tipo de situación. En cambio, si tiene a un Aries al lado, se apoyará en él para defenderse o incluso puede que su amigo acabe sacándole las castañas del fuego. Aries y Piscis se prestarán siempre ayuda mutua y tanto en los temas serios como a la hora de la diversión, cada uno encontrará en el otro el aliado más adecuado. En su relación de amistad, Aries y Géminis unas veces actuarán como detonantes y otras como freno en situaciones complicadas. Piscis también encontrará en Aries el aliado más necesario en los temas económicos. La amistad entre Aries y Piscis puede beneficiar extraordinariamente a ambos en el aspecto más material. Simplemente por influencia astral. Por eso es positivo que además de la amistad compartan proyectos productivos o compren juntos la lotería de Navidad.

ARIES Y PISCIS EN EL TRABAJO: La iniciativa de Aries y la generosidad de Piscis aseguran el éxito de cualquier proyecto que inicien juntos.

En el ámbito laboral, Aries y Piscis no comparten las mismas inclinaciones pero logran encontrar el punto de inflexión que les hace a ambos la vida mucho más fácil. Tal como sucede en el amor, el terrenal Aries se siente cómodo junto a un Piscis más etéreo, cuya forma de trabajar y de relacionarse en este ámbito también tiene las características que implican a su pareja. Piscis lo da siempre todo y Aries, pelín egocéntrico, admira esta capacidad de entrega y buena voluntad. Aries y Piscis se nutren el uno del otro de conocimientos. Muy pronto Aries y Piscis descubrirán que entre ambos forman un YO completo que les puede reportar notables beneficios. Como a ambos les atrae el dinero, a Aries por razones de poder y a Piscis porque suele necesitarlo, dada su excesiva generosidad con los demás, Aries y Piscis se embarcarán en no pocos proyectos y en su práctica totalidad sacarán fruto de ellos. Aries siempre preferirá trabajar en sus propias ideas y a Piscis no le importará nada secundarle, al contrario, sentirá una inmensa satisfacción por poder apoyar la causa. Le gusta el poder, pero no necesita reconocimientos. En el fondo, Piscis es tan buen líder como Aries, pero nunca alardea de ello.