Disfrutar de una limonada casera y refrescante en el porche de casa se ha convertido en el mejor plan de domingo. Preparar esta bebida tan típica del verano en casa es muy sencillo, ya que los ingredientes para hacer una limonada perfecta son poquísimos y superfáciles de conseguir. Tan solo necesitas tener un limonero en tu jardín o terraza, hielo en el congelador, agua y azúcar.

El resultado de esta hidratante mezcla, ¡encanta a toda la familia! Desde los más peques a los más mayores. La verdad, tomar limonada es una alternativa ideal para juntar nietos y abuelos con la llegada del buen tiempo... ¿Te gustaría aprender a hacer la receta de limonada casera para sorprenderles este fin de semana? Pues toma nota y asegúrate de tener suficientes limones, ¡porque todos querrán repetir!

¿Qué beneficios tiene la limonada?

limones
Unplash

Los beneficios de tomar jugo de limón son muchos y muy conocidos, pero lo que quizás no sabías es que la piel del limón también está cargada de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. ¿Por ejemplo? Es rica en potasio, calcio, hierro y vitamina C. Lo cual ayuda a fortalecer la salud ósea y bucal y promueve una buena digestión, entre otras cosas. Corta unos trocitos y ponlos en tu jarra de limonada casera. Ya ves, además de decorar, nos ayudan a cuidar nuestra salud.

Receta de limonada casera y natural
Para 6 personas
Ingredientes
  • 5 limones
  • 2 limas
  • 400 ml de agua
  • 100 g de azúcar
  • 20 g de ralladura de limón
  • 10 cubitos de hielo
Paso a paso
  1. Mezcla el agua con el azúcar

    Empieza por mezclar el agua con el azúcar, de modo que este ingrediente quede completamente disuelto. Un truco que te ayudará a que tu limonada casera aguante incluso un día después de prepararse, sin que quede todo en el fondo de la jarra.

  2. Llévalo a ebullición

    Tan solo tienes que poner la mezcla en un cazo y llevarlo a ebullición mientras vas removiendo, unos 10 minutos. Un consejo: agrega unas cortezas de lima y de limón para darle sabor. El resultado es una especie de jarabe, que debes dejar enfriar.

  3. Prepara la jarra

    Después, añade unos 225 ml de esta mezcla en una jarra y guarda el resto. Sigue cortando los limones y las limas por la mitad. Quita una rodaja finita a cada uno y añádela a la jarra para decorar.

  4. Exprime el jugo de los cítricos

    Coge los medios trozos de los cítricos y exprímelos. Añade el zumo en la jarra y acaba de rellenarla con un poco más de agua fría, mientras remueves un poquito. Para terminar, agrega el hielo y mete la jarra unos 5 minutos en la nevera antes de servir.