Famosos

Isabel Pantoja

Biografía de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja (Sevilla, 2 de agosto de 1956), es una de las intérpretes más populares de la canción española. Tanto por su talento como artista de la copla como por los avatares de su vida privada.

Nacida en el sevillano barrio de Triana, nieta del cantaor Antonio Pantoja Jiménez (‘Pipoño de Jérez’), hija de Juan Pantoja Cortés (1922-1974), letrista de fandangos, y de Ana Martín, bailadora en las compañías de Juanita Reina y de Pepe Pinto, tuvo dos hermanos: Juan Pantoja Martín, guitarrista que la ha acompañado en infinidad de ocasiones, y Bernardo Pantoja Martín.

Empezó a los 6 años

Fue una artista precoz, ya que empezó a cantar a los 6 años en el cuadro flamenco de su primo Chiquetete; a los 7 actuó en el Teatro San Fernando, de Sevilla, en homenaje a Juanito Valderrama, y a los 8 fue contratada en el tablado flamenco El Embrujo. En 1973, cuando tenía 17 años, conoció a quien sería su gran maestro: Juan Solano Pedrera. Él y el mítico poeta y letrista Rafael de León (autor, entre otras, de ‘Tatuaje’), entusiasmados con el talento de la joven, la consideraron la sucesora de Imperio Argentina y de doña Concha Piquer.

Sus primeros éxitos, en esa época, fueron ‘22 abriles tengo’, ‘Al alimón’ y, entre otros, el álbum de sevillanas ‘¡Viva Triana!’. Isabel Pantoja arrebataba al público con sus interpretaciones y el rescate de la copla, que pasaba por horas bajas, pero en 1983 amplió el registro de sus actuaciones alternando la copla con baladas y canciones melódicas de corte romántico, género al que pertenecía ‘Cambiar por ti’ (1983), compuesto por Paco Cepero.

Boda con Paquirri

Se rumoreó que mantenía un idilio con Pablo Blanco, futbolista del Sevilla. En 1980, en un hotel de Jerez de la Frontera donde ambos se hospedaban, conoció al torero Francisco Rivera ‘Paquirri’, entonces casado con Carmen Ordoñez, con quien tenía dos hijos, Fran y Cayetano. El matador y la tonadillera se casaron en 1983, después de que él hubiera obtenido la anulación de su anterior matrimonio. La boda tuvo lugar en la basílica de Jesús del Gran Poder, en Sevilla. Ella tenía 27 años y él 35; eran guapos, ricos, famosos y ambos se hallaban en la cima de las dos manifestaciones más populares de la tradición folklórica española: los toros y la copla.

Isabel lucía un vestido de raso bordado con una cola de 7 metros diseñado por Lina Fernández. Fran y Cayetano, los hijos del torero y de Carmina Ordóñez, llevaron las arras y los anillos, y el banquete nupcial, al que asistieron 1.500 invitados, tuvo lugar en Los Jerónimos. Los novios resplandecían de felicidad, una felicidad que acabó de colmarse al cabo de un año con la llegada al mundo del primer hijo de la pareja: Francisco José Rivera Pantoja, a quien con los años se conocería como Kiko Rivera, nació el 9 de febrero de 1984 en la clínica Virgen de Fátima, de Sevilla.

Una viudez trágica

Fue el primer hijo de la pareja y el último, ya que la tragedia cayó sobre ellos el 26 de septiembre del mismo año, cuando Paquirri murió de una cornada en Pozoblanco (Córdoba). La muerte del torero tuvo un impacto mediático impresionante y ella se convirtió en ‘la viuda de España’. La imagen de la cogida y la estampa acongojada de la cantante dieron la vuelta al mundo.

No obstante, y como era lógico, Isabel Pantoja, tras una temporada de duelo, volvió a los escenarios y lo hizo con un álbum ‘Marinero de luces’ (1985), de José Luis Perales, con el que alcanzó un éxito espectacular y del que se vendieron un millón de copias sólo en España.

Rumores sobre sus relaciones

La carrera de Isabel (‘la Pantoja’, como la llama el público cariñosamente, dejando claro que para sus millones de fans Pantoja no hay más que una) iba de éxito en éxito (‘Desde Andalucía’, 1988, del compositor mexicano Juan Gabriel; ‘Se me enamora el alma’, 1989, de José Luis Perales; ‘Corazón herido’, 1992), de gira triunfal en gira triunfal por España y América Latina. Pero siempre estuvo salpicada, eso sí, por pleitos judiciales entablados entre ellas y los hijos del desaparecido torero y de Carmen Ordóñez, y por rumores sobre su vida privada que voces inoportunas vinculan con Encarna Sánchez (1991), primero, y, posteriormente, con la cantante María del Monte (1997).

En 1990, Isabel Pantoja debutó en el cine, en la película ‘Yo soy esa’, de Luis Sanz, con José Coronado y Loles León, y al cabo de un año repitió en la pantalla grande con ‘El día que nací yo’ (1991), de Pedro Olea, con Arturo Fernández. En 1996 adoptó a una niña peruana, llamada María Isabel, 'Chabelita'

A raíz de dicha adopción, Isabel sufrió ataques en la prensa peruana, que publicó una información en la que se decía que la cantante había pagado 100.000 euros a Vladimiro Montesinos, asesor del presidente Fujimori, para facilitar la adopción, hecho que ella negó ante la Audencia Nacional, que no encontró ningún indicio de irregularidad en la adopción y dio el caso por cerrado.

Idilio con Julián Muñoz

De todos modos, las causas judiciales seguirán presentes en la vida de la cantante a raíz de su relación con Julián Muñoz, alcalde de Marbella, a quien conoció en agosto de 2002, en la inauguración de su bar ‘Cantora Kopas’, en Fuengirola (Málaga).

Pronto surgieron rumores de idilio entre ambos, pero Isabel lo desmintió aunque se aseguraba que se había roto su vínculo sentimental con Diego Gómez, ex jugador de baloncesto y relaciones públicas del Hotel y Casino de Torrequebrada, que duraba desde hacía tres años. Las habladurías sobre la Pantoja y el alcalde de Marbella prosiguieron, sin que la pareja confirmara sus relaciones, hasta que Maite Zaldívar, esposa de Julián Muñoz, anunció, en mayo de 2003, que ella y su marido se separaban porque él estaba con Isabel.

Ese mismo año, Isabel se instaló a vivir en Marbella. En noviembre de 2004, la Audiencia Provincial de Málaga la condenó a pagar 92.000 euros a la empresa que construyó la terraza-discoteca del bar Cantora Kopas y la tienda de recuerdos Cantora souvenirs por incumplimiento de contrato.  

Detenida por blanqueo de capitales

Julián Múñoz, que dejó de ser alcalde de Marbella por perder una moción de censura, fue detenido en julio de 2006, por su supuesta implicación en el ‘caso Malaya’, la trama de corrupción urbanística más aparatosa descubierta en España, pasando en la cárcel dos años y medio.

Mientras, Isabel Pantoja le visitó en la cárcel pero la trama la había engullido también ella, ya que el 2 de mayo de 2007 fue detenida acusada de varios delitos contra hacienda pública y blanqueo de capitales. Tras unas horas de arresto, fue puesta en libertad bajo fianza de 90.000 euros. En 2009, en una entrevista, declaró que ella y su pareja habían roto sus relaciones.

Ella y su hijo, Kiko Rivera, junto a Jorge Javier Vázquez,  retransmitieron en directo las doce campanadas de Nochevieja 2011-2012 desde la Puerta del Sol de Madrid: fue la retransmisión de las doce campanadas más vistas desde el inicio de la televisión privada.

Condenada

Empezaba un año, el 2012, que Isabel Pantoja difícilmente olvidará. El año en el que iba a rendir cuentas con la justicia. El 28 de junio la tonadillera se sentaba por primera vez ante el juez acusada de blanquear 1,8 millones de euros. Isabel, que compartía banquillo con su expareja, Julián Muñoz y la exesposa de este, Maite Zaldívar, se enfrentaba a una pena de 3 años y medio de cárcel y a una multa de 3,6 millones de euros. El juicio por blanqueo de capitales, en el que Isabel se negó a contestar a las preguntas del fiscal, se alargó más allá de 2012 y el 29 de enero de 2013 quedaba visto para sentencia. El revés judicial llegaba el 16 de abril de 2013, cuando era condenada a una pena de dos años de prisión y a pagar una multa de 1.147.148,96 euros

Pocos días después de conocer la sentencia, los abogados de la tonadillera presentaron un recurso para pedir la libre absolución de Isabel. Por su parte la Fiscalía Anticorrupción, que pedía para la tonadillera 3 años y medio de cárcel y una multa de 3,6 millones de euros, presentó también un recurso de casación contra la sentencia alegando infracción a la ley.

El 3 de noviembre, la Audiencia de Málaga dictó un auto por el cual Isabel Pantoja debe ingresar en prisión, ya que el tribunal considera que no es merecedora del beneficio de no ir a la cárcel (potestad del juez) pese a que la condena no supera los dos años y carece de antecedentes. Además, se le permite pagar la multa a plazos, tras haber pagado 100.000 euros. La cantante debe pagar 210.000 euros cada trimestre hasta satisfacer el importe total de la multa.

Tres nietos con polémica

A Isabel Pantoja solo le devuelve la sonrisa tener consigo a sus nietos: Francisquito, hijo de Kiko y de Jessica Bueno, nacido en noviembre de 2012; Albertito, hijo de Chabelita y Alberto Isla, nacido en marzo de 2014 cuando Chabelita tenía solo 18 años y Ana, hija de Kiko e Irene Rosales, nacida el 15 de diciembre de 2015. Las relaciones de los hijos de Isabel con sus exparejas no son nada buenas y los jóvenes padres han tenido que resolver sus diferencias en los tribunales.

Ingreso en prisión

La tonadillera ingresó en la prisión de Alcalá de Guadaíra, Sevilla, el 21 de noviembre de 2014, para cumplir la condena de dos años que le impuso el juez. Isabel Pantoja ocupó una celda de uno de los módulos de respeto, el A, y fue asignada a uno de los grupos de limpieza. Moralmente destrozada, Pantoja necesitó de medicación para intentar superar su depresión y su claustrofobia. Asimismo, buscó refugio en el capellán de la prisión y en misa. 

Curiosidades

Fecha de nacimiento
02/08/1956
Pareja
Soltera
Horóscopo
Leo
Exparejas
Julián Muñoz, Paquirri

Artículos relacionados

Las noticias de Isabel Pantoja