Estos garbanzos a la riojana que te proponemos, te van a gustar tanto que, con total seguridad, los vas a incorporar a tu recetario personal. Y es que, además de ser completísimos y quedar supersabrosos, son muy fáciles y se cocinan en un tiempo récord.

Elaborado con garbanzos ya cocidos, este guiso también lleva verduritascaldo de carne y trocitos de panceta y chorizo, que le aportan un gran sabor.

Garbanzos a la riojana

El secreto para que quede exquisito es no tener prisa al realizar el sofrito. Primero, deja que la cebolla se poche bien con los dientes de ajo, luego, agrega el pimiento, y más tarde, el chorizo y la panceta. Durante todo este tiempo, no dejes de remover. Así todos los ingredientes irán soltando su esencia.

Garbanzos a la riojana
Para 4 personas
Ingredientes
  • 500 gramos de garbanzos cocidos
  • 100 gramos de panceta
  • 1 chorizo
  • 500 mililitros de caldo de carne
  • ½ cebolla
  • 2 ajos
  • ¼ de pimiento rojo
  • 1 huevo cocido
  • 2 hojas de laurel
  • 10 gramos de harina

  • Aceite de oliva

  • Pimentón (al gusto)

  • Sal
Paso a paso
  1. Prepara los ingredientes

    Corta la panceta en tiras y el chorizo en rodajas. Limpia el pimiento rojo y córtalo, primero en tiras y, luego, en daditos. Trocea la cebolla y los ajos.

  2. Pocha la cebolla

    Calienta una cazuela con aceite de oliva, incorpora la cebolla y los ajos y déjalos pochar. Sala. Cuando estén transparentes, incorpora el pimiento y sofríelo durante unos minutos. Echa el laurel, remueve un poco y agrega el chorizo y la panceta. Vuelve a remover y deja cocinar 3 o 4 minutos.

  3. Agrega los garbanzos

    Después, añade la harina y pimentón al gusto. Mezcla bien e incorpora los garbanzos. Vuelve a mezclar, vierte el caldo y sazona al gusto. Cuando el guiso empiece a hervir, agrega el huevo cocido bien picadito, remueve y deja cocinar 10 minutos. Sirve caliente.

 

Para entrar en calor

Ideales para tomar en los días más fríos del año, este platillo te proporcionará grandes dosis de energía durante toda la jornada. Además, queda tan gustoso que los puedes servir tanto en un menú de diario como en una comida especial. ¡Tus comensales siempre van a quedar encantados!

 

Consejos y variantes

  • Este guiso de garbanzos todavía estará más bueno si lo dejas reposar de un día para otro. Y, si te sobra, también lo puedes congelar.
  • Puedes agregar unas rodajas de zanahoria o unos trozos de calabaza.
  • Si no quieres que el guiso tenga tanta grasa, puedes hacer el sofrito sin el chorizo y la panceta. Y dora estos en una sartén aparte.
  • En lugar de pimentón dulce, puedes usar picante. En este caso reduce la cantidad o utiliza un par de cayenas enteras.
  • Esta misma receta se puede preparar con otras legumbres o con patatas. De cualquier manera, estará deliciosa.

Otras sugerencias que también puedes probar son: