Amador y José Fernando, nuevas ausencias

El 'clan Jurado' se rompe a pedazos en cada homenaje a 'La más grande'

La VII Semana Cultural Rocío Jurado en Chipiona estuvo marcada por las grandes ausencias

1 / 7

1 / 7

Sus grandes apoyos

Gtres

2 / 7

Gran emoción

Gtres

3 / 7

Maestras de ceremonia

Gtres

4 / 7

Rosa Benito

Gtres

5 / 7

Rocío Carrasco

Gtres

6 / 7

José Fernando

Gtres

23 de agosto de 2016, 10:44

El pasado mes de junio, se cumplía el décimo aniversario de la muerte de Rocío Jurado. En un año tan importante para su familia y su pueblo, no era de extrañar, conflictos aparte, que los miembros del clan -o al menos una buena parte de ellos-, se quisieran dejar ver por Chipiona en la VII Semana Cultural Rocío Jurado.

Relacionado con esta noticia

De este modo, y aparentando total normalidad, José Ortega Cano llegó al recinto en el que se celebró la ceremonia inaugural acompañado de su hija Gloria Camila, que está muy pendiente de él, después de la fuerte polémica que envuelve a José Fernando, que no acudió al homenaje porque, después de haberse negado a ingresar en un centro de rehabilitación, decidió volver al lado de su novia Michu. Por su parte, Gloria, que acaba de reabrir su tienda de ropa en Sevilla, cuenta con el apoyo incondicional de su novio Kiko. La hija de la Más Grande ha querido contestar a Michu, quien ha dejado una serie de mensajes en las redes asegurando que José Fernando solo la tiene a ella, y le ha dicho que "no me importa lo que diga esa señora, mi hermano no está solo".

Allí, en la plaza del ayuntamiento, también se dieron cita Gloria Mohedano, su marido José Antonio y Rosa Benito. Una imagen que llamó mucho la atención, no sólo porque hacía tiempo que la excolaboradora de ‘Sálvame’ no se dejaba ver por ningún acto homenaje a su excuñada, sino también, porque uno de los grandes ausentes fue su exmarido y hermano de la artista, Amador Mohedano. Al ser preguntada por su ausencia, Rosa fue tajante: "Si él no quiere estar, él se lo pierde". Los Mohedano arroparon a la Benito, dejando patente el cariño que les sigue uniendo, a pesar de que ella ya no esté con Amador. Rosa, recuperada ya de su reciente caída, aunque "todavía tengo los morados", explicó que está "haciendo cosas" con su hija Rosario y que iba a coger ahora unos días de descanso. La excolaboradora de 'Sálvame' justificó su asistencia declarando que "no me voy a perder nada por el qué dirán", y confesó que estaba "arrepentida por no haber ido al cementerio cuando se cumplieron los diez años de su muerte, porque creo que yo era una de las personas que debía haber estado". La ex de Amador recordó a su excuñada Rocío: "He vivido tantas cosas con mi cuñada que hay mucha gente, incluso de su propia sangre, que no las han conocen".

La gran ausencia del día fue de nuevo Rocío Carrasco, que tal vez inmersa en los preparativos de su boda con Fidel Albiac, o bien evitando avivar las llamas de la guerra que mantiene con casi todos los miembros del clan Jurado, decidió no asistir al homenaje a su madre. Rosa Benito jugó al despiste acerca de su presencia en la boda de Rociíto y solo dijo al respecto que: "Si voy, me veréis en la foto".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...