Júpiter protege tu hogar y tu familia, será un año fantástico.

Tu capacidad para las relaciones personales estarán potenciadas y gracias a ello conseguirás grandes oportunidades para progresar en todos los ámbitos.

Ciertas preocupaciones o el malestar emocional pueden alterar también tu salud física. Cuida especialmente este aspecto que se tambalea debido a tu sensibilidad. Trabaja para conseguir mayor fortaleza de espíritu y ver siempre cualquier situación por el lado positivo. Recuerda que mantener un nivel alto de energía es la mejor manera de prevenir enfermedades. Recurre a los poderes curativos del agua, que a ti te serán de gran utilidad, tanto en lo que se refiere a su ingestión, altamente depuradora, como a los tratamientos externos basados en la hidroterapia.

Tu potencial económico te llegará a través de la familia o será dinero destinado a mejorar este aspecto. Ambos términos, dinero y familia, van unidos este año.

La faceta familiar será importantísima para ti durante este año 2020. Júpiter pasará casi todo el año en esta casa y ello indica que aportará más felicidad y prosperidad a la familia. Te resultará especialmente propicio el trabajo en casa o puedes tener oportunidades interesantes en negocios familiares. También te llegarán ingresos por vía familiar, procedentes de regalos, donaciones o quizá herencia de algún pariente lejano. En cualquier caso será algo inesperado.

Tu vida social irá ganando fuerza en el transcurso del año. Procura potenciar esa faceta porque te va a resultar interesante y positiva

Marte aumenta tu magnetismo personal y te surgirán muchas oportunidades amorosas, pero controla tu impulsividad porque no es oro todo lo que reluce. Te atraerán los hombres apasionados, pero te surgirán más opciones románticas que de este tipo. No te desanimes porque te causarán menos problemas y pueden ser muy satisfactorias. Tendrás encuentros muy interesantes en los círculos deportivos, como el gimnasio o el grupo con el que sales a patinar de vez en cuando.

A lo largo de 2020, avanzarás hacia la madurez, progresarás psicológicamente y esto te dará una visión más positiva de la vida. Valorarás más lo que has conseguido y lo mucho que te queda todavía por alcanzar. Éste es también un año para la sanación emocional. Aprenderás a gestionar tus sentimientos y evitar que las actitudes de los demás te causen daño.