La compatibilidad de Virgo y Acuario no es demasiado frecuente porque son signos opuestos y aunque tienen bastantes puntos de coincidencia en cuanto a personalidad, son más los aspectos en los que difieren, especialmente en el amor. Es especialmente determinante el deseo de cada uno de imponerse sobre e otro en cualquier aspecto. Tampoco coinciden en su forma de enfocar la vida, Virgo siempre intentando poner orden y Acuario feliz en el caos porque el orden a veces le aburre. Virgo admirará de Acuario su facilidad para dar buenos consejos y éste puede enseñar a Virgo a ser algo más transigente.

VIRGO Y ACUARIO EN EL AMOR: Sólo si existe verdadero amor su relación tiene perspectiva a largo plazo.

En las relaciones sentimentales entre Virgo y Acuario tampoco encontramos demasiadas afinidades, aunque hay puntos de conexión que beneficiarían a ambos, pero han de lograr llegar a ellos y poner toda su voluntad en adaptarse al otro. Virgo y Acuario no son signos que se atraigan a primera vista, aunque se considerarán interesantes mutuamente, pero necesitarán conocerse algo mejor para poder percibir signos de enamoramiento. Sin embargo, pueden descubrir que pese a tener tan distintas personalidades, pueden compartir bastantes cosas, entre ellas el placer de explorar en lo desconocido. Por supuesto, el artífice de tal exploración será Acuario, pero Virgo le seguirá la corriente sin oponer resistencia porque descubrirá las ventajas de vivir un poco a la aventura. Llegados a este punto, la relación puede ser complicada pero no imposible. A Virgo las salidas de Acuario le pondrán de los nervios y a éste le causará un cierto aburrimiento la actitud tan ordenada de Virgo. Donde congeniarán mejor Virgo y Acuario, será en sus relaciones íntimas, en las que reinará la pasión. El deseo de Acuario de explorar todos los terrenos puede asustar al principio a Virgo, pero enseguida descubrirá las ventajas de dejarse llevar por su pareja en este terreno. Una relación de largo recorrido entre ellos es difícil, pero con esfuerzo todo es posible.

VIRGO Y ACUARIO EN LA AMISTAD: Si descubren su gran potencial conjunto, su amistad será un éxito.

Cuando Virgo y Acuario inician una amistad, no pueden llegar a imaginarse todo su potencial. Es en este terreno donde estos signos opuestos encontrarán mayor complementariedad y sacarán el mejor partido de estar el uno al lado del otro. De entrada Virgo se siente atraído por la capacidad social y la vertiente humanitaria de Acuario, aunque siente cierto desánimo por su inclinación para improvisarlo todo. No obstante, la nobleza de Acuario será determinante para que Virgo quiera ser su amigo. La mayor ventaja de ambos es que se adaptan con facilidad a las todas las situaciones y esto les facilita mucho la vida. Virgo y Acuario encontrarán apoyo constante el uno en el otro y sobre él forjarán su amistad. En el momento en que descubran lo muy provechosa que resulta para ambos esta relación ya no se separarán. El imaginativo Acuario y los deseos de Virgo de hacer realidad los proyectos en los que cree, creará entre ellos una potente conexión que se mantendrá con el paso del tiempo. Virgo será quien guíe a Acuario para que éste saque provecho de su gran potencial, mientras que Acuario le hará recordar a Virgo que puede hacer muchas más cosas que vivir de modo tan estricto, como por ejemplo reservar tiempo para la diversión.

VIRGO Y ACUARIO EN EL TRABAJO: Pueden ser sumamente eficaces si logran poner a raya sus diferencias.

En el ámbito laboral, la compatibilidad entre Virgo y Acuario se acrecienta porque, aunque de distinta forma, ambos son grandes pensadores y pueden llegar a ser muy compatibles tanto en el trabajo como en los negocios si saben dejar a un lado sus deseos de imponerse sobre el otro. Este punto en común lo descubrirán enseguida, pero todo podría complicarse cuando la relación avance. Puede decirse que en la distancia son muy parecidos, pero de cerca difieren bastante. Virgo y Acuario son muy complementarios. Virgo, con su personalidad analítica siempre a lo seguro, lo tradicional, lo que está demostrado que funciona. Es sensato, responsable y práctico. Acuario, sin embargo es innovador, con una imaginación desbordante y bastante rebelde. Sin embargo, los dos poseen una gran inteligencia, cada uno en su estilo. Cuando inician un proyecto juntos, Virgo aplica sus experiencias del pasado, mientras que Acuario mira siempre hacia el futuro. Cuando trabajan juntos, no se les escapa nada. Un punto discordante es que a Virgo y Sagitario les cuesta establecer un vínculo emocional y algunas veces esto es del todo necesario para trabajar codo con codo. Esto es algo en lo que deberían esforzarse y también en ceder protagonismo al otro cuando la ocasión lo requiera.