Es época de setas y tanto si te gusta recolectarlas como si las compras en el mercado, al llegar a casa siempre surge la misma duda: ¿Cómo se limpian BIEN las setas silvestres?

Porque están riquísimas y podemos hacer recetas con ellas como esta parrillada de verduras y setas con aliño de almendra, un arroz meloso con conejo y setas o un sencillo revuelto.

Por ello, te damos varias opciones para que puedas elegir aquella con la que mejor te apañes, aunque la realidad es que, dependiendo de en qué estado vengan tus setas, claro, vas a tener que combinarlas todas para tener tus setas perfectamente limpias.

Cómo limpiar setas silvestres cuando tienen tierra

Limpiar las setas y hacerlo correctamente es muy importante y no solo por cuestiones culinarias. Si limpiamos mal las setas estaremos sacrificando parte de su sabor y sobre todo de su textura y además podríamos estar poniendo en riesgo nuestra salud.

Las setas suelen venir con algo de tierra y tanto por manipularlas como por acabar comiéndonos sin querer parte de esa tierra podemos acabar contrayendo algunas enfermedades como la toxoplasmosis, que es especialmente peligrosa para las embarazadas.

Cómo limpiar setas de manera segura y respetuosa

  1. Limpiar las setas con un pincel. Es una buena forma de retirar el polvo y la suciedad más superficial. Puedes hacerlo con una brocha normal que tengas reservada solo para ese uso o con un pincel de cocina.
  2. Limpiar las setas con un paño. Esta es una opción ideal cuando la suciedad es más persistente. Podemos humedecer el paño para que nos cueste menos que la tierra se desprenda.
  3. Limpiar las setas con un cepillo. Hay cepillos especiales para limpiar setas pero también podemos utilizar cepillos de dientes, o incluso los específicos para ortodoncias removibles que son más grandes y suaves. Frota suavemente sin levantar la pielecilla de las setas.
  4. Limpiar las setas con un pelador. Los peladores son ideales para limpiar de manera exhaustiva los pies de las setas que, habitualmente, son los que tienen mayor cantidad de tierra adherida. Con el pelador eliminamos una capa superficial del pie.
  5. También es recomendable cortar la raíz con un cuchillo.

Cómo NO limpiar las setas

Las setas nunca se deben limpiar bajo el grifo ni tampoco sumergidas en agua. Este sería el método más fácil y rápido para limpiarlas pero dado que las setas absorben mucha agua estaríamos modificando su sabor y su textura. Así que no las limpies de este modo, salvo en caso de prisa extrema, claro.

15 recetas con setas fáciles para cenar

Articulo relacionado

15 recetas con setas fáciles para cenar