Postre sin horno exprés con queso, galletas y crujiente de chocolate

¡Cómo se agradece la repostería exprés! Especialmente si tienes que improvisar un postre original. La receta que te proponemos lo tiene todo: rápida, fácil y muy dulce

 Virginia Serrano
Virginia Serrano

Colaboradora

Cargando vídeo: Tarta fría de queso y galletas con crujiente de chocolate

Cocina Fácil / RBA / Isabel Lloret

Tarta fría de queso y galletas con crujiente de chocolate
Cocina Fácil / RBA / Isabel Lloret
4 personas
60 min

4

(18 votos)

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Esta tarta de queso con cobertura de chocolate no puede ser más fácil de elaborar. El resultado será del agrado de todo el mundo y es ideal para solucionar cualquier imprevisto.

Los ingredientes básicos son el queso y el chocolate, un maridaje que suele conquistar a la mayoría de la gente y más si se sirve directamente de la nevera.

Ingredientes paraPostre sin horno exprés con queso, galletas y crujiente de chocolate

  • 180 gramos de galletas
  • 300 gramos de nata líquida o crema de leche
  • 300 gramos de crema de queso
  • 50 gramos de azúcar glas
  • Una cucharada de vainilla líquida
  • 120 gramos de chocolate con leche
  • 40 mililitros de aceite de oliva
  • 40 gramos de frutos secos

1. Tritura las galletas

Haz polvo de galletas triturando los 180 gramos en la batidora. Si no cuentas con la máquina golpéalas metidas en una bolsa.

2. Deshaz la mantequilla

En el microondas o en un cazo derrite la mantequilla hasta dejarla casi licuada.

3. Haz la base de la tarta

Une el polvo de galleta con la mantequilla y mezcla muy bien para que los dos ingredientes queden bien integrados.

4. Enmolda

Pon el polvo de galleta con mantequilla en la base del molde y prénsalo bien con un vaso. Enfría.

5. Haz la crema

En un bol echa la crema de queso y la nata bien fríos. Bate hasta conseguir una textura cremosa.

6. Añade la vainilla

Cuando tu mezcla esté muy cremosa añade esencia de vainilla y sigue batiendo.

7. Endulza la mezcla

Sigue batiendo la crema y añade tres cucharadas de azúcar glas, una a una y sin dejar de remover.

8. Rellena el molde

Pon la crema que has hecho en el molde que tenías en la nevera. Extiende la mezcla para que quede lo más regular posible. Refrigera.

9. Haz la crema de chocolate

Pon a calentar 120 gramos de chocolate con leche, añade 40 mililitros de aceite y remueve.  Pon los frutos secos machacados dentro y revuelve.

10. Enfría en la nevera

Extiende la crema de chocolate en el molde y cubre la tarta con ella. Pon tu dulce a enfriar hasta el momento de consumirlo.

Te presentamos un postre que podrás consumir el mismo día de su elaboración, siempre y cuando puedas tenerlo en la nevera al menos tres horas antes de comerlo. Lo ideal es cocinarlo el día anterior. Una tarta de tres capas que no necesita horno ahorrándote los calores de la cocina, especialmente en época veraniega.

Tres texturas, crujiente, cremosa y la que proporciona su base formada por polvo de galletas y mantequilla. La cobertura de crema de chocolate con frutos secos será el punto culminante para los golosos de la mesa.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla